Saltar al contenido

¿Para ser un líder se nace?

el 13 mayo 2021

Esta es una pregunta que seguro tienen muchas respuestas diferentes, y si, hay personas que nacen para ser líderes naturales, estas personas ni se esfuerzan por ser un líder, les nace serlo.

Por otro lado estamos los que no nacemos con esas características, ¿No podemos ser líderes? La respuesta es que podemos, un líder natural nos llevará ventaja al comenzar pero si ese líder se queda ahí, los que no nacemos con esas características con algo de esfuerzo podemos superarlo, aquí viene muy bien la frase:

¿De qué sirve el talento sin disciplina?

Líder

¿Qué necesito para ser un líder?

Las habilidades que necesitarás son las siguientes:

  • Comunicador: Como líder debes saber como hacer que tu mensaje llegue como tu quieres que llegue a la mayoría de personas que te estén escuchando, esto se desarrolla con prácticas y con experiencia.
  • Aprendizaje: Un líder siempre debe estar dispuesto a aprender, dispuesto a experimentar y no quedarse pensando que ya lo sabe todo, recuerda que siempre hay algo que aprender.
  • Valores: El respeto, compañerismo, empatía, son valores que deben resaltar para ser un buen líder, si no tienes estos 3 valores no eres apto para serlo.
  • Diálogo: Un jefe natural debe socializar con los otros integrantes, comprender lo mas que se logre a cada uno, así mismo entender como sacar el más alto potencial de cada integrante puesto que todos somos diferentes.
  • Potencia el talento: Es sustancial hacer proyectos de carrera para todas la gente que trabajan contigo. Haz con ellos evaluaciones del desarrollo y proporciona un retroalimentación sincero sobre cuáles son sus puntos fuertes y sus superficies de optimización. Además, la gente talentosas tienden a ser, a la vez, ambiciosas, por lo cual no en todos los casos es simple retenerlas. Por esa razón es imprescindible proteger y motivar al empleado con talento. Otro ingrediente primordial es el deber, y este solamente se consigue con una aceptable comunicación entre la dirección y los trabajadores. Esto va a hacer que se sientan motivados y satisfechos.
  • Escucha activa: La escucha activa supone ver y preguntar, elasticidad y seguridad, apertura y firmeza. Por el momento no se habla solo de entender qué pretensiones tienen los equipos, sino también de escucharlos activamente, o sea, reunir todas sus ideas y aportaciones y llevarlas a la costumbre. Cuando hay una escucha activa en el conjunto, los pertenecientes comprenden y entienden mejor la causa de su trabajo. Amplían su perspectiva y dirección en relación a sus tácticas y misiones.

¿Te consideras un líder? ¿Qué habilidades del liderazgo te gustaría desarrollar? ¡Deja tus comentarios y aportes acerca del tema!

Artículos Recomendados:

Escrito por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.