Robo de papel moneda: ladrones contra empresas de seguridad

El oficio de ladrón de billetes nació con la invención misma de los billetes de banco. Los métodos y herramientas para enfrentarlos no han dejado de evolucionar. A continuación presentamos algunas técnicas de las empresas de seguridad para combatir el robo de papel moneda.

Blindaje, armas y nuevas tecnologías

La solución más clásica para impedir el robo de billetes consiste en depositarlos en lugares tan impenetrables como sea posible. Los dispositivos de protección como los cajeros automáticos o furgones blindados, fabricados por empresas como Cambli o Carat Security Group, utilizan material de alta resistencia  para proteger el dinero de ataques particularmente violentos (con armas, vehículos utilizados como proyectiles, etc.).

El perfeccionamiento de estos dispositivos, por medio de blindajes de mayor resistencia, materiales de menor peso para mayor velocidad de los vehículos, etc., constituye un foco importante en la evolución de la protección contra el robo de papel moneda.

La tecnología también permite fortalecer la seguridad de los billetes durante su transporte y almacenamiento. Los furgones blindados cuentan por ejemplo con sistemas avanzados de localización satelital y de cálculo de itinerarios. La compañía española Prosegur, altamente comprometida en la investigación e innovación en este campo, fue la pionera de la vigilancia satelital de las flotas de furgones. Hoy en día esta empresa continúa desarrollando soluciones de vanguardia como la aplicación Google Glass para profesionales de seguridad desarrollada junto con la compañía Intelygenz (1).

Por otra parte, un elemento constitutivo de los sistemas de defensa de las empresas de seguridad son las armas que utilizan los transportadores y vigilantes de valores (uso generalmente enmarcado por la legislación de cada país). Los transportadores de fondos capacitan además a su personal, como lo hace la empresa Brink’s, en materia técnica (tiro) pero también en cuestiones de comportamiento (manejo de estrés y situaciones de crisis).

Asimismo, los procesos de organización son objeto de exámenes escrupulosos. Las obligaciones jurídicas en vigor son complementadas por procedimientos confidenciales elaborados por empresas especializadas, con los que se busca minimizar los riesgos de robo de papel moneda, organizando de manera óptima los trayectos, las salidas del personal o el acceso a los recintos.

Sistemas de tinta: un robo inútil

Se exploran también otras pistas para que los robos sean inútiles y más peligrosos para los ladrones. Desde hace cerca de veinte años algunas compañías desarrollan sistemas de neutralización de billetes de banco. Oberthur Cash Protection, empresa francesa del grupo François Charles Oberthur Fiduciaire (junto con Oberthur Fiduciaire, uno de los líderes mundiales de la impresión de billetes) fue una de las primeras en el mundo en desarrollar las “maletas inteligentes”, que en caso de robo son capaces de destruir los billetes que contienen. Estas maletas llevan tinta indeleble que liberan sobre los billetes, volviendo imposible su circulación. Este mecanismo se activa si se intenta abrir la maleta a la fuerza, si la apertura  no se realiza en el lugar previsto o si se presenta cualquier otra anomalía con respecto a lo programado.

De esta manera los robos y las acciones violentas contra el personal pierden su sentido. Además de la protección del papel moneda durante su transporte, existen soluciones para su almacenamiento, que implican por ejemplo los cajeros automáticos, un blanco predilecto de los ladrones.

Seguridad de principio a fin y reciclaje de billetes

Robo de papel moneda

Limitar las acciones de manipulación descubierta de billetes es otro modo de prevención de hurto de billetes de banco. Cada vez son más las empresas de protección que adquieren contenedores de seguridad, como los que propone Oberthur Cash Protection, que pueden ser utilizados desde el principio hasta el  final de la cadena de manejo de billetes sin que se necesite ninguna intervención manual durante todo el proceso. De esta manera se disminuye considerablemente la exposición de los billetes.

Algunas compañías transportadoras proponen también otras soluciones que permiten por ejemplo a los comerciantes depositar directamente el papel moneda en contenedores instalados en sus propios locales, reduciendo al máximo la manipulación de los billetes. La compañía sueca Loomis propone así una oferta de este tipo bajo el nombre de Loomis SafePoint.

El reciclaje de billetes es otra solución que busca limitar el riesgo de robo. Tradicionalmente los billetes entregados a los usuarios provienen de centros de almacenamiento en donde son clasificados y verificados antes de ser despachados de nuevo. Ahora bien, las transportadoras buscan actualmente privilegiar las soluciones de proximidad que les permitan hacer circular los billetes sin pasar sistemáticamente por el centro de almacenamiento. Al reducir los circuitos y hacer los trayectos más aleatorios, la exposición al riesgo disminuye.

Este procedimiento, llamado reciclaje, requiere sin embargo una revisión de la organización, de los procedimientos y la obtención de autorizaciones especiales. Aun así, varias empresas se han mostrado muy favorables.  Wincor Nixdorf ha hecho de este tipo de soluciones una de sus especialidades, dentro de su oferta de “cash management”.

La caza de ladrones

Las empresas de seguridad disponen de herramientas que pueden contribuir al arresto y condena de los delincuentes, lo que constituye un argumento más de disuasión. Existen en particular ofertas de videovigilancia especialmente desarrolladas para los cajeros automáticos, como AXIS P12 (optimización del tamaño y de la posición de las cámaras, para que el reconocimiento facial sea explotable ante un tribunal, conexión con un sistema de alarma, etc.).

Por otra parte, la tinta usada para neutralizar los billetes en las maletas inteligentes de Oberthur Cash Protection contiene por ejemplos trazadores que permiten relacionar el billete manchado al lugar y al momento en donde fue robado. Permite además desenmascarar a los ladrones que estuvieron en contacto con la tinta. De esta manera se facilitan las investigaciones y los arrestos, como lo evidencia a menudo las noticias (2).

La protección y la disuasión constituyen los dos principales ejes de las políticas de las empresas de seguridad para luchar contra el robo de billetes. Se espera que con el tiempo los resultados de la disuasión hagan que la protección sea (casi) innecesaria.

(1) http://innovacion.ticbeat.com/los-vigilantes-de-seguridad-de-prosegur-trabajaran-con-google-glass/

(2) Ver por ejemplo un caso reciente http://nypost.com/2014/05/23/thieves-caught-after-dye-pack-explodes-in-bank-heist/


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.