Resumen del Libro «Introducción a la Teoría General de la Administración» de Idalberto Chiavenato

Por: Crisma Gardenia Hernández López

Teoría General de la Administración

La teoría general de la Administración comenzó con lo que llamaremos “énfasis en las tareas” (actividades ejecutadas por los operarios en una fábrica), con la administración científica de Taylor. Enseguida, la preocupación básica fue “énfasis en la estructura” con la teoría clásica de Taylor y con la teoría de la burocracia de Weber, siguiendo más tarde la teoría estructura lista de la administración. La reacción humanista surgió con el “énfasis en las personas”, a través de la teoría de las relaciones humanas, más tarde desarrollada por la teoría del comportamiento y por la teoría del desarrollo organizacionales.

El “énfasis en el ambiente” surgió con la teoría de sistemas, siendo perfeccionada por la teoría de la contingencia. Esta, posteriormente, desarrollo el “énfasis en la tecnología”. Cada una de esos cincos variables, tareas, estructuradas, personas, ambientes y tecnología provoco en su tiempo una diferente teoría administrativa, marcando un gradual paso en el desarrollo de la TGA.

Cada teoría Administrativa busco enfatizar una de las cinco variables, omitiendo o regalando a un plano secundario todo los demás.

La administración constituye una importante actividad en una sociedad pluralista que se basa que se basa en el esfuerzo cooperativo del hombre a través de las organizaciones.

La tarea básica de la administración es hacer las cosas a través de las personas, con los mejores resultados. En cualquier tipo de organización humana se busca el alcance de determinados objetivos con eficiencia y eficacia. La Administración dirige el esfuerzo de los grupos organizados.

Resumen del Libro Introducción a la Teoría General de la Administración de Idalberto Chiavenato

El contenido de la administración varía conforme a la teoría considerada: para la administración científica eran, los métodos y procesos de trabajo de cada operario: por la teoría clásica de la administración, la administración implica previsión, organización, dirección, coordinación, y control de trabajo realizando en toda la organización, para la teoría de las relaciones humanas, la Administración debe buscar lo mejores resultados a través de condiciones que permitan la integración de las personas en los grupos sociales y la satisfacción de las necesidades individuales.

El objetivo de la administración es la propia actividad organizacional. Inicialmente, el objetivo de la administración era simplemente la actividad fabril; después se extendió a las empresas industriales y más adelante a todo tipo de organización humana, pasando gradualmente a involucrar también el intercambio entre las organizaciones y sus ambientes.

La administración en la sociedad moderna se volvió vital e indispensable. En una sociedad de organizaciones, donde la complejidad y la interdependencia de las organizaciones son un aspecto crucial, la administración sobre sale como el factor clave tanto como para el mejoramiento de la calidad de vida como para la solución de los problemas más complejos que afligen a la humanidad de hoy.

La administración científica funda por Taylor y sus seguidores, se contribuyen en el primer intento de la teoría de la administración. La preocupación en crear una ciencia de la administración comenzó como la experiencia concreta e inmediata del trabajo de los operarios y con un énfasis de las tareas. En el primer periodo de si obra, Taylor se dirigió exclusivamente a la racionalización del trabajo de los operarios, extendiéndose en el segundo en el segundo periodo a la definición de los principios de la administración aplicable a todas las instituciones de las empresas.

La organización racional del trabajo se fundamenta en el análisis del trabajo operacional, en el estudio de los tiempos y movimientos, en la fragmentación de las taras y en la especialización del trabajador. Se busca la eliminación del desperdicio, de la ociosidad operaria y la reducción de los costos de producción. La única forma de obtener la colaboración de los operarios se obtuvo apelando a los planes de incentivos salariales y de premios por la producción, con base en el tiempo-patrón (eficiencia = 100%) y en la convicción de que el salario constituye la única fuente de motivación para el trabajador (hombre económico).

El diseño del cargo y la tarea enfatizar el trabajo simple y repetitivo de las líneas de producción y montaje, la estandarización y las condiciones de trabajo que aseguran la eficiencia. Verifico que no se avanzaba racionalizando el trabajo del operario. Si el supervisor, el jefe, el gerente, o el director continuaba trabajando dentro del mismo empirismo anterior. Para involucrar esos escalones más elevados los ingenieros de administración científica pasaron a preocuparse por los principios de la administración capaces de enmarcar el comportamiento de los gerentes y jefes.

El pionero de la teoría clásica, Henry Fayol, es considerado juntamente con Taylor, uno de los fundadores de la administración moderna se preocupó por definir las funciones básicas de la empresa, el concepto de administración (prever, organizar, dirigir, coordinar y controlar), como también los llamados principios de la administración como procedimientos universales a ser aplicados en cualquier tipo de organización o empresa. Para Fayol existe una proporcionalidad de la función administrativa que se reporte proporcionalmente por todos los niveles de la empresa.

La teoría clásica formulo una teoría de la organización teniendo como base la administración como ciencia. El énfasis en la estructura hace que la organización sea entendida como una disposición de las partes (órganos) que la constituyen, su forma e interrelacionamiento entre esas partes. Esa teoría de la organización se restringe exclusivamente a la organización, esta se debe de caracterizar por una división de trabajo y la correspondiente especialización de las partes (órganos) que la constituyen.

La división de trabajo se puede dar verticalmente (niveles de autoridad) y horizontalmente (departamentalización). Sin embargo, a medida que ocurre la división de trabajo y la especialización debe darse la coordinación para garantizar la perfecta armonía del conjunto y consecuentemente, la eficiencia de la organización. Además, existen órganos de línea (autoridad lineal) y órganos de “staff” (autoridades de “staff” para presentación de servicio y consultoría).

Para conceptualizar mejor qué es administración, los autores aportan de los elementos de la administración (o funciones del administrador).

El enfoque normativo y preceptivo de la teoría clásica se visualiza mejor a través de los principios de la administración, una especie de recetario de como el administrador debe proceder en determinadas situaciones.

A partir del experimento realizado en Hawthome se desarrolló una nueva concepción de la naturaleza humana: el hombre social. Al mismo tiempo, se verificó que la formación de grupos y los procesos grupales pueden ser manipulados mediante algún estilo de liderazgo y comunicación.

Los primeros estudios de la motivación humana (Teoría de campo e inventario de las necesidades humanas básicas) formalizaron la noción de cicló motivacional en cuanto satisfacción, frustración o compensación. Así, se desarrolló la noción de objetivos individuales y su influencia en la moral y la actitud de las personas y grupos.

Además, las experiencias pioneras sobre liderazgo y sus resultados, en cuanto al desempeño de los subordinados, mostraron la excelencia del liderazgo democrático. Estudios posteriores involucraron otras variables, además del carao», características personales del líder, y concluyeron que el estilo de liderazgo debe seleccionarse en función de variables (como fortalezas del administrador, de los subordinados -y de la situación).

Los estudios sobre la comunicación indicaron la importancia de este elemento en las relaciones entre las personas y su desempeño.

La organización informal pasó a ser profundamente investigada, tanto en sus características; como en sus orígenes. Casi puede afirmarse que: los autores humanistas prescindieron de la organización formal para centrarse únicamente en la informal.

La dinámica de grupo y el profundo interés en los grupos informales fueron otros aspectos típicos de esta escuela.

Como toda corriente de oposición inflexible, esta teoría presentó profundas distorsiones y limitaciones (visión inadecuada de los problemas de las relaciones empresariales, limitación en el campo experimental y parcialidad en las conclusiones) que la llevaron gradualmente a cierto descrédito. La concepción ingenua y romántica del operario y el énfasis exagerado en los grupos ‘informales influyeron de manera decisiva para que esa teoría fuese analizada y criticada con dureza.

Los operarios y sus sindicatos descubrieron e identificaron su enfoque manipulador y demagógico. Debido a tantas críticas, fue necesario re- formular la Teoría de las relaciones humanas a partir de la teoría del comportamiento, que se estudiará en capítulos posteriores.

La Teoría neoclásica (escuela operacional, o del proceso administrativo) surgió de la necesidad de utilizar los conceptos válidos y pertinentes de la teoría clásica (eliminando las exageraciones y distorsiones típicas de cualquier teoría pionera), juntándolos con otros conceptos, igualmente válidos y pertinentes, ofrecidos por diversas teorías administrativas más recientes.

La Teoría neoclásica puede identificarse por algunas características sobresalientes: el énfasis en la práctica de la administración, la reafirmación relativa (y no absoluta) de los postulados clásicos, el énfasis en los principios clásicos de la administración, en los resultados y objetivos, y, sobre todo, en el eclecticismo abierto y receptivo.

La Teoría neoclásica considera que la administración es una técnica social básica. Esto implica que el administrador debe conocer, además de los aspectos técnicos y específicos de su trabajo, los aspectos relacionados con la dirección de personas en las organizaciones.

La Teoría neoclásica surgió con el crecimiento exagerado de las organizaciones. Una de las respuestas que buscó dar fue la relacionada con el dilema de centralización versus descentralización. Gran parte del trabajo de los neoclásicos está orientado hacia los factores que conducen a- la descentralización, así como a las ventajas y desventajas que ésta produce.

La Teoría neoclásica destaca las funciones del administrador: planeación, organización, dirección y control. En conjunto, de las funciones administrativas constituyen el proceso administrativo.

La planeación es, la función administrativa que determina los objetivos con anticipación, y qué debe hacerse para alcanzarlos. Así, el estable- miento de objetivos es el primer paso de la planeación. Existe una jerarquía de objetivos para conciliar los objetivos simultáneos que se presentan en una empresa, los cuales van desde los; objetivos organizacionales hasta las políticas, directrices, metas, programas, procedimientos, métodos y normas. En cuanto a su cobertura, la; planeación puede darse en tres niveles: estratégico, táctico y operacional.

Existen cuatro clases de planes: procedimientos, presupuestos, programas o programaciones y reglas o reglamentos.

La organización administrativa que agrupa las actividades necesarias para realizar lo planeado. En cuanto a su cobertura, la organización puede darse en tres niveles: global (diseño organizacional), departamental (diseño por departamentos) y operacional (diseño de cargos y tareas).

La dirección es la función administrativa que orienta y guía el comportamiento de las personas en fundón de los objetivos que deben conseguirse.

Es una actividad de comunicación, motivación y liderazgo, pues se refiere básicamente a las personas. En cuanto a su cobertura, la dirección puede presentarse en tres niveles; global (dirección), departamental (gerencia) y operacional (supervisión).

El control es la función administrativa que busca asegurar que lo planeado, organizado y dirigido cumplió realmente los objetivos previstos. El control está constituido por cuatro fases: establecimiento de criterios o estándares, observación, del desempeño.

Bibliografía

Chiavenato Idalberto. Introducción a la teoría General de la Administración. 2007 Tlalnepantla, Edo de México. Copyright 2004, por Elsevir Editora Ltda.


Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.