Hacer Mailing y Spam: ¿Cuáles son las principales diferencias?

¿Cuál es la delgada línea que separa el hacer mailing del spam? En este artículo te contaremos las diferencias más relevantes pero antes, empecemos por el inicio…

Regresemos a los años 90 y con ella al nacimiento y auge del mailing, época en la que los grandes retailers enviaban mensajes comerciales a no poder, llenando las bandejas de entrada a diestra y siniestra. Eran los años en la que no existían filtros de servidores ni nada por el estilo, ¿qué pasó? Usuarios de los grandes servidores se vieron ofuscados y molestos por tanta, a palabras suyas, “basura” y empezaron a quejarse. A los servidores no les quedó de otra que crear un filtro de correo no deseado, un filtro del cual aún sabemos a día de hoy. Este, enrutaba los emails que considera spam a una única carpeta, una carpeta de libre gestión. El filtro, analiza cada mensaje entrante para determinar si es posible correo no deseado en función a varios factores: tipo de asunto, contenido y hasta la hora en que se envió el mensaje.

Es muy duro admitir que quienes dieron uso del canal de comunicación, sean los únicos culpables de que ahora, cualquier correo comercial, aún teniendo el consentimiento del usuario, se pueda considerar indeseado. Según últimos estudios acerca de la percepción de email marketing, alrededor del 56% considera que recibe “demasiados” correos de marcas. Además de creer que cualquier mensaje comercial es spam. Vale aclarar en adelante qué se considera e-mail marketing y qué spam. Vale revisar algunos conceptos que permitan esclarecer ambos conceptos al lector.

¿Cuál es la diferencia entre hacer mailing y spam?

Diferencias entre Hacer Mailing y Spam

El usuario tiene la decisión final

El email marketing, es una de las herramientas de comunicación más efectivas y rentables del mercado. El mailing tiene un ROI del 43% por dólar invertido. La versatilidad de ésta herramienta permite su uso tanto en B2B como B2C. Su efectividad está dada por algunos factores como: Segmentación, creatividad, frecuencia de envío, etc.

Una campaña de mailing, requiere de contar con el consentimiento del usuario, principal diferencia del spam. El usuario ha tenido que dar su “consentimiento de forma clara” para recibir información de alguna empresa o determinada marca. El spam o correo basura es un envío a gran escala de mails a usuarios que no han dado su consentimiento ni autorización para usar sus datos ni recibir mensajes. Si como usuarios de plataformas de email marketing queremos que nuestras campañas sean tomadas siempre en cuenta, y quitar ese “estigma” o mala percepción del correo masivo no debemos comprar bases de datos.

Segmentación y personalización

Una campaña de emailing efectiva, está dirigida a un target en concreto. Existe un remitente conocido, el asunto y el mensaje está personalizado. Si eres marketero sabrás que sino personalizamos, nuestros objetivos se irán al tacho. Una de las principales ventajas del email marketing es que permite un contacto directo entre marca y cliente. Cómo no aprovechar esta ventaja, y hacer campañas que realmente funcionen.

Como vemos no existe un versus entre ambos conceptos, son cosas en “esencia” totalmente distintas pero que usan el “email” para comunicarse. Sólo cabe decir que el email marketing funciona si realmente segmentamos, y hacemos mensajes de calidad. El ponerse en los “zapatos del otro” es fundamental, ¿a quién le gusta recibir mensajes de la misma marca cada hora? No cansemos a nuestros lectores, démosle el contenido que esperan, y cambiemos la percepción del e-mail marketing por bien del marketing y especialmente del marketing directo.

Acerca del Autor:

Este articulo fue escrito por Cindy Chávez, Content Manager Mailify España.


Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.