Cómo hacer despegar tu negocio con estos prácticos consejos

Si quieres vender tu negocio, no puedes esperar milagros de la noche a la mañana. Ten presente que debes invertir tiempo y dominar tu paciencia para construir un  negocio atractivo.

Muchos dueños de negocios sueñan con construir un negocio fuerte y rentable, atrayendo el interés de algún inversionista y luego obtener dinero con la venta de dicha empresa. Sin embargo, esos mismos propietarios asumen que se trata sólo de un sueño fantástico y que nadie estaría realmente interesado.

Ese tipo de pensamiento negativo nunca ayuda, y un propietario aspirante debe pensar en cómo puede atraer a un comprador desde el principio. Especialmente, porque la preparación de un negocio para ser vendido no es algo que se puede hacer de la noche a la mañana.

La realidad es que los propietarios que aspiren al éxito deben pasar tres a cinco años preparándose para vender y así obtener el mejor precio posible. Considerando este tiempo, presentamos aquellas cosas que todo empresario tiene que considerar antes de vender su negocio.

Cómo hacer despegar tu negocio

Planifica para que coincida con el mercado

Si deseas construir un negocio que atraiga a tantos compradores potenciales como sea posible, entonces una buena manera de comenzar es estableciendo un negocio en un sector en el que los compradores estén interesados.

Recuerda el boom de las puntocom. Personas como Mark Cuban fueron capaces de ganar enormes cantidades de dinero, mediante la consolidación de un negocio en línea por el que los inversores estaban dispuestos a pagar cantidades exorbitantes.

Pero para el resto, esto es mucho más difícil de lo que puede sonar. Recuerda que deseas vender tu negocio en tres a cinco años. Esto significa que no quieres entrar en un campo que está en la boca de todos ahora, pero que será olvidado en el futuro. Hacer una predicción de ese estilo no es sencillo, pero siempre trata de construir un negocio que vaya a prosperar en un campo atractivo.

Piensa en la rentabilidad

Una gran cantidad de empresas, tanto grandes como pequeñas, tratan de venderse a sí mismas diciendo que están creciendo en algún campo que demuestra lo exitosas que son. Pero tener un número cada vez mayor de clics en un eBook o tráfico en la web, siempre será menos atractivo para los inversores que ser rentable.

Hay dos elementos para la rentabilidad. La primera es que estés haciendo dinero. La segunda es que los beneficios, o al menos tus ingresos,  están aumentando año tras año. Si la empresa no es rentable, entonces necesitarás mostrar a los compradores un plan claro de cómo lograrás convertirla en una que sí lo sea.

Un negocio en crecimiento y próspero en un mercado valorado es más probable que atraiga la mirada de varios compradores.

Mantén las cosas limpias

La construcción de un negocio en el sector adecuado puede atraer a los compradores, pero no es la cuestión de conseguir cualquier comprador. Los compradores tendrán enormes cantidades de empresas para elegir y buscarán cualquier razón para pasar a otra empresa o negociar un precio de venta menor.

Por ello, debes ser lo más abierto y transparente posible,  no le des a los compradores indecisos la oportunidad de adivinar su oferta. Mantén un registro de todas las transacciones comerciales en los últimos tres años como mínimo. Ten una estructura de propiedad que haga claro quién está a cargo de qué, y elimina empleados y gerentes problemáticos.

Un negocio estable se deshace de cualquier cosa que haría huir a un potencial comprador nervioso. Imagina que eres un comprador y piensa en los problemas que podrías tener si estuvieras tratando de comprar tu empresa. Trabaja en la resolución de estos problemas antes de que cualquier inversor aparezca ante tu  puerta.

Construye una estructura corporativa independiente

Si tienes la intención de vender un negocio, como un emprendimiento de libros electrónicos, entonces es probable que tengas pensado no formar parte del negocio en algún punto. ¿Pero tu negocio tiene un historial de poder trabajar sin ti?

Hay innumerables ejemplos de empresas que están creciendo y son rentables, sólo para irse en picada cada vez que el dueño se toma dos semanas de vacaciones. Un negocio como este no será atractivo para un comprador. Un nuevo inversionista necesita saber que el negocio puede sobrevivir sin ti.

Para convencer a los inversores de que todo va a estar bien, debes delegar. No dudes en dejar tareas importantes a los empleados de confianza, y asegúrate de tener a alguien que pueda cumplir con sus responsabilidades cuando te vayas.

Acerca del Autor: Es te articulo fue escrito por Edith Gómez, editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.


Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.