5 Ideas de coaching para aplicar en tu empresa

En el momento en el que tenemos un negocio particular, son muchos los criterios en los que nos tendremos que basar para evitar que todo se convierta en un fracaso. Muchos empresarios le dan mucha importancia al dinero, y poco a los empleados, no dándose cuenta de que es imposible generar lo primer, sin mantener lo segundo.

Es aquí en dónde entra el coaching empresarial para equipos; en este caso lo podemos identificar como un conjunto de técnicas y estrategias que un profesor (un coach) se encargará de transmitir a los empleados para que les pueda ayudar en el entorno laboral. Este coach debería de ser alguien especializado, alguien que realmente sepa lo que está haciendo porque, de lo contrario, no tendrá ningún tipo de sentido.

Hemos preparado un pequeño listado con 5 estrategias de coaching que te ayudará a mantener a tu equipo motivado.

Estrategias motivadores de coaching que tu empresa va a agradecer

coaching

1. “Construye tus propios motivos para mantenerte motivado”

Una de las claves que tenemos que promulgar en la empresa es la motivación, así como el camino para lograrla.

Lo ideal es que el propio empleado sea capaz de motivarse por si mismo… aunque los directivos deben de contemplar que el estrés, el agobio del día a día, y los problemas personales, pueden llegar a pasarle factura.

Por ello debe de encontrar la manera de tenerlos motivados en todo momento: aunque hay muchas maneras de hacerlo, no tenemos que olvidar que un simple “gracias” o “muy buen trabajo” puede mover montañas.

2. “Consigue que el empleado se implique”

Son muchas las empresas las que, para ahorrar, contratan a empleados temporales. Esto más o menos le funciona: consiguen hacer el trabajo correspondiente, y no pagar a empleados fijos, ya que los van rotando.

El problema de esto es que genera una sensación de inseguridad en el empleado; nunca se va a sentir realmente parte del equipo.

Está más que demostrado que una empresa que consigue mantener al equipo consigue un rendimiento mucho mayor.

3. “No hace falta tener motivación para actuar”

Como directivo tienes que considerar que no siempre es posible estar motivados: puede que los problemas que tengamos sean tan elevados que no podamos pensar en otra cosa.

Sin embargo, será en estos casos cuándo tendremos que sacar esa motivación de dónde no la hay, y seguir dando lo máximo de nosotros mismos.

La actividad tiene que ser continua; podemos ser más o menos flexibles, pero no podemos esperar a la motivación para trabajar, si no ir a buscarla nosotros mismos.

4. “El contexto afecta a la motivación”

Aquellas personas que no están motivadas siempre tienen un motivo, y este puede estar relacionada con el tiempo, o con una situación en especial.

Será labor del directivo intentar encontrar la causa que está produciendo el problema: ¿Puede ser que el empleado no trabaje bien con el equipo asignado? ¿O que no se desenvuelva bien en esa tarea? ¿Qué podemos hacer para cambiar las cosas?

Quizá un cambio de situación lo cambie todo.

5. “Empieza por definir objetos y te motivarás”

Si una persona no tiene metas y sueños, difícilmente estará motivada. Los directivos piensan que el salario es más que suficiente para motivarlos, pero raramente es así.

Es importante que cada persona, sea empleado o directivo, tenga sus propias metas personales, y que encuentre la motivación necesaria para poder lograrlas.

Con estos consejos de coach, conseguirás que tu empresa consiga el nivel de producción esperado.


También Recomendamos

Déjanos tus comentarios !!

Deja un comentario