6 Maneras de hacer crecer tu negocio sin gastar dinero

Como emprendedor, muchas veces lo que necesitas es crear estrategias que te ayuden a crecer tu negocio, el problema viene cuando todas las ideas que se te vienen a la mente requieren una inversión importante y es ahí donde tienes que frenar tus planes. Para que poco a poco vayas creciendo, te traemos estas seis formas de impulsar el crecimiento de tu negocio sin necesidad de gastar dinero:

Maneras de hacer crecer tu negocio sin gastar dinero

Habla con tus conocidos

Tus primeros clientes deberán ser tus amigos y familiares, ellos tienen la confianza de decirte qué les gusta o no de tu negocio, para que lo vayas adaptando, mejorando y puliendo. Es importante que sean personas cercanas que no les de miedo decirte la verdad y que a ti no te incomode escucharla.

Aprovecha a tus amistades para que ellos te refieran clientes. Si ya convenciste a tus amigos y familiares, ellos te pueden ayudar con más amigos que te vean como una solución. Así tu primer base de clientes y tu negocio irá creciendo.

No olvides establecer un contacto cercano con cada uno de ellos para que te sigan refiriendo. Piensa en lugares que has ido por recomendación, quizá tu restaurante favorito, tu tienda de ropa, de música o zapatería ideal fue gracias a una recomendación. Tú puedes ser el lugar favorito de alguien gracias a una recomendación.

Dirígete solo a tu cliente

Si haces esfuerzos de publicidad que les hable a todo mundo, tu mensaje no terminará por convencer a nadie. Es importante que tengas bien claro quiénes son tus clientes y, de ser necesario, que tu negocio únicamente les hable a ellos.

Piensa en un nicho, por ejemplo, una tienda donde solo venden artículos de colección para amantes del cine, es una tienda muy específica, pero es seguro que cualquier cinéfilo que entre en ella quedará fascinado, terminará comprando y se convertirá en la tienda que visite cuando busque algo así.

Si tu negocio ofrece algo así, quizá la base de clientes crezca de forma lenta, pero verás que los que compren se convertirán en tus clientes de por vida. Se trata de que ofrezcas un producto a unos cuantos y poco a poco ir llegando a más personas.

Imagina que vendes comida vegetariana, tu primer esfuerzo es darlo a conocer entre la comunidad que no consume carne, quizá a través de grupos en redes sociales, amigos o conocidos que compartan esa filosofía y después tus esfuerzos podrían ir a más personas para que se atrevan a probar tus alimentos libres de maltrato animal.

Diversifica tus productos

Es verdad que tienes una idea de un negocio y lo que puedes ofrecer, pero no seas inflexible ante la idea de cambiar u ofrecer algo que te estén pidiendo. Si ves una oportunidad en ella, ¿por qué no lo haces? Eso sí, existen varias posibilidades de ofrecer productos o servicios sin necesidad de invertir un peso.

Digamos que tienes una tienda de abarrotes y es el espacio ideal para ofrecer pan, así que puedes hablar con el panadero de la zona para ofrecer sus piezas y solo pagarle las que se vendieron. Seguramente él aceptará porque significa un espacio más donde exhibir sus productos y tú simplemente estarás mostrando ese nuevo producto. Algo similar sucede en el caso de ofrecer recargas telefónicas, puedes ofrecerlas sin comprar saldo previamente y recibir una comisión por cada venta de saldo que realices.

Estos son unos ejemplos, pero ve qué puedes aplicar en tu negocio y atraiga a tus compradores.

Utiliza las redes sociales

Quizá ya conoces este tip, te lo han dicho una y otra vez, pero no ves resultados en ellas. Piensa en estrategias sencillas pero poderosas para aumentar tu base de clientes, visitas o compras en línea.

Ve con las tendencias en redes sociales, puede que tu página de Facebook, Twitter o Instagram atraiga por el contenido, bromas u ofertas que tienes publicadas y así atraer a más personas a través de ellas.

Un ejemplo muy claro de aprovechar las redes es el de una cafetería en la Ciudad de México. Pedía a sus clientes compartir su visita en sus redes y escribir una reseña, ellos regalan una bebida extra y el cliente los da a conocer con tus seguidores. Así fue creciendo su base de fans y cada vez más personas se atrevieron a visitarlos.

Puedes implementar algo similar para tu negocio como concursos, regalos, fotos e incluso ofrecer contenido de calidad que te haga ver como un conocedor de tu producto o servicio.

Aprovecha la fama digital

Investiga en redes sociales quienes son portavoces afines a tu marca. Quizá no estés muy convencido del tema de los influencers, pero la verdad es tendencia para promocionar una marca y muchos de ellos, usualmente los más pequeños, no cobran y solo piden regalos por promocionar un producto.

¿Por qué no regalas tu producto a personajes famosos de Internet? Eso sí, piensa quién te serviría como embajador de tu marca, si le habla a aquellos que son tus posibles clientes y si es tomado en cuenta. Acércate a aquellos que tienen menos de 10 mil seguidores para poder cerrar un trato directo con ellos.

Evita esos influencers que tienen más de 100 mil seguidores porque, usualmente, involucran una agencia, cobran por ese servicio y muchas veces es complicado demostrar que esa colaboración funcionó. Es más sencillo verlo con “microinfluencers” porque puedes medir la respuesta de la gente ante la colaboración.

Haz tu negocio genuino

Si hay clientes que llegan por casualidad, es muy importante que sea recordado. Si eres único, puedes demostrar que ofreces algo diferente a lo que las grandes corporaciones, las franquicias y los negocios que te encuentras en cualquier plaza comercial.

Si demuestras que eres genuino, que eres tú mismo y no una tienda cuadrada, encontrarás a tu público cautivo. Aquel que se siente comprendido por tu marca y lo que haces para marcar una tendencia en su ramo y ser un referente.

En un mundo inmediato, donde todo es casi siempre igual, marcar la diferencia servirá para atraer clientes. Eso sí, no te olvides de crear relaciones más personales y humanas, recuerda que no eres una corporación sin cara, sino un humano que brinda un servicio o producto que resuelve un problema. Entonces compórtate como tal y demuéstralo.

Como ves, existen muchas oportunidades de crecer tu negocio sin invertir una moneda, piensa cuál se acomoda más a tus necesidades y si estás dispuesto a invertir tiempo en ellas. Eso sí, con el tiempo, será necesario que gastes un poco para incrementar tu base de clientes y obviamente, impulsar tus ventas.

Acerca del autor: Este artículo fue escrito por Juan Rascón.


Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.