RapidShare lanza al mercado RapidDrive, un servicio de almacenamiento on-line

Por si no había suficiente con Google Drive y el resto de competidores que le han ido saliendo últimamente a Dropbox, ahora RapidShare ha decidido lanzar otro rival llamado rapiddrive. El servicio, que requiere una suscripción a RapidPro, convierte el directorio de archivos de un usuario en una carpeta como cualquier otra en Windows para poder interactuar con Rapidshare de forma más directa.

Es decir, tenemos una carpeta a lo Dropbox en nuestro explorador de Windows, con la ventaja de que todo lo que copiemos en esa carpeta quedará automáticamente cargado en los servidores de Rapidshare para poder compartirlo como queramos. Quizás la mayoría de personas se quedará con Dropbox como ha pasado hasta ahora aún con todos esos nuevos rivales que comentamos, aunque RapidDrive puede ser muy útil si usamos los servidores de RapidShare con frecuencia.

El servicio está en fase beta y de momento sólo funciona en las versiones XP, Vista y 7 de Windows. En la nota de prensa oficial prometen versiones para otras plataformas (esperemos que se refieran a Linux y OS X), y esperan tener la primera versión final y estable para el próximo mes de septiembre. ¿Todo este alud de competidores de Dropbox os ha hecho cambiar de servicio o seguís usando el que teníais desde un principio?

Durante las últimas semanas hemos visto numerosos servicios de almacenamiento en la nube que surgían como competidores de Dropbox: Google Drive, Cubby de LogMe In, bitcasa… A todos estos nombres ahora hay que sumar RapidDrive, una aplicación similar que nos llega desde RapidShare.

El funcionamiento es bastante sencillo: se crea una nueva unidad virtual de almacenamiento en el ordenador del usuario y todo lo que allí se meta se sube automáticamente a los servidores de la compañía, permitiendo sincronizar la información en varios dispositivos.

El servicio simplemente es una solución de almacenamiento, no es posible instalar aplicaciones desde el mismo.

Según dice, debemos esperara hasta septiembre para poder disfrutar de la versión definitiva. Hasta entonces solo podrá ser utilizado por los clientes de RapidPro, un servicio que tiene un coste de 10 euros por 30 días, 30 euros por 150 días o 100 euros por dos años.

Todo indica que a RapidDrive le va a costar abrirse hueco en el mercado, puesto que existen varios servicios similares que están disponibles de forma gratuita y que están operativos en más plataformas. Además de dropbox.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.