Saltar al contenido

3 Formas de cambiar tu modelo de negocio

el 23 febrero 2021

La pandemia ha obligado a muchos emprendedores a re-evaluar su modelo de negocio. En el caso de muchos esto significó: probar nuevos canales de venta, crear nuevas alianzas, etc. Todo esto con el objetivo de encontrar otra manera rentable de operar su comercio a pesar de la crisis sanitaria que estamos viviendo.

Hay que recordar que un modelo de negocio es el proceso en el cual cristalizas cómo vas a generar dinero, cómo van a interactuar tus clientes contigo, cómo vas a obtener o producir los que vendas, cómo vas a crear valor para las personas, etc.

Por ello, si estás buscando una nueva manera de dirigir tu comercio, lo que debes hacer es investigar qué otros modelos de negocio existen y, posteriormente elegir la opción que parezca más conveniente.

Al decirlo de esta manera puede parecer muy simple, pero no debes perder de vista que se trata de un proceso de prueba y error, para el cual deberás ser muy paciente y flexible. Por último, considera que si estás explorando nuevas alternativas para tu negocio, nada tiene que ser permanente. Es decir, puedes ofrecer un nuevo servicio por tiempo limitado o puede quedarse como una prueba de pequeña escala.

Con esto en mente, queremos compartir 3 modelos de negocio que puedes explorar.

Formas de cambiar tu modelo de negocio

Convertirse en un distribuidor

En este tipo de negocios puedes adquirir productos de otra empresa y revenderlos. Esto puede hacerse de muchas maneras y puede ser tan sencillo o tan complicado como tú quieras. Por ejemplo, si tienes una tiendita de abarrotes puedes vender recargas telefónicas, en algunos casos tienes que comprar una cantidad de saldo telefónico para re-venderlo, pero también existen otras opciones en las que sólo recibes una comisión por cada venta que hagas.

Otro ejemplo, un poco más complejo de ejecutar, es asociarte con productores de otras regiones. De tal forma que tu compres productos de su comunidad para distribuirlos en tu localidad.

Es decir, el objetivo de este modelo es convertirte en un canal de distribución para otra empresa, de tal manera que puedas ganar una comisión o generar una ganancia.

Ofrece un modelo de suscripción

No necesitas ser una plataforma como Netflix o Spotify para implementar este tipo de modelo de negocio. Al final, se trata de cobrar una cuota fija, que puede ser mensual, trimestral o anual, a cambio de un conjunto de productos o servicios.

Por ejemplo, digamos que eres una carnicería y decides mandar cada mes un paquete especial que incluye una receta especial y todos los ingredientes necesarios para prepararla. La ventaja es que esto muy probablemente te hará destacar de tu competencia, no solo porque vas a tener clientes frecuentes, sino que también elevas la perspectiva que tienen sobre tu negocio.

Ofrece consultorías profesionales

Así como existen abogados, médicos, diseñadores, contadores o veterinarios que pueden crear un negocio a partir de sus conocimientos, tú puedes aplicar la misma lógica en tu comercio.

Por ejemplo, imaginemos que tienes una boutique de ropa y vas a probar la venta de asesorías de imagen (también conocidas como Styling) donde incluyes tres prendas dependiendo de las necesidades del cliente. Al final, tu tienda no dejará de operar como tal, sino que añade un servicio extra en el que no tienes que invertir dinero, sino cobras por tu experiencia y conocimientos.

¿Qué otras ideas se te ocurren para cambiar o reinventar un modelo de negocios en tiempos de crisis? ¡Déjanos tus comentarios!

Artículos Recomendados:

Escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.