Saltar al contenido

Tratamiento fiscal de las sociedades en Europa

el 11 febrero 2020

Muchos negocios cuando crecen tienen la necesidad de abrir nuevos mercados, y sin duda la vieja Europa suele ser unos de los mercados más atractivos.

La decisión fiscal es importante ya que en función donde instalemos nuestra empresa, la carga impositiva puede variar mucho.

Todos los países europeos gravan los ingresos de las empresas, mediante un impuesto de sociedades.

Sin embargo, las tasas del impuesto de sociedades difieren sustancialmente entre los países, desde el 9% en Hungría hasta el 34,4% en Francia. La tasa media en Europa es del 22,5% es ligeramente superior a la media mundial (21,4%).

En España, por ejemplo, el tipo impositivo no es fijo y varía en función de la sociedad, el tipo de negocio, la antigüedad de la empresa y las deducciones o bonificaciones a los que pueden tener derecho las empresas.

El tipo medio en España es del 25%.

Las empresas suelen cualificar a sus trabajadores para que manejen con soltura toda la legislación fiscal. Las empresas pueden acceder a formación bonificada en el área de impuestos.

Tratamiento fiscal de las sociedades en Europa

Analizando los diferentes países de la Unión Europea podemos decir que la tasa más alta del impuesto de sociedades reside en Francia (34.4 por ciento), seguido por Portugal (31.5 por ciento) y Alemania (29.8 por ciento).

La tasa de Alemania incluye la tasa federal del 15 por ciento y los impuestos comerciales municipales, lo que hace que la tasa combinada casi duplique la tasa federal del 29,8 por ciento.

Los países con las tasas más bajas de CIT son Hungría (9,0 por ciento), Irlanda (12,5 por ciento) y Lituania (15,0 por ciento).

La mayoría de los países europeos gravan los ingresos de las empresas con tasas que oscilan entre el 19 y el 25 por ciento.

Un estudio de la OCDE de 2008 reveló que los impuestos sobre los beneficios de las empresas son la forma de tributación más perjudicial para el crecimiento económico.

Es probable que los países con un impuesto más bajo crezcan más rápidamente y atraigan más inversiones y empleos que los países con impuestos elevados.

Lo anterior  va en consonancia con la conclusión que menciona Tax Foundation, los países de África y América tienen el impuesto de sociedades más alto del mundo.

Las bajas tasas del impuesto de sociedades  en Hungría, Irlanda y Lituania pueden tener un impacto positivo en el crecimiento económico de estos países.

Los seis países de Europa con el impuesto de sociedades más bajo.

1. Hungría – 9%

Hungría tiene la tasa de impuesto corporativo más baja de Europa.

Desde que logró salir de las medidas de disciplina presupuestaria de la UE en 2013, está forzando fuertemente la nueva política fiscal para atraer a las empresas extranjeras y estimular a las pequeñas empresas residenciales a invertir más.

Hungría es el lugar perfecto para iniciar su negocio. En su mercado, también puede encontrar profesionales educados y capacitados que puede utilizar para crear una página web de negocios o realizar campañas de marketing digital. Hungría es el paraíso.

2. Irlanda -12,5%

Empresas como google o facebook tiene sus sede europeas en este país.

3. Chipre – 13%

Hay una idea equivocada de que Chipre es un paraíso fiscal offshore para las personas más ricas del mundo. Realmente no es así.

Chipre tiene el mejor régimen fiscal y su legislación fiscal es conforme con la UE y la OCDE.

De hecho, Chipre es el primer país que adoptó completamente las directivas de la UE.

4. Letonia – 15%

Letonia está muy abierta a las inversiones extranjeras y utiliza sus tasas impositivas para estimular directamente el desarrollo de negocios y la entrada de dichas empresas.

5. Polonia – 19%

Los países en desarrollo tienen por norma la mejor política fiscal. Por supuesto, esto se ha creado intencionadamente para estimular la inversión extranjera y el crecimiento económico interno.

6. República Checa – 19%

En la República Checa, las empresas extranjeras y nacionales están sujetas al mismo tratamiento fiscal.

Sin embargo, el capital extranjero se grava con una tasa inferior del 15% y puede ser objeto de una exención en determinadas circunstancias.

Información facilitada por www.cursosbonificados.org.es

Artículos Recomendados:

Escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.