Resumen del libro: “El Ejecutivo Eficaz” del autor Peter F. Drucker

El Ejecutivo Eficaz

Por: Sheila Hernández Cruz

Hoy en día, las empresas necesitan de ejecutivos eficientes y eficaces que sean capaces de ejecutar las actividades que se presentan a diario, para lograrlo existen puntos que deben tomarse en cuenta y así convertirse en un ejecutivo eficaz, y poder realizar las diversas tareas que exigen las grandes empresas, debido a que son de suma importancia como la toma de decisiones, administración del tiempo y priorización de actividades relacionadas con el día a día de un ejecutivo contemporáneo.

Por ello es importante tomar en cuenta cuatro puntos que son decisivos para ser un ejecutivo eficaz y exitoso.

“La efectividad puede aprenderse”

Es un punto muy importante para lograr la eficacia como ejecutivo, dado que nos provee de claras definiciones para ponernos en contexto sobre lo que se entiende del porqué las organizaciones necesitan ejecutivos eficientes, saber qué es un ejecutivo, las realidades en las que hoy en día cualquier ejecutivo se desenvuelve, al momento de hacer la promesa de efectividad que conlleva ser contratado en una empresa u organización.

De alguna manera la efectividad puede alcanzarse mediante un proceso de aprendizaje, por ello se concibe que desde las primeras estructuras organizacionales las cuales iniciaron en los inicios del siglo XX, se implementó la capacitación y adiestramiento laboral dado que la importancia estaba en la optimización del rendimiento del trabajador, y se juzgaba de acuerdo a sus capacidades y las actividades que este hacía.

A partir de la aparición del trabajador de conocimiento, la óptima gestión de las organizaciones se torna más crítica para competir entre países desarrollados tales cómo EE.UU. países de Europa Occidental, Japón y Rusia.

La efectividad se define como un hábito, una práctica que, de no ser incorporada y puesta en acción, hace inefectivo hasta al más inteligente, creativo, diestro y capaz de los ejecutivos pues de nada sirve que un ejecutivo tenga conocimientos suficientes si no sabe cómo aplicarlos y en qué momento aplicarlos.

Como se sabe en las organizaciones a veces surgen situaciones inesperadas que necesitan de una solución instantánea, es entonces donde nuestros ejecutivos deben saber aplicar sus conocimientos y saber resolver los problemas instantáneamente, tomando una decisión que si bien no es la adecuada de un momento a otro puede significar el éxito o el fracaso de la organización.

Otro punto que un ejecutivo altamente exitoso debe tomar en cuenta es “Controlar su tiempo”

Se destaca la realización de una periódica comparación entre lo que se ha planificado hacer y lo que en realidad se hace y de esta manera detectar las tareas que están consumiendo más tiempo del ejecutivo, para luego priorizar actividades en las que se va a participar, delegar tareas que no sean del nivel en que debe estar el ejecutivo y otras labores protocolares que restan mucho más tiempo de lo que un ejecutivo podría desear. Se destaca esta actividad como la más importante y que define al ejecutivo eficaz en su esencia.

Otro punto importante a tomar en cuenta para el éxito es preguntarse “¿Qué puedo aportar”? y cuanto ¿“Cómo tornar productiva la energía”?

Las obligaciones del ejecutivo tales como: desarrollar una mirada distinta de las cosas, concentrarse en su contribución para con los resultados de la organización y volcar su atención en lo externo.

Esto se puede proponer poniéndose en el lugar del cliente y siempre pensando desde el punto de vista de quien consumirá el producto o servicio final. Preguntándose cómo le gustaría que fuera tratado al momento de recibir la atención como cliente, esto con la finalidad de siempre cumplir con las expectativas de los clientes, pues para la organización el cliente siempre será lo más importante ya que de ellos depende el éxito que la empresa puede tener.

Para que un ejecutivo sea efectivo también es importante las relaciones humanas que deben llevarse dentro de un grupo de “trabajadores cerebrales” apuntando a 4 pilares fundamentales, estos son: Comunicación, Trabajo en Equipo, Autodesarrollo y Desarrollo de los demás.

Para lograr reuniones productivas la expresión inicial de los objetivos de esta y el resultado que se espera obtener son la clave para optimizar la toma de decisiones. A la hora de armar equipos, deben tomarse en cuenta las fortalezas y potenciales de cada integrante esto también indica incluso que no deberíamos ni siquiera enterarnos de las debilidades de aquellas personas que se elegirán para esos puestos clave.

Por otro lado, el ejecutivo eficiente procura que la fuerza de su propio jefe se desarrolle plenamente, lo que asegura una estrategia de sucesión de ejecutivos que podrán ir avanzando conforme escala su jefatura directa.

Como se puede comprender ser un ejecutivo eficaz comprende de esfuerzo, trabajo y dedicación como se describe en los puntos anteriores. Es claro que mientras más pase el tiempo nuevas tendencias surgen, y nunca se dejará de aprender, pero si se quiere lograr ser un ejecutivo eficaz y exitoso se requiere de concentración en aquellas contribuciones importantes, desechando las prácticas pasadas que ya no son efectivas y revisando periódicamente esta condición.

Estos cuatro puntos se consideran fundamentales debido a que rigen la acción de priorizar, y entregar totalmente los conocimientos y habilidades al momento de desempeñarse intelectualmente y hacer la diferencia. En su conclusión “La Efectividad debe Aprenderse”.

Drucker, Peter F.,1967, “El Ejecutivo Eficaz”, primera edición, editorial “Debolsillo”, Argentina, 192 pp.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.