7 Maneras de aumentar tu productividad en el trabajo

Qué fácil es distraerse hoy en día mientras trabajamos, con el móvil y todas las interrupciones constantes. Sin embargo, hay técnicas muy eficaces para aumentar la productividad ¡Conoce algunas claves que te ayudarán a maximizar tus esfuerzos y acabar el día satisfecho!

Si mejoras tu productividad, verás que además de estar más tranquilo, tendrás tiempo para otras cosas en tu día a día como por ejemplo estar con tu amigos o familia, aprender inglés rápido, ir al cine, … ¡y todo lo que te gusta!

Aumentar Productividad

1. Empieza por lo importante y lo más difícil

Al inicio del día es habitual tener más energía y la mente más clara que en las últimas horas de la jornada. Por tanto, no dejes lo más complejo para las últimas horas, porque estarás más cansado/a. Además, si al inicio del día puedes marcar como realizada una tarea importante, te sentirás muy bien, y esto te ayudará a afrontar con más ánimo y fuerza las siguientes tareas.

2. Aplica la Regla de los 2 minutos

Uno de los mejores libros sobre productividad en el trabajo es “Getting things done” de David Allen. Si aún no lo has leído, te recomendamos que lo hagas. En uno de los capítulos explica el autor la regla de los dos minutos. La idea es que aquellas tareas que solo te supongan dos minutos, nunca las pospongas ni las delegues. Tardarás menos en hacerlas directamente, por ejemplo responder un correo electrónico rápido.

Sin embargo, no se trata de que te distraigas con todo y dejes lo que estás haciendo. Este tipo de tareas solo debes realizarlas directamente si son importantes y urgentes. Además, ten en cuenta que si estás realizando una actividad que necesita toda tu atención, será mejor que evites cualquier clase de distracción para poder dar lo mejor de ti y ser más eficiente.

3. Haz pausas de calidad

No rendirás más si trabajas sin parar todo el día. Es como querer conducir sin gasolina, ¿verdad que no tendría sentido? Tu gasolina para trabajar son las pequeñas pausas durante el día, estirar las piernas, beber agua, comer algo cada cierto tiempo, desconectar y hablar con algún compañero… No eres una máquina, ¡cuida tu bienestar y mejorará tu rendimiento también!

4. Desayuna y come bien

No todas las comidas ayudan de la misma manera a rendir durante todo el día. El azúcar, por ejemplo, es esencial para el cerebro. Sin embargo el exceso de azúcar puede perjudicar tu productividad. Por otra parte, al inicio del día los expertos recomiendan tomar hidratos de carbono para tener energía, y por supuesto cafeína o teína para activarte. Las frutas, las verduras, los frutos secos y los lácteos también son aliados de tu productividad, con unas medidas equilibradas y procurando la variedad.

5. Identifica tus ‘ladrones del tiempo’

El tiempo es oro, o como dicen en inglés, ‘time is money’. La productividad afecta directamente a nuestra economía, porque nuestro jefe nos puede echar si no somos eficaces, o no podremos conseguir tantos resultados si somos empresarios o autónomos. Aunque no nos demos cuenta, durante el día hay ciertas cosas o personas que nos roban mucho tiempo. Deberíamos pensar en cobrar al Whatsapp las facturas que no podemos pagar a fin de mes, ¡qué fácilmente nos distraemos con esta app!

Si quieres mejorar tu productividad en el trabajo, piensa si las llamadas de tu madre o las interrupciones de un compañero te están saliendo demasiado caras. Deberías aprender a decir que no, marcar límites y establecer horarios para las interrupciones. Esto te ayudará a avanzar mejor con tus tareas.

6. Evita el multi-tasking

Hay determinados trabajos que requieren la multitarea, pero en general la mayoría de nosotros podemos trabajar en una cosa cada vez. Si no eres controlador aéreo o broker de bolsa, te recomendamos que intentes centrarte cada media hora en una cosa diferente. Si estás escribiendo un e-mail o un informe, no dejes el Facebook o el correo abierto, y procura silenciar tu móvil. Establece unas horas concretas para mirar las notificaciones, y ganarás en productividad y en tranquilidad.

7. Celebra los éxitos

La motivación es otra gasolina muy importante para rendir. Ni las mejores técnicas de productividad podrán ayudarte si no eres feliz en tu trabajo, en el día a día. Necesitas disfrutar de tu trabajo, celebrar las pequeñas victorias y tomarte ciertos tiempos para ti. Esto hará que sobrelleves mucho mejor el día a día, y que no sufras aquel famoso síndrome del quemado o burnout.

Acerca del Autor: Este articulo fue escrito por Jake, fundador y director de Papora, una web para aprender inglés online. Es originalmente del suroeste de Inglaterra, pero vive en Barcelona, España.

Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.