existen tanto dolor emocional y pobreza de espíritu, de ver personas hundidas en su desgracia y lo primero que tienen que hacer es que ellas misma se den cuentan que necesitan un cambio y no es de lugar ni tener dinero , lo que necesitan es un cambio de mentalidad. Salir de ese agujero negro que hay caido y saber que Dios nos ha dado muchas habilidades que necesitamos usarla ,medito como un simple gesto una sonrisa puede cambiar la vida a alguien .

Responder