El éxito empresarial está en ti

Por: Ana Elia Rodríguez Avendaño

INTRODUCCIÓN

Éste artículo está elaborado con base a distintos libros, tales como: Maestría, las enseñanzas de Peter Drucker, quién se ha robado mi queso, Sistema de producción Toyota y el lado humano de las organizaciones.

Todo el mundo está en un constante cambio, el que trabaja por mucho tiempo en una empresa tal vez le da miedo cambiar a otro trabajo pensando que no le irá bien. Cambiar de colegio, de amigos, de casa, de edad, todo significa que hay un cambio.

Estos libros muestran las maneras de resolver tanto problemas emocionales del ser propio, así como la manera de enfrentarse a los cambios y tomar decisiones para cubrir las metas de las empresas, en lo personal son de gran importancia porque ayudan a la persona y como esta debe de luchar y saber adaptarse a los cambios que surgen hoy en día para lograr la superación personal y organizacional.

El artículo contiene lo siguiente:

  • Contribuye a la visión que cada supervisor o jefe de una organización vera y enfrentará la tarea de dirigir a un grupo de personas, lo que a su vez tiene como objetivo aumentar la productividad de los mismos.
  • Cómo llegar a ser grandes líderes.
  • Cómo adaptarse a los cambios.
  • Las razones de por qué no tener temor a los cambios.
  • La innovación constante como un factor importante dentro de las empresas.
  • Y en general como manejar una gran empresa, trabajando como persona.

Al oír la palabra Administración, viene a la mente muchas cosas, como: empresa, personas, decisiones, dinero etc. pero, no se analiza detenidamente en lo que hay a fondo de estos conceptos.

El éxito empresarial está en ti

La administración puede aplicarse desde la vida cotidiana hasta en una empresa, si se cuenta con una empresa de bienes y servicios o productos se sabe que su principal propósito es <<crear y servir a un cliente>>. Esto envuelve muchas cosas, no solo referente a un producto o servicio, sino también a las personas que trabajan ahí.

Para que una empresa funcione correctamente, la toma de decisiones es un factor importante y también tener bien establecidos los objetivos que se tienen.

La mayoría aspira a ser un presidente, un maestro o un líder.

Peter Drucker menciona que, un <<presidente>> tiene la visión de hacer las apuestas para las empresas, pero esto se logra si uno se conoce así mismo y se tiene claro lo que se quiere lograr, por eso es importante identificar las fortalezas con las que uno cuenta como persona y como empresa.

Hoy en día, el mundo está repleto de competencias, y esto propicia que cada día se inventen nuevas cosas, y se busque estar siempre a la vanguardia, la pregunta entonces es: ¿estás trabajando sobre los problemas de ayer y los productos de ayer, o estoy asignando recursos en donde debería estar haciendo apuestas?

Es cierto que adaptarse a un nuevo cambio no es fácil, sin embargo para que una empresa siga creciendo debe estar a la vanguardia, y recordar que <<si no se abandona, no se puede innovar>>.

Ante los cambios es importante saber que no es lo mismo decir que la innovación es importante a actuar.

Ahora la pregunta es “¿Qué está haciendo la empresa para innovar?” ésta debe ser la pregunta principal que los altos ejecutivos deben de hacer en sus organizaciones.

Hoy en día se conoce que, muchas empresas se resisten a los cambios, se encierran en su zona de confort porque tienen miedo a lo nuevo, este ha sido el motivo por el que muchas empresas se ven conducidas  a la ruina, se puede decidir en si se quiere un gran cambio e innovación o si se quiere seguir donde uno se encuentra, pensando en que se tiene algo estable y que al cambiar se pone todo lo que se tiene en riesgo.

Pero una decisión es una sentencia. Es la elección entre alternativas. Hay empresas que se anticipan al cambio y buscan las mejores estrategias para poder adaptarse mas fácilmente sin poner tantas cosas en riesgo, más bien empiezan a ver a alrededor, tal vez piensan con que empresa asociarse, o que nuevas demandas hay en el mercado, como mejorar sus servicios o productos, entre otras cosas; prestan atención constante en lo que está pasando, para que el cambio no los tome por sorpresa.

Por otro lado, hay empresas que debido al temor de algo nuevo, piensan una y otra vez en si las alternativas que se tiene enfrente son buenas o no aunque estas son obvias, por desgracia muchas optan por no cambiar y esperar a que el tiempo pase, pensando en que las cosas mejorarán, pero en muchos de los casos no es así.

También en el mundo de las empresas se encuentran a aquellos que saben que deben de cambiar pero le temen al cambio, no toman una decisión determinada con rapidez, sino que como se dice, le dan muchas vueltas al asunto, y cuando deciden cambiar lo van haciendo poco a poco por temor a equivocarse, cuando las cosas no salen como se esperan, piensan que es mejor regresar atrás y que estaban mejor que ahora. Como todo se tiene tropiezos, pero a medida que se avanzan, se convencen que se está haciendo lo correcto, aunque en ocasiones se sientan perdidos, al final logran llegar a la meta y ponerse al nivel de otros, pero han perdido tiempo, dinero, personal etc.

Hay que aprender de los personajes del libro “Quién se ha llevado mi queso” Fisgón, Escurridizo, Hem y Haw, de la necesidad de encontrar un camino en el laberinto y alcanzar éxito en estos tiempos tan cambiantes.

Cabe mencionar que, si se quiere acoplar a un cambio, no solo el que está al frente de la empresa debe estar convencido de que es necesario y es lo mejor, sino debe de convencer a su personal de ello.

Ahora, solo resta aprender a ser buenos maestros, tal como lo menciona el libro “Maestría”.

Muchos piensan que la toma de decisiones se debe hacer por simple intuición, sin embargo, se nace con un cerebro capaz de procesar información y tomar la mejor opción.

Si se quiere que una empresa sobresalga en un mundo competitivo, se debe ofrecer a los clientes lo que ellos necesitan, para esto en ocasiones es necesario trabajar con los grandes competidores, y complementar las fortalezas con lo que ellos hacen mejor, o ser ellos el motivo de querer ser mucho más mejores, y ser en todo momento los permanentes en la mente del consumidor.

Drucker menciona que, la administración trata acerca de los seres humanos. Su tarea es hacer a la gente capaz de un desempeño conjunto, hacer a sus fortalezas efectivas y a sus debilidades irrelevantes. Y, es que ya nadie trabaja solo en nada, es aquí donde entra la importancia de relacionarse con los demás, y dirigir a los demás con respeto, con dignidad, y alentarlas a lograr más.

Tener presente que, las personas son mucho más que empleados, estas personas son las que hacen que la empresa funcione, desde el más alto ejecutivo hasta el personal de limpieza, la gente es la inversión más importante que hace una empresa.

Sin embargo, la mayoría de las personas tratan de evitar el trabajo cada que se puede, por eso el administrador, gerente, presidente etc., debe buscar la manera de contrarrestar la tendencia humana innata de evitar el trabajo, la mayoría piensa que la repugnancia como el trabajo es tan fuerte que ni la promesa de recompensas basta para superarla.

Por eso no se debe olvidar que, la empresa es un sistema que funciona en conjunto, es importante recalcar en todo momento si se cuenta con las personas correctas trabajando dentro de las empresas o que se está haciendo como empresa para mantener el rendimiento de estos, entonces es importante recordar en todo momento que no se puede dar un buen servicio sin gente entrenada y comprometida.

A lo largo de la historia de la administración, se han creado sistemas que permiten el funcionamiento de las empresas, un caso de estos es el Sistema de Producción Toyota (TPS), es una filosofía de trabajo donde todas las decisiones se toman mirando a largo plazo, aunque ello resulte perjuicios a corto tiempo.

Es una filosofía en el sentido de sacrificar recompensas inmediatas en favor de recompensas futuras mayores.

Este sistema se sustenta en cuatro patrones de decisión, esto permite producir, cosas eficientemente para generar beneficios que aseguren la supervivencia de la compañía.

Toyota no solo contribuye a la sociedad a través de los puestos de mano de obra cualificada que crea, sino que también lo hace a través de los impuestos que paga sobre sus beneficios

Este sistema crea un flujo continuo de productos, producir lo justo en el momento adecuado, estandarizar las tareas de manera que la gente pueda perfeccionarse en ellas, las decisiones se toman por consenso, examinando a fondo todas las opciones.

Algo importante que muchos expertos dicen es que nunca podrá decir alguien que entiende el sistema de producción Toyota si no lo ha experimentado por sí mismo en su vida diaria.

Con este sistema se pretende la eliminación de derroche de los recursos.

El sistema Toyota se basa esencialmente en dos grandes pilares: la innovación en la gestión del trabajo en los talleres y en los mecanismos de control interno de la empresa.

El sistema se complementa con un conjunto complejo e innovador de protocolos y un mecanismo de control que se aplican tanto en el interior de la empresa como a otras empresas.

Algo que cabe resaltar en este sistema, es que llevan un buen control de la calidad y tienen un respeto por el personal.

Se debe tener  en cuenta que aunque es un buen sistema, no aplicaría en todas las empresas, esto depende del giro de la empresa con la que se cuenta y por supuesto las fortalezas y necesidades de la misma.

Entonces, trabajar para la mejora de cada día y mantenerse a la vanguardia queda de cada quien.

Ahora se entiende que la administración es un concepto muy amplio que engloba todo, y muchos de los principios en que se sustenta son útiles en cualquier ámbito, tener siempre presente que la administración es factible y se pude acomodar como más convenga, siempre y cuando se tenga  bien definido lo que se quiere lograr.

Si se visualiza a futuro dirigiendo una empresa, se puede empezar a mentalizar en que los cambios son buenos, o que simplemente el tiempo obliga a muchos cambios o decisiones que van ancladas a las nuevas oportunidades, y recordar que las oportunidades a veces se presentan cuando menos se esperan, por lo tanto, saber aprovecharlas depende de uno mismo.

CONCLUSIÓN

La necesidad de gestionarse uno mismo está creando una revolución en las relaciones humanas.

Así que, trabajes por tu cuenta o para una empresa, actualmente necesitas potenciar tu capacidad de ser autónomo a través del conocimiento de ti mismo. La sociedad requiere de grandes líderes, honestos capaces y trabajadores del conocimiento que, además de hacer bien lo que hacen, sepan gestionarse a sí mismos, definiendo sus propias tareas y concentrándose en las que son más importantes en cada momento.

En conclusión, depende de ti adaptarte a los distintos cambios que se presentan hoy en día, para ganar un lugar en el mundo del trabajo y de ser capaz de aportar valor en una vida laboral.


BIBLIOGRAFÍA

  1. BLANCHARD, KEN (1998). ¿QUIÉN SE HA LLEVADO MI QUESO? ESTADOS UNIDOS: EDICIONES URANO, 278 PP.
  2. EDERSHEIM, ELIZABETH (2012). ENSEÑANZAS DE PETER DRUCKER, MEXICO: MCGRAW-HILL. 304 PP.
  3. GREENE, (2012). MAESTRÌA, EDICION OCEANO. ESTADOS UNIDOS: VIKING PRESS, 278 PP.
  4. DOUGLAS MCGREGOR. (1966). EL LADO HUMANO DE LAS EMPRESAS. PRIMERA EDICION, MÉXICO: MCGRAW-HILL / INTERAMERICANA DE MEXICO. 419 PP
  5. TAIICHI, OHNO (1991). SISTEMA DE PRODUCCIÓN TOYOTA, EDICIONES GESTIÓN 2000,JAPÓN, 177 PP.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.