Sácale el máximo a la contabilidad de costes y mejora la toma de decisiones

La contabilidad de costes es una herramienta esencial para la gestión de gastos empresarial. Este método tiene como objetivo proporcionar toda la información necesaria para el desarrollo de la actividad. Saber analizar correctamente los datos te facilitará y te ayudará a escoger la mejor opción para tu empresa y ayudarte a ser más competitivo. ¿Quieres saber cómo? Descúbrelo en el siguiente artículo.

Hay diferentes maneras de plantearse la toma de decisiones empresariales. Pero no hay ninguna duda que la contabilidad de costes es el sistema de información contable que ayuda a cubrir las necesidades de la dirección acerca de la gestión empresarial.

En cualquier compañía, sea del sector y del tamaño que sea, frecuentemente se toman resoluciones importantes para su desarrollo. En un primer nivel, la contabilidad de costes ayuda a diseñar acciones que se utilizarán para cumplir los objetivos fijados en la empresa, sobretodo en referencia operativa. Pero también sirve para cuestiones estratégicas o de soporte. Para eso, haremos servir herramientas como los presupuestos, el costeo por actividades o el modelo costo / volumen / utilidad.

contabilidad de costes

Para que la contabilidad de costes sea efectiva a todos estos niveles, se enfoca a través del método científico, a través de los siguientes pasos: análisis, decisión y puesta en práctica.

  1. Análisis de los datos: Antes de tomar una decisión, hay que disponer de la máxima información. Es importante tener todos los datos necesarios para que la toma de decisiones sea efectiva. Así pues, el primer paso será ¿tenemos todos los documentos? ¿de dónde los podemos extraer? Además, también podemos ver si en un pasado la compañía se encontró con una situación similar y cuáles fueron los pasos y su efectividad, para plantearnos volver a aplicarlo, hacer modificaciones o hacer un método totalmente diferente. Con todos los datos bien estudiados, estaremos listos para tomar la mejor opción.
  2. Decisión: Con todos los datos recopilados pondremos varios escenarios y soluciones, enfocando la cuestión desde diferentes perspectivas. Después iremos descartando las soluciones hasta quedarnos con la mejor opción.
  3. Puesta en práctica: La puesta en práctica no se reduce a la aplicación de la alternativa seleccionada, sino que va más allá. Es muy importante hacer el seguimiento de la decisión escogida. Para esto es importante que haya un proceso de retroalimentación que provea a la dirección de la información necesaria y los medios para determinar la efectividad de la acción escogida. También hay que tener en cuenta que si aparecen nuevos datos se tendrán que valorar, y así ser lo más eficiente posible.

Disponer de una correcta información gracias a la contabilidad de costes nos servirá para las decisiones estratégicas y de planificación, pero también es esencial para el control administrativo. Gracias a ella podremos valorar si utilizamos los recursos correctos y de forma eficiente para la empresa, o si se siguen los objetivos previstos, etc.

En conclusión, en cualquier empresa la calidad de las decisiones a tomar, ya sean habituales o de gran importancia, estará directamente ligada a la calidad de la información que se disponga, y si es fiable, clara y está actualizada. Y su uso asegurará una mejoría de las decisiones a tomar que afectarán a todos los niveles de la empresa.


Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

1 Comentario en este artículo
  1. Anónimo Reply

    Quisiera saber cómo se llama el Autor de este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.