Trabajar en tiempos de crisis

La crisis que estamos sufriendo ha tenido en España su manifestación más dramática en la destrucción de empleo que ha ocasionado. La economía española había experimentado un crecimiento muy significativo en la última década gracias al sector inmobiliario, que se vio frenado de forma brusca, provocando que muchos trabajadores de la construcción y de las industrias auxiliares se quedaran sin trabajo, generando situaciones dramáticas en sus  familias por la pérdida de su principal fuente de ingresos, y afectando de forma negativa al consumo y, consecuentemente, trasladándose el efecto al resto de sectores de la economía.

Ante esta situación, el gobierno español ha puesto en marcha un programa de ayudas extraordinarias para paliar la ausencia de ingresos de muchas familias, aprobando subsidios extraordinarios para las unidades familiares que carecieran de rentas suficientes para subsistir por sus propios medios, pero aún así, no resulta posible mantener esta situación por mucho tiempo ya que el estado también cuenta con un déficit público muy elevado y también ha visto mermados sus ingresos por impuestos al bajar la actividad económica.

Trabajar en tiempos de crisis siempre ha entrañado una gran dificultad, porque las crisis provocan cambios en la estructura económica y se hace necesario un período de tiempo para que tanto las empresas como los trabajadores se adapten a estos cambios. En el caso de los trabajadores, este cambio significa adquirir capacitación para poder desarrollar su profesión en un nuevo entorno, quizá con nuevos medios técnicos,  y en el caso de las empresas se precisa cambiar el sistema de producción mediante la incorporación de nuevas tecnologías. Tanto en el caso de las empresas como en el de los trabajadores, quienes antes afronten este reto serán los más beneficiados.

Centrándonos en el caso de los trabajadores, para trabajar en tiempos de crisis se precisa saber anticiparse a ver las nuevas necesidades que surgirán en las empresas e invertir en su propia formación para capacitarse en el desarrollo de las actividades que el nuevo entorno laboral demanda. Una de las nuevas profesiones que están surgiendo con más fuerza en estos momentos de crisis es la de “social media manager”, que desde hace ya algunos años, este tipo de profesionales están en las plantillas de las grandes empresas, pero ahora la demanda se extiende a todo tipo de empresas por la importancia que están adquiriendo las redes sociales como medio para captar clientes y como medio para impulsar una buena imagen corporativa. En muchos casos, las habilidades en técnicas de “social media” serán el complemento ideal para el desarrollo de una profesión tradicional. En estos momentos de crisis, el éxito en encontrar trabajo está en capacitarse en una de las profesiones con futuro.


Artículo escrito por amatovelle

Después de finalizar mis estudios universitarios, he profundizado en el estudio de la cuestión social a través del conocimiento de la naturaleza humana y me satisface compartir conocimientos con personas que quieran mejorar sus vidas tanto en el aspecto financiero como en sus relaciones sociales.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

1 Comentario en este artículo
  1. Eduardo Arias Reply

    Os invito a formar parte del grupo en Facebook dedicado al libro “Trabajar en tiempos de crisis”

    Un saludo y mucha suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.