Saltar al contenido

Primeros pasos para la digitalización en el pequeño negocio local

el 29 marzo 2021

Para los propietarios de pequeños negocios offline, puede resultar pavorosa la idea de digitalizar su negocio.

Están cansados de leer o escuchar a gurús o directivos de grandes empresas hablar sobre las bondades de la digitalización, incluso de la imperiosa necesidad de llevarla a cabo cuanto antes. Que si omnicanalidad, que si nuevos hábitos de consumo, que si el problema de la última milla…

“Todo eso está muy bien, pero yo no soy Amazon. No tengo el presupuesto, la tecnología, las infraestructuras, ni la capacidad logística necesaria.”

Es cierto, pero tampoco necesitas serlo.

Lo que está claro es que vivimos en un mundo en el que lo digital y lo analógico conviven y se integran entre sí y parece que esto irá a más en un futuro.

Entonces… ¿Por qué no intentarlo?

No necesitamos ser Amazon, ni probablemente podremos serlo nunca, pero sí podemos dar pasos en la dirección correcta, pequeños pasos asumibles para cualquier bolsillo y para cualquier persona con un poco de inquietud y ganas de evolucionar con su negocio.

Pasos que nos permitan permanecer dentro del juego y adaptarnos al cliente del presente y del futuro, mientras mejoramos los resultados de nuestra empresa.

En este artículo te mostramos algunas claves para digitalizar un pequeño negocio local. Tips que te ayudarán a afrontar esta tarea de una manera sencilla y económica.

¡Vamos a ello!

Pasos para la digitalización en el pequeño negocio local

¿Qué supone la digitalización para el pequeño negocio local?

La digitalización de los negocios locales es una oportunidad para solucionar nuevas necesidades comerciales.

Supone eliminar o reducir los procesos manuales y permite medir los aspectos que se pueden optimizar para reducir la carga de trabajo, al tiempo que se satisfacen adecuadamente las crecientes demandas de los clientes.

Cuando este proceso se amplía a distintas áreas del negocio, resulta en empresas más eficientes, de crecimiento más rápido y más rentables.

Pero antes de lanzarse a utilizar todo tipo de aplicaciones comerciales sin un objetivo claro, es recomendable pararse un momento y reflexionar sobre nuestra empresa.

  • Pensar en los mayores problemas y debilidades del negocio.
  • Identificar tecnologías que pueden ayudar a solucionar esos problemas y puntos débiles.
  • Crear una pequeña hoja de ruta que nos sirva de guía para no perder de vista nuestros objetivos.

Lo bueno de todo esto es que, una estrategia de transformación digital no necesita ser complicada para resultar efectiva.

Es posible simplificar el proceso, centrándose en acciones que generen el mayor retorno de la inversión.

¿Tienes un pequeño negocio local y no sabes por dónde empezar? Aquí hay algunas formas rápidas y eficaces para ponerse en marcha.

1. Investiga a tus competidores y encuentra tu diferenciación.

Google es un buen lugar para empezar, investigando cómo se posicionan tus competidores.

¿En qué hacen hincapié cuando hablan de sus negocios? En su localización, variedad de productos, marcas, servicios, distribución, reputación, precio…

Si no encuentras lo que te hace diferente, tendrás que inventarlo.

2. Haz que la gente que busca tus productos o servicios, encuentre tu negocio fácilmente.

Todos tenemos nuestros negocios de referencia, a los que acudimos sin pensarlo ante la necesidad que cubren, pero cuando no lo tenemos claro, sacamos nuestro móvil.

Como empresa local es posible que no cuentes con un gran presupuesto para potenciar tu presencia online, sin embargo, hay muchas cosas que puedes hacer con un presupuesto muy ajustado.

Aparecer en una búsqueda local puede ser algo tan simple como tener una ficha de GMB actualizada.

Además, la reputación en línea de tu negocio será un factor decisivo a la hora de que un cliente potencial se decida a comprar en un negocio u otro y GMB le dará mucha información.

  • Crear una página Web.

Contar con una tienda online es algo fantástico, sin embargo, no solo supone la inversión en la plataforma sino contar con una infraestructura con la que, tal vez, no cuentas en este momento.

En cualquier caso, crear una pequeña web donde das a conocer tu negocio, tu trayectoria y el tono de tu marca, puede ser suficiente para que un cliente potencial haga una llamada, envíe un email o se decida a visitar tu establecimiento físico, y no requiere grandes inversiones.

  • Generar contenido interesante.

Si te encuentras en una industria muy competitiva, una estrategia de contenidos puede dar muy buenos resultados.

Los primeros resultados de Google siempre estarán copados por las empresas más grandes, sin embargo, sería posible alcanzar esas clasificaciones atacando términos de búsqueda menos generales, relacionados con tu producto o servicio.

Un Blog o un canal de YouTube donde compartas tus conocimientos, experiencia o maestría con una audiencia deseosa de aprender, puede ayudarte a superar a tu competencia.

  • Considerar la publicidad online como Google o Facebook Ads.

Las pequeñas empresas recurren cada vez más a la publicidad online porque es rentable y una forma bastante buena de orientar los anuncios a una audiencia específica.

Desde anuncios en los motores de búsqueda, banners, videos, anuncios en las redes sociales… Prueba y dedica parte de tu presupuesto a este tipo de publicidad.

3. Empieza a vender online.

Obviamente, ofrecer al cliente la posibilidad de comprar online tus productos o servicios, forma parte de una estrategia de digitalización que cuenta con diversas opciones para empezar.

Puedes elegir entre diferentes tipos y plataformas de venta online, según se adapten a tu negocio y resulten adecuadas para el momento en que te encuentras.

Además de las opciones más avanzadas para crear una tienda online, podemos destacar 4 maneras de empezar a vender en Internet:

  • Crear tu tienda en una plataforma de comercio electrónico como Shopify o BigCommerce.

Estas soluciones están diseñadas para que la construcción del sitio resulte fácil y, a la vez,  brindan las herramientas necesarias para vender a través de diferentes canales desde tu tienda de marca.

  • Crear una tienda en WordPress con la extensión de comercio electrónico WooCommerce.

Este complemento te permite convertir tu sitio web o blog de WordPress en un ecommerce.

  • Vender a través de marketplaces como Amazon, eBay o Etsy.

Una forma de iniciarse en la venta online que, como todas, tiene sus pros y sus contras, pero puede resultar una buena estrategia a corto plazo.

  • Vender a través de sitios de redes sociales como Facebook, Instagram o WhatsApp Business.

En este caso, lo idóneo sería contar con un eCommerce que se conecte con la tienda de la red social, pero si necesitas vender online ya, puedes comenzar a hacerlo de forma manual.

4. Desarrolla el marketing por correo electrónico.

Una vez que la gente conoce tu negocio, lo visita y compra, es necesario seguir en contacto para fidelizarlos como clientes y conseguir su plena satisfacción, de forma que repitan sus compras y además, recomienden tu negocio.

El marketing por correo electrónico es una estrategia que te ayudará a interactuar con tus clientes, ofrecerles valor y mantener una relación lo más rica posible.

5. Céntrate en un canal principal de redes sociales.

Las redes sociales pueden resultar muy golosas y parece que si no estamos en todas, nos perdemos algo.

Pero, quien mucho abarca poco aprieta y tener una presencia activa en muchas redes sociales requiere tiempo para crear contenido adaptado al formato de cada una de ellas, si queremos obtener los mejores resultados.

Concéntrate en la plataforma más relevante para tu negocio y donde tus clientes son más activos, como canal principal para hacerlo crecer ya que, es probable que no dispongas de los recursos necesarios para gestionar más de un canal de forma eficaz.

6. Asóciate con influencers locales.

Este área de marketing digital está creciendo y tal vez deberías considerar dar a conocer tu marca, acercándote a personas influyentes en tu industria en el ámbito local.

7. No te dejes influir por lo que hacen las empresas grandes.

Puede ser tentador intentar implementar cada nueva tecnología que vemos utilizar a los demás, sin embargo, la realidad es que la elección incorrecta de estos medios, puede consumir mucho presupuesto sin apenas resultados.

Antes de decidir qué iniciativas digitales implementar, fija claramente tus objetivos comerciales e identifica las áreas que producirán los resultados más significativos.

Busca herramientas sencillas, fáciles de utilizar por tu equipo, que permitan automatizar las tareas tediosas y repetitivas, a la vez que optimizan la experiencia del cliente y el análisis de datos.

¿Cómo está cambiando la digitalización el mundo empresarial?

La digitalización es importante porque contribuye al desarrollo empresarial, haciendo el trabajo más flexible, reduciendo los costes y centrándose más en el cliente.

Este proceso está influido por una serie de avances tecnológicos y necesidades prácticas que trabajan en conjunto.

  • Inteligencia artificial.

La IA ha cambiado el mundo empresarial hasta tal punto que las empresas la utilizan para alcanzar diversos objetivos, desde analizar datos hasta mejorar la comunicación con sus clientes y la personalización de su experiencia.

  • Trabajo flexible.

La digitalización permite que tengamos acceso a la información y los datos almacenados, desde cualquier lugar, transformando la forma de trabajar, relacionarnos con los clientes e incluso entregar productos y servicios.

  • Innovación.

La digitalización no solo supone transferir datos a la nube sino que ayuda a proponer nuevas ideas, llegar a un público más amplio e, incluso, crear nuevos productos que mejoren la vida de los clientes.

  • Nuevos modelos de negocio.

La digitalización ha hecho posible nuevos modelos de negocio, imposibles de desarrollar hace unos años. Pero no solo eso, sino que con la información y herramientas disponibles, las empresas pueden aplicar nuevas ideas a viejas estrategias y jugar con distintas áreas de su negocio, para construir algo completamente diferente.

  • Comunicación.

La comunicación es crucial para que una empresa pueda prosperar y, la digitalización, ha permitido desarrollar nuevos canales de comunicación, tanto con los empleados como con los clientes, que resultan más convenientes y efectivos.

En definitiva, el progreso tecnológico ha propiciado que el mundo empresarial se desarrolle y genere nuevas oportunidades para empresas, emprendedores y autónomos.

Esto permite a los pequeños negocios explorar nuevas posibilidades de desarrollar su marca y hacer crecer su empresa.

Artículos Recomendados:

Escrito por

Cofundador de Globalkam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

muy buena explicación sobre como montar un pequeño negocio local, lo tendre en cuenta a la hora de poner uno!

Responder

¡Muchas gracias, Pedro!

Responder