Competencias profesionales, sinónimo de éxito

Es claro que el activo más importante de las empresas son los empleados, lamentablemente esta premisa no es muy tenida en cuenta, por lo menos en las empresas colombianas. Los empleados son aquellos que conocen el negocio y que a diario gestionan y generan conocimiento.

Para que se de la innovación en una empresa es necesario que interactué la aplicación del conocimiento útil y aplicable a la realidad de las organizaciones, y el encargado de esta tarea es precisamente el gerente o administrador. Existen un criterio de éxito que debe asumir el gerente dentro de la organización, que a su vez se divide en dos: la eficiencia que se refiere a la optimización de recursos ya sean tangibles o intangibles y la eficacia que consiste en el diseño de un modelo organizacional adecuado a la realidad y al entorno empresarial.

Por lo anterior un gerente o administrador debe ser integral y bien preparado en su formación académica ya sea profesional, técnica o tecnológica o especializaciones y demás. Es importante que la academia sea acompañada de la experiencia desde los primeros semestres de formación y no esperar a graduarse para ejercer. La generación de habilidades profesionales debe ser un trabajo diario y habitual.

Precisamente cuando podemos integrar el conocimiento interiorizado y la experiencia generada adquirimos una serie de competencias profesionales, que para el autor, Le Boterf son cinco:

1. Actuar y reaccionar con pertinencia: saber lo que hay que hacer, tener visión del negocio, toma de decisiones, saber negociar, ser consecuente.

2. Combinar los recursos y movilizarlos en un contexto.

3. Saber transferir: memorizar varias situaciones, desarrollar un conocimiento en un tema específico, interpretar los indicadores.

4. Saber aprender y aprender a aprender: aprender de la experiencia, convertir acciones en experiencia.

5. Comprometerse: utilizar la subjetividad, correr riesgos, aplicar la ética profesional.

Las competencias profesionales son una mezcla de varios factores en la empresa, unos son traídos por el aspirante al momento de entrar, estos son CONOCIMIENTO y EXPERIENCIA; pero para que estos dos tengan validez, la organización debe proveer un ambiente innovador desde el punto de vista intangible (esto hace referencia a espacios de libre pensamiento y actuación, dentro marcos de empoderamiento al empleado, con el fin de no inhibir su creatividad que hará que aplique y potencialice sus principales herramientas, conocimiento y experiencia) y así haga utilice de manera eficiente y eficaz los recursos de la organización.

Recuerde que generar innovación en organizaciones muy burocráticas (empresas de familia, empresas gubernamentales, etc.) es como tratar de hacer helados en el desierto, es un gran reto y con pocas probabilidades de éxito.

Fuente: www.destruccionescreativas.com


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.