El Síndrome del Burnout, un trastorno producto del estilo de vida de los últimos años

El Síndrome del Quemado es un trastorno emocional bastante reciente y viene dado por el estilo de vida que llevamos y al que nos hemos acostumbrado en los últimos años. Concretamente el Síndrome del Burnout fue descrito por el psiquiatra Herbert Freudenberger en 1974 y se trata de un agotamiento tanto físico como psíquico, causado por una situación de estrés prolongada. Normalmente se relaciona con el trabajo, ya que se pierde el interés por el mismo y el sentido de la responsabilidad.

Dentro de la Clasificación Internacional de Enfermedades el Síndrome del Burnout se encuentra recogido en el apartado asociado a “problemas relacionados con el manejo de las dificultades de la vida”. Además, es un trastorno que puede tener consecuencias muy graves para la salud, pues hay casos en los que deriva en depresiones y se ha llegado a considerar como una forma de enfermedad mental.

Esta patología afecta especialmente a los trabajadores que tienen una interacción directa con el cliente y la relación traspasa lo estrictamente profesional y llega a un plano más humano, como ocurre en el caso de los médicos, los psicólogos y el personal docente. Además, las personas más propensas a padecer este trastorno son las más responsables, ambiciosas y comprometidas con su trabajo.

Síndrome del Burnout

Algunas de las principales causas por las que se desarrolla esta patología en estas personas son:

  • Horarios de trabajo excesivos. Normalmente cuando la jornada laboral dura más de ocho horas y se hacen horas extras no remuneradas.
  • Ambiente laboral constante y monótono. Este síndrome afecta especialmente a personas que llevan trabajando mucho tiempo en el mismo sitio, y “estancados” en la rutina.
  • Remuneración económica inadecuada. Las personas más propensas a padecer este trastorno son las que tienen la percepción de que trabajan demasiado para la compensación económica que reciben y eso les genera angustia y estrés.
  • Problemas con los compañeros. Las personas que no tienen una buena relación con sus colegas de trabajo ni con sus jefes son las que tienden a sufrir esta patología.

Para evitar caer en este trastorno debemos seguir una serie de recomendaciones y adquirir unos hábitos de conducta que nos mantengan alejados del estrés y de la sensación de angustia permanente:

  1. Trabajar con los pies en la tierra. Es decir, es muy importante que nos pongamos unos objetivos realistas y trabajemos con paciencia. Las prisas son malas consejeras y, a veces, por querer ir rápido, las cosas salen mal. Es mejor trabajar despacio pero de forma continua para evitar cometer errores insubsanables.
  2. No involucrarse emocionalmente. Hay que saber establecer una distancia con los clientes. Las relaciones con los clientes y sus problemas deben quedarse en la oficina, sobre todo en el caso de profesiones que tienen una relación directa con ellos. Saber definir cuándo termina tu trabajo y cuándo empieza tu vida personal es importantísimo.
  3. No llevarse trabajo a casa. La jornada laboral acaba cuando sales de la oficina. Llevándote el trabajo o los problemas del trabajo a casa solo conseguirás que no disfrutes de tu familia ni de tu tiempo libre, y eso te generará una sensación de estrés continua.
  4. Saber desconectar. Para dejar a un lado el trabajo es fundamental que salgas de tu entorno habitual que hagas cosas diferentes a las que haces normalmente. Alquilar un coche (ver aquí) y salir de tu ciudad sin rumbo fijo, sin una planificación milimetrada, para descubrir sitios nuevos, puede ayudarte a ver las cosas de otra manera.

Este articulo es un aporte de María García


Artículo escrito por Admin

El objetivo de esta comunidad es permitir a emprendedores compartir sus ideas y experiencias para juntos aprender y emprender.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

1 Comentario en este artículo
  1. Rosa Reply

    Excelente artículo, muy constructivo e interesante, soy una gran fan de la web. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.