¿Tu estrategia de marketing no funciona? Quizá estés cometiendo uno de estos errores

Como pequeña empresa, quizá pienses que no es necesario acercarte a un especialista para implementar una estrategia de marketing y que tú podrías hacer lo necesario para que tu negocio se dé a conocer. Esto podría ser posible, pero la mayoría de las ocasiones son esfuerzos estériles.

Esto se debe a que estás cometiendo alguno de estos errores:

Tu estrategia de marketing no funciona

No tienes bien claro para qué sirve tu estrategia de marketing

Como dueño de una pequeña empresa, quizá no te interese nada relacionado al marketing porque no le ves sentido. Nadie te ha dicho que una buena estrategia te ayudará a alcanzar tus metas de negocio y obtener más ganancias por tus productos o servicios.

Pero lograr todo esto toma tiempo. Lo primero que hace una buena estrategia es establecer una base sólida que permita dar a conocer tu negocio, para que después sea visto por sus clientes como la primera elección.

La idea de un buen plan de marketing es estar en la mente de las personas, ser la respuesta a la solución de sus problemas y convertirte la elección obvia.

Algo que debes entender, es que el marketing no son los volantes, vallas publicitarias, carteles, comerciales de radio, correos electrónicos, redes sociales y todo eso. Esas son la forma o canales de comunicación que desarrollas tu marketing.

El marketing es tu estrategia de negocio porque se trata de entender al cliente actual, aprovechar sus objetivos y sus aspiraciones, para luego crear productos y servicios que el cliente ideal está dispuesto a adquirir, porque ya conoce, le gusta y confía en una marca.

Estás en el momento incorrecto

Si tu producto, servicio o promoción no está alineada con lo que tus clientes buscan en ese momento, no tiene mucho caso que dediques esfuerzos a ella porque simplemente no están listos para ti. En un ejemplo burdo: estás vendiendo esferas en primavera, nadie las querrá, nadie está interesado y no hay forma de que hagas dinero con ellas.

El ejemplo es obvio, pero muchas veces no lo es, así que antes de decidir que tu producto o servicio es lo que necesitan tus posibles clientes, pregunta directamente con la gente, tus conocidos y averigua qué tan bien le va a tu competencia para ver si es un mercado que deseas atacar.

Si ofreces algo que no necesita, no conoces el problema de tu cliente y por lo tanto nunca te verán como una solución real a lo que quieren.

Tu comunicación falla

Es importante que pienses en tu público meta al crear un mensaje, escúchalos y entiende lo que necesitan y están buscando en ti. Así podrás crear mensajes verdaderamente relevantes para ellos, de no ser así, podrías causar dudas o no entenderán tu oferta. Piénsalo muy bien, tu cliente potencial debe entender realmente tu mensaje, de lo contrario toda tu publicidad es inútil.

Una máxima del proceso de comunicación es que debemos expresar nuestro mensaje con precisión y claridad, pero aquí dependerá del público al que vas dirigido. Entonces debes conocer muy bien a tu público, lo que desean y cómo se expresan ante ello. Habla su propio idioma para entenderlo completamente.

Tu mensaje va ligado a tu audiencia, así que ¿le estás hablando correctamente a las personas de esa edad, capacidad y nivel educativo que son tu público? Saber esto es esencial para comunicar correctamente y reducir las fallas. Así que, para conocerlos, pregunta, haz resuelve todas tus dudas y por lo que más quieras: no asumas el lenguaje, ofertas y soluciones que están buscando tus clientes.

No delegas y te conviertes en todólogo

Es verdad que las pequeñas empresas lo que menos quieren es contratar a personal para que el que no tienen dinero, así que decides hacerlo con tus propias manos. Es verdad que puedes crear un sitio web, tus redes sociales o incluso diseñar tus carteles, volantes o lonas, pero ¿están funcionando como lo planeaste?

Muchas veces, lo que necesitas es una persona que sepa sobre el tema y vea con otros ojos las oportunidades, sea capaz de encontrar una estrategia en el mercado, comprender al cliente, y luego crear oportunidades únicas basadas en este entendimiento.

Piénsalo por un minuto; el hecho de que tengas una calculadora y la sepas utilizar, ¿significa que eres un contador? Pasa lo mismo con las redes sociales, si publicas regularmente a tus amigos en Facebook e Instagram, ¿significa que eres un experto?

Entonces, ¿por qué como pequeña empresa crees que comprando una computadora y algún software especializado te convertirás en diseñador, comercializador y expertos en comunicaciones?

Si buscas crecer tu negocio, es necesario que tu estrategia de marketing sea dirigida por un estratega capaz de desarrollar un plan de marketing integrado. ¿Tú o tus socios pueden hacerlo? De ser así, ¡qué bueno! Sin embargo, es mejor consultar con un experto que se ha desarrollado en ese entorno durante algún tiempo, que muestre habilidades y experiencia que le permitan definir y cumplir con una estrategia que les permita crecer.

Eso sí, lo que nunca debes dejar a un lado es la administración de tu negocio, puedes ayudarte de aplicaciones o herramientas que te ayudarán a establecer un mejor control en tu negocio. Con ello tendrás soluciones a la mano, que te permitirán seguir por el camino del crecimiento.

Un experto te ayudará a construir un plan estratégico que te permita sentar bases, actualizarlo con la experiencia que obtenga y realizar cambios a tiempo que le permita identificar áreas clave para atacar, ya sea generando prospectos, convirtiendo a clientes o aumentando las ventas.

Pero todo esto, puede resultar en un problema de marketing como el siguiente:

No contrataste al experto adecuado

Hay muchas empresas pequeñas que confían ciegamente en sus agencias de marketing, sin embargo, eso puede convertirse en un problema ya que muchas veces las ideas que ejecutan no están alineadas con lo que piensas te van a ayudar.

Para evitar estos problemas lo ideal es fijarte en las interacciones que tengas con tu agencia o asesor, si siempre te da la razón, quiere decir que son poco propositivos. En el mercado actual necesitas rodearte de personas que cuestionen todo lo que se les presente, siempre con la intención de impulsar el crecimiento de tu negocio.

También es importante que el profesional que te ayude deberá resolverte todas tus dudas y explicarte todo lo que harán para atraer clientes, vender más y cuál estiman que será el retorno de inversión. Si comienzan a hablar de fans, SEO, reach y otros términos para hacerse los interesantes, pídeles que regresen a lo que te importa: generar ganancias.

Como último consejo, nos gustaría decirte que la agencia a la que te acerques será la que más confianza te genere y obvio, no significa que tú dejarás de involucrarte en esto. Se vale que aportes, brindes ideas y digas lo que no te parece, porque al final del día es tu negocio.

Acerca del autor: Este artículo fue escrito por Juan Rascón.


16Shares

Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.