Hoy te sientes bien, ¡porque te da la gana!

Hoy te sientes bien simplemente porque te da la gana. Porque así lo has dispuesto. Te has dado cuenta que no necesitas pedirle permiso a nadie para ello.

Buena parte de tu vida la destinas a sentirte como lo disponen los demás, conscientemente o no. Transitas muchos de tus días atado a unas líneas invisibles que te unen al capricho del resto de la gente. Posiblemente no te das cuenta, y eso es triste, pero por otra parte es una pena que comparte casi toda la humanidad.

Pocos son genuinamente dueños de su destino, la mayoría solo lo tienen alquilado, y pagan cada día el costo de ocupación, respondiendo mansamente a los estímulos que les llegan del exterior.

Pero, ¡hoy no! Hoy te sientes bien porque te da la gana. Has decidido honrar el poder más grande que tienes: la capacidad de interpretar las cosas que te suceden de la forma que crees conveniente. ¡Nadie puede privarte de ello!, en esto eres soberano y todopoderoso.

Descarta toda la utilería que cada día te convierte en una marioneta del destino. ¡Con toda confianza! Recuerda la historia de Victor Frankl, prisionero de un campo de concentración nazi pero dueño de su destino. O la epopeya de Nelson Mandela en una celda por más de 25 años, pero con la disposición íntegra para no doblegarse al odio o el rencor.

No eres diferente a ninguno de ellos. Eres dueño de tus actos y tu destino. Puedes sentirte como te da la gana, por mucho que todo el mundo se empeñe en lo contrario.

Y hoy te sientes bien.

Hoy te sientes bien

¿Pasas un momento difícil? Pues bien igualmente. Nadie te obliga que pases la tormenta «atormentado», en nada aprovecha. El temporal seguirá igualmente y luego concluirá. Pero tu habrás quedado con una marca innecesaria.

Te han recomendado desde niño que le pongas una sonrisa al mal tiempo, pero es lo primero que has olvidado en ésa madurez de la que todos se enorgullecen. Has perdido la confianza en los mas sabios y cariñosos consejos que alguna vez te han dado.

¡Que nunca te abandone la confianza!, simplemente haz lo que tienes que hacer, pero hazlo con una sonrisa. Da el paso, continúa camino, marcha. No titubees, no seas pusilánime, la vida reconoce el sano atrevimiento, percibe desde lejos el olor de la valentía y más temprano que tarde lo premia.

Levanta la cabeza, ¡siempre!, camina con premura, sonríe a los que puedas, haz tu tarea y olvida lo que piensen o digan los demás.

Por sobre todo no compares tu destino con el de nadie, cada quién tiene cargas por acomodar en esta vida. Todos los hombres están librando una lucha constante con las eventualidades que presenta el destino, eso es lo único que tienen en común antes de la muerte.

Si no pierdes la confianza en ti mismo, el desafío que tienes por delante es mantener la tranquilidad y el equilibrio emocional mientras arrecia la tormenta. No es sencillo, pero se puede. Piensa por un momento en lo que sigue e inténtalo con todas tus fuerzas, pronto podrás reír con buena gana de lo que hoy te pasa:

  • En situaciones difíciles necesitas toda tu energía concentrada en las soluciones, no la malgastes en preocupaciones.
  • Tus pensamientos controlan tus emociones, pero tú controlas tus pensamientos.

Luego, puedes sentirte bien en cualquier circunstancia por una razón muy simple: ¡porque te da la gana!

DATOS DEL AUTOR.-

Carlos Eduardo Nava Condarco, natural de Bolivia, reside en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, es Administrador de Empresas y Empresario. Actualmente se desempeña como Gerente de su Empresa, Consultor de Estrategia de Negocios y Desarrollo Personal, escritor y Coach de Emprendedores.

Autor del libro: “Emprender es una forma de Vida. Desarrollo de la Conciencia Emprendedora”

WEB: www.elstrategos.com

Mail: carlosnava@elstrategos.com

Facebook: Carlos Nava Condarco – El Strategos

Twitter: @NavaCondarco


139Shares

Artículo escrito por Carlos Nava Condarco

Asesor y Escritor en Estrategia de Negocios, Apoyo a Emprendedores y Desarrollo Personal. www.elstrategos.com

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.