¿Eres freelancer? Aprende a calcular tus ingresos netos

Quizá ya comenzaste tu trabajo como freelance, estás haciendo uno de tus primeros trabajos, pero todavía cobras lo que piensas justo; sin embargo, ¿estás haciéndolo bien o todavía te falta ajustar tus costos?

Muchos de tus primeros cobros podrías estarlos haciendo mal porque no estás tomando en cuenta muchas cosas, así que aquí te damos los puntos más importantes a la hora de calcular tus ingresos.

Freelancer

Estima el costo real de tu trabajo

¿A la hora de hacer un presupuesto estás pensando en todos tus gastos? Y cuando mencionamos todos tus gastos, nos referimos hasta tus comidas de los días en los que te pasarás trabajando en ese proyecto, el costo de tu transportación y hasta la guardería de tus hijos o mascotas.

Así que, ¿estás cobrando correctamente? No solo el material que utilizas para tu producto o servicio, también estima el costo de la renta, gas, luz, telefonía, Internet, comida y todo lo que envuelva estar en el lugar donde desarrollas tu proyecto.

Todo esto deberá incluirse como costo dentro de tu proyecto. Eso sí, si estás realizando más de un proyecto, deberás dividir tu renta entre todos los proyectos que tienes, de igual forma el costo de tu renta e incluso si necesitas pagar a un profesional extra.

Para que ningún gasto se te escape, lo más sencillo es crear un presupuesto personal, en él anota todo lo que gastas en el mes, que nada se te escape. ¿Ya pusiste todos los suministros que necesitas? No es que en cada proyecto vayas a cobrar todo el mes (aunque dependerá mucho de tu trabajo) pero sí te dará una idea de cuántos proyectos deberás realizar al mes para obtener todos tus gastos más ganancias.

Piensa que debes pagar impuestos

La mayoría de los proyectos que vas a realizar son para empresas establecidas y seguramente te pedirán factura para que ellos puedan comprobar sus gastos, así que, aunque no quieras, tendrás que sumarte a la formalidad para poder emitir facturas, pagar impuestos, realizar tus declaraciones y hasta pedir devoluciones.

Así que antes de cobrar, piensa que a todos tus cobros deberás descontarles IVA, que en México es el 16% del monto de la percepción, monto que irá directamente a la autoridad fiscal, así como tus declaraciones de ISR u otros impuestos.

Por ejemplo, si vives en México, por cada cobro deberás destinar el 16% de cada factura que generes; además, de forma mensual, deberás declarar tu ISR, que es un impuesto que se da al tener ganancias.

Así que, además deberás considerar el pago de impuestos como parte de los gastos que aplican en tu trabajo. Lo importante es que, tendrás que hacer que no se vean como una carga, porque si todos tus presupuestos dicen “precio más IVA”, solo estás haciendo pensar que cobras más por el simple hecho del IVA.

Hagamos un ejemplo en México de un cobro a través de una factura:

Digamos que eres un repostero y te encargas de hacer pasteles para celebraciones especiales y una empresa quiere que hagas un pastel para su director, de triple chocolate, para 20 personas, así que lo primero será presentar tu presupuesto.

Ahí deberás considerar precios de la materia prima que utilizarás. Toma en cuenta huevo, harina, agua, saborizantes y, entre esos costos, deberás pensar en el costo del gas y quizá un precio relativo del uso de tu horno. Obvio, la mano de obra y el precio de tu trabajo, es aquí donde deberás incluir gastos como la comida del día y todo lo que invertirás de tu persona en la creación de este postre.

Digamos que a ti te cuesta $600 pesos en materia prima hacer el pastel, pero deberás agregar el costo del gas y lo que estás invirtiendo (comida, luz, transporte), así que supongamos que serían $400 pesos más. Por lo que a ti, ese pastel te cuesta $1,000 pesos. Mientras que tu ganancia y cobro por impuestos podría ascender el precio hasta el doble. Dependerá mucho del trato, pero usualmente es el extra lo que permite pagar esos gastos que pocas veces consideras.

Que no te paguen “luego”

Algo que deberás de tomar en cuenta, es la fecha de pago de tu proyecto. Muchas empresas pagan a sus proveedores en días determinados o hasta que hayas terminado, por ello, deberás prever a la hora de cerrar un trato con los negocios que colabores.

Lo que puedes hacer para que ambas partes queden conformes es: un contrato. Quizá suene a palabras mayores, pero verás que traerá más estabilidad a la hora de trabajar en conjunto. Así que acércate a un profesional par que te ayude a establecer tiempos y formas de pago. Esto es muy importante porque, como profesional puedes determinar que realicen pagos.

Incluso, en este documento puedes establecer la forma en que lo harán: efectivo, transferencia e incluso cobrar con tarjeta, así tendrás diferentes posibilidades para recibir tu pago y no habrá problemas para que suceda.

Así que ya lo sabes, a la hora de calcular tus ingresos por tu trabajo, deberás tener en consideración todos estos factores, verás que con el tiempo irás mejorando al momento de implementarlos, te traerán más beneficios y verás una mayor estabilidad en tu economía.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.