Soluciona los Conflictos con tus Socios

Es extraño ver como un negocio, formado por varios socios, cuando marcha bien y genera beneficios, sea motivo de discusión y desacuerdo entre éstos. Sin embargo, cuando aparecen los primeros  problemas la situación parece darse la vuelta y transformar a las personas, entonces ya no resulta tan extraño ver discrepancias entre los socios. En este artículo vamos a realizar una especial mención a este punto tan importante para la viabilidad y futuro de una empresa: Los socios, prevención y soluciones ante las disputas.

Prevención

Cuando se da esta situación, al no existir un plan que permita solventar los apuros de una forma mucho más preparada y rápida, empiezan a surgir cismas entre los socios pudiendo originar en muchos casos el bloqueo de la empresa, lo que conllevaría a una pérdida de presencia e imagen en el mercado y posiblemente a un descenso de las ventas. Como puedes ver, es una cadena que en algunas ocasiones termina llevándose por delante a toda la plantilla y el futuro del negocio.

Recuerda que la imagen que ofrecemos es nuestra tarjeta de presentación ante nuestros actuales y futuros clientes, si ésta se encuentra arrugada y rota, nadie querrá confiar en nosotros.  Tenemos que adelantarnos y poner todas las medidas posibles para evitar llegar a estos extremos.

Socios¿Cómo?

Con protocolos de actuación, acuerdos firmados y todo tipo de cláusulas que impidan que las actuaciones de determinados socios pongan en riesgo la viabilidad de la empresa. Si no tomamos en serio este tipo de cuestiones, es muy probable que los problemas derivados de los desacuerdos acaben en los tribunales con sentencias costosas y muy largas.

Solución

Existe una formula muy empleada e interesante denominada “Arbitraje”, en ella muchas empresas que tienen problemas encuentran la solución a todos los desacuerdos que pueda tener entre su cúpula directiva. Su procedimiento es muy sencillo y ofrece los mismos resultados y efectividad que la propia resolución que pueda dictar un juez.

La diferencia radica en que no será necesario llegar a la vía judicial, ya que se designará a un colegio arbitral o árbitro para que tenga total competencia y pueda mediar entre una disputa de los socios. De esta forma, además de resultar mucho más económico que el proceso judicial, no pondrá en alto riesgo la viabilidad de la empresa ya que garantiza una solución en un plazo inferior a 3 meses y su total confidencialidad.


Artículo escrito por Javier Diaz

Soy un Joven emprendedor apasionado por la tecnología, la educación y los negocios. Blogger en Negocios y Emprendimiento, creador de Emprendices, Co-fundador de Net Masters y Docente de Emprendimiento.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.