Saltar al contenido

Storydoing: ¿Qué es y en qué se diferencia del Storytelling?

el 23 septiembre 2020

Cuando la narrativa y las redes sociales se mezclan, desarrollar historias permitirá que las marcas creen experiencias mucho más amenas con los clientes.

El arte de contar historias con impacto en nuestras audiencias, historias que dejan marca. Eso es el Storytelling. ¿Por qué cambiar entonces lo que no se ha roto?

Podemos estar de acuerdo que no hay nada más poderoso que una buena historia. Sin embargo, en el mundo del marketing eso ya no es suficiente, por lo que es necesario pasar de las palabras a la acción, y en eso se basa el Storydoing.

A continuación, te explicaremos en profundidad de qué se trata y por qué es tan importante a la hora de implementarlo en tu plan de medios y tu estrategia de contenido.

Storydoing

¿Qué es Storydoing?

Si buscamos darle forma a este concepto, es necesario puntualizar que el Storytelling busca transmitir los valores, el espíritu y los beneficios que aporta la marca a través de las historias.

Esta técnica permite diferenciarte de otras empresas, pero ¿Qué pasaría si llevas las palabras a la acción?

La idea está en crear una historia y llevarla a la acción contando la utilidad de los productos, convirtiéndola en una experiencia que los consumidores podrán disfrutar y aprender.

Para llevarlo a la práctica, es necesario conocer bien nuestra empresa, analizar qué representa, y elegir los elementos que más se adaptan a las necesidades del cliente.

En definitiva, tu marca debe ofrecer una verdadera experiencia en relación a los valores que la acompañan. No cuentes historias que no podrás llevar a la acción.

El Storydoing y su relación con los usuarios

El Storydoing involucra a los usuarios, ya que las experiencias brindan un valor agregado, generando mayor impacto en las redes sociales, y convirtiéndolos en embajadores de la marca.

También es importante mencionar que esta práctica toma en cuenta a los propios empleados, ya que si ellos están comprometidos con el trabajo, los clientes tendrán una mejor experiencia.

Es necesario comentar que, muchas empresas suelen trabajar bajo sistemas automatizados, y a los ojos del consumidor, es una clara deshumanización de la marca, y una respuesta personalizada es lo que asegura que el cliente vuelva.

Diferencia entre Storytelling y Storydoing

Entre ambos términos, existe una gran diferencia, y es que mientras uno simplemente cuenta la historia de la marca, el otro actúa para crear experiencias para los clientes.

Hacer un cambio en la manera de contar una historia es fundamental para construir un negocio, especialmente si se utilizan los canales de comunicación adecuados para difundir la información.

Mientras el Storytelling busca contar historias, el Storydoing las lleva a cabo, con la intención de generar confianza en la marca. Aunque según estadísticas, el 90% de las personas confían en la recomendación de un amigo, el 75% en las reseñas que observa en Internet, y el 50% en la publicidad, lo que da a entender que un buen mensaje puede ser decisivo al momento de comprar.

Las acciones dicen más que las palabras. Contar historias sin ningún objetivo no funciona. Si comenzamos con un discurso sólido, el resto de las decisiones serán más fáciles de tomar, ya que los objetivos estarán establecidos y las metas serán más claras.

¿Cómo funciona la narrativa en el marketing?

Las marcas buscan diferenciarse y resaltar ante el resto, de eso no hay duda; algunas lo hacen a través de las imágenes, y otras utilizan la narrativa para llegar a los clientes.

Invertir en publicidad no es suficiente para construir una verdadera relación con los clientes. Es necesaria una historia que sea convincente y proporcione valor para los que siguen la marca; también es una manera de asegurar que regresen por más.

El valor del contenido radica en la experiencia, y las relaciones duraderas se construyen con el tiempo y con una buena narrativa ligada a las necesidades de tu cliente ideal.

¿El Storytelling y el Storydoing funcionan?

Sí, funcionan. El Storytelling y el Storydoing han existido desde hace tiempo. Sin embargo, las marcas han empezado a utilizar mucho más la narrativa para impulsar de la mejor manera sus productos y servicios.

Normalmente, las empresas que triunfan utilizando este método, es porque las historias son contadas también por los clientes, los cuales se han convertido en embajadores de la marca, y según estadísticas, las recomendaciones por conocidos son mucho más valiosas que otras.

Las historias no surgen de la nada, se crean porque las empresas cumplieron sus promesas, por lo que actúan para brindar una mejor calidad y experiencias duraderas a los clientes.

Ejemplo de Storydoing

Comentamos que el Storydoing busca llevar a la acción los valores de la marca, y un claro ejemplo de ello fue Coca-Cola, quien ha buscado siempre conectarse con la felicidad y el compartir con seres queridos o amigos.

Optaron por crear una campaña que buscaba transmitir sus valores a través del trabajo en equipo, colocando una máquina de refrescos con la opción 2×1, la cual apodaron «La Máquina de la Felicidad»:

Video ThumbnailCuando la narrativa y las redes sociales se mezclan, desarrollar historias permitirá que las marcas creen experiencias mucho más amenas con los clientes. El arte de contar historias con impacto en nuestras audiencias, historias que dejan marca. Eso es el Storytelling. ¿Por qué cambiar entonces lo qu

¿Qué tan poderosa puede ser una historia?

Las historias pueden ser muy poderosas, y si las combinamos con una buena narrativa, son todavía más efectivas.

Las empresas impulsan su estrategia de marketing a través de experiencias atractivas, buscando captar al mayor número de personas en relación a sus gustos e intereses.

Los clientes confían en las empresas que han conseguido humanizar su marca, y si se combina ese factor con una buena narración, los resultados pueden ser impresionantes.

Y si tratamos de sintetizar toda la información expuesta, invertir en la experiencia del cliente es tan importante como vender un producto, ya que uno de los objetivos siempre deberá ser diferenciarse del resto, y una forma de hacerlo es creando experiencias individuales a los clientes basándose en los objetivos establecidos.

En resumen, el Storytelling se traduce en crear un discurso comunicativo con la intención de acercarnos más al cliente, mientras que Storydoing busca llevar a la acción aquello que fue narrado, creando experiencias que se asocien a la marca y complementando con los valores que la definan.

Acerca del autor: Este artículo fue escrito por Rosmarbis Pérez, Regional Marketing Executive de InfoAd TV.

Artículos Recomendados:

Escrito por

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.