Seguir Adelante…..

Seguir Adelante……

Cuando comenzamos a laborar en una empresa es porque durante la selección cumplimos con los requisitos exigidos para el puesto encomendando, durante el proceso de entrenamiento, adaptación, moldeo, etc., tenemos más altos que bajos de allí es la frase “Toda escoba nueva barre bien” y comienzan a surgir comentarios favorable. En ocasiones sale alguien por allí y comenta “Mosca que todo lo que se alaba se ensucia. Lo que debemos tener claro que tenemos la oportunidad de participar e involucrarnos en la lucha por la generación de recursos.

Lo cierto es que existen dos caminos, el primero que nos observen nuestras habilidades, deseos de superación y de crecimiento y desarrollo logrando hacer carrera en la empresa, el segundo es que seamos victimas de circunstancias laborales o personales y empecemos en caída libre hasta nuestro retiro.

Surgen miles de preguntas de que paso o que nos paso, pero ¿Qué entendimos mal cuando comenzamos a trabajar?.

Todos los puestos de trabajos tienen un objetivo, estos no son solos personales o de desarrollo como profesional, son de empresa, lamentablemente lo que es factor común y error es que a casi nadie le interesa como se cumplió el objetivo, el esfuerzo realizado. Lo cierto es que las empresas son generadoras de personas y a estas tenemos que verlas como el eje de vida de toda organización, por tal motivo debemos estar en la constante búsqueda de herramientas suplementarias que nos permita cumplir de la mejor manera y en el menor tiempo posible.

En otras ocasiones sentimos que nos estamos dando contra la pared y no avanzamos y no saber explicar que es lo que nos pasa, La expresión “darse contra la pared” significa llegar al final de nuestras posibilidades. Nada va bien, todo se ha agotado, hemos dado todo lo que teníamos y no nos queda a dónde ir.Si no somos como Casper, el simpático fantasma, no podemos atravesar las paredes, de modo que nuestra única alternativa es abrir una puerta o quedarnos bloqueados. Si estamos en una situación frustrante, la mejor solución es detenernos antes de la pared y reflexionar.

¿Cómo salir adelante, si ya hemos hecho todo lo que podíamos? Si tratamos con gente imposible, ¿cómo prescindir de ella o, al menos, no dejar que influya en nosotros? Si nos encontramos ante un callejón sin salida en un determinado proyecto, ¿qué alternativas tenemos para comenzar de nuevo?, lo cierto es que nada justifica que nos demos contra la pared pidamos ayuda para recuperar nuestras fuerzas y seguir adelante.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.