7 Consejos de Branding para Pymes

Las marcas no se crean, se construyen. Una marca es mucho más que un logo o un nombre, una marca es todo ese conjunto de elementos, principios y valores que identifican tu propuesta de valor.

Construir una marca toma tiempo y es un proceso en el que poco a poco iremos descubriendo cuál es nuestro lugar en el mercado y en la vida de los clientes.

A continuación, te compartimos 7 valiosos consejos de Branding para pymes que te ayudarán a crear y posicionar tu marca. ¡Toma nota!

Consejos de Branding para Pymes

1. Hazlo Simple

Las marcas simples son más fáciles de recordar y suelen ser más agradables a la vista humana.

Una tendencia importante que vemos es que cada vez más las marcas optan por la simpleza. Si te fijas, los logos de empresas como Microsoft, Apple y Google han utilizado menos elementos a medida que han ido evolucionando y hoy constan de diseños mucho más simples que cuando empezaron.

Un tip a tener en cuenta es que debes alejarte de los elementos obvios a la hora de construir tu marca. Por ejemplo, si tu negocio es un restaurante, no necesariamente tienes que usar cucharas o una cocina en el logo. Existen diferentes elementos de tu propuesta de valor que puedes tomar como base para los elementos corporativos de tu negocio.

Lo importante es que logres transmitir de manera sutil y elegante la esencia de tu negocio. La verdad es todo un reto.

2. Usa colores que transmitan la esencia de tu negocio

Los colores merecen una mención especial porque son determinantes en la construcción y posicionamiento de una marca.

Los colores evocan automáticamente emociones y sentimientos. Asegúrate de elegir colores que conecten emocionalmente con tus clientes y que transmitan la propuesta de valor de tu negocio.

3. Diferénciate de la competencia

Las marcas deben ser auténticas y diferentes, de lo contrario serán irrelevantes en el mercado.

Pero ten en cuenta que lo que te hace diferente debe ser valioso para el cliente. No tiene sentido diferenciarse usando elementos que son irrelevantes para el mercado.

La diferenciación depende en gran parte del segmento de clientes hacia el cual queremos dirigirnos. Asegúrate de analizar y entender a tus clientes para determinar cuáles serán esos diferenciales por los que te amarán.

4. Haz que tu marca tenga carácter y personalidad

Los clientes se conectan más con las marcas humanas. Haz que tu marca promueva valores y tenga un propósito.

En esencia, las marcas son atajos mentales que ayudan a los clientes a elegir los productos que son acordes con sus necesidades, deseos y expectativas. Asegúrate que cuando los clientes vean tu logo o escuchen el nombre de tu negocio, inmediatamente te asocien con esos valores con los que te identificas.

Además, estamos en una época en la que los clientes estás dispuestos a dejar de consumir productos y servicios que vayan en contra de sus principios y valores personales.

5. Interactúa en Redes sociales

Los clientes hoy quieren ser amigos de las marcas que siguen en redes sociales, por eso esperan que tú les respondas a sus comentarios, atiendas sus solicitudes a tiempo e interactúes con ellos.

6. Invierte en Material Publicitario Físico

En un mundo en el que las empresas se empeñan en inundar los canales digitales con publicidad, invertir en material publicitario físico puede brindarte resultados interesantes.

Además, entregar detalles a tus clientes con el logo de tu empresa sigue siendo bastante efectivo. A todos nos gustan los regalos, entonces ten por seguro que un pequeño detalle puede ser de gran valor para tu cliente.

Empresas como Helloprint.es, que ofrece servicios de impresión online en España, cuentan con una amplia variedad de productos promocionales y personalizados que van desde elementos de papelería y oficina, hasta ropa y textil.

Consejos de Branding para Pymes

7. Haz que tus trabajadores se apasionen por la misión de la empresa

El personal de tu empresa es un elemento vital en la construcción de tu marca, recuerda que son ellos los que están en contacto directo con los clientes y se convierten prácticamente en el rostro de tu empresa.

Cuando un cliente es mal atendido, inmediatamente asocia esa experiencia negativa con tu marca y se encargará de hacerle saber a todos sus amigos y contactos lo que sucedió. Es tu marca la que se afecta, no la persona encargada de atender.

Así como inviertes en marketing, también debes invertir en capacitar a tus colaboradores, en garantizarles un excelente ambiente de trabajo y en hacerlos sentir valorados, de esta manera ellos se sentirán parte de tu marca y darán lo mejor de sí mismos.


Artículo escrito por Javier Diaz

Soy un Joven emprendedor apasionado por la tecnología, la educación y los negocios. Blogger en Negocios y Emprendimiento, creador de Emprendices, Co-fundador de Net Masters y Docente de Emprendimiento.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.