Análisis del libro «Padre Rico, Padre Pobre» de Robert Kiyosaki

«Padre Rico, Padre Pobre» es sin dudarlo un libro de referencia, sí de educación financiera hablamos. El autor nos muestra muy gráficamente la forma en la que piensan los ricos y los pobres. Pero más allá de mostrarnos una simple comparación de pensamientos, nos marca los lineamientos para poder alcanzar la riqueza.

Análisis del libro Padre Rico, Padre Pobre de Robert Kiyosaki

En las primeras lecciones aprendemos cómo funciona la vida de muchas personas hoy en día, incluso en algún momento de mi vida estuve atrapada en ese ciclo. Estudian, se esfuerzan por alcanzar excelentes notas, con la única ambición de conseguir un puesto bien pagado. Reciben un salario más o menos alto para el tipo de vida que llevan y es aquí donde empiezan su camino a la carrera de la rata. En lugar de ahorrar para después invertir, buscan la manera de gastarlo. O hacerse compromisos de pago. Y nunca jamás les alcanza el salario. Crean un patrón alrededor del dinero que se basa en gastar si sobra, y prestar si hace falta. Bajo esos dos patrones rigen su vida. Y así quedan atrapados, trabajando todos los días por un salario.

Nos muestra las formas de pensar de los asalariados, soñando con buscar un puesto mejor, un trabajo mejor y luego al no poder conseguirlo, se victimizan y culpan a todos menos a ellos mismos.

En esta parte, nos muestra sutilmente algunas actitudes que van marcando la diferencia entre ricos y pobres. Muchos vemos la educación financiera desde un punto de vista muy superficial, y nos enfocamos en decir no gastes, ahorrar e invierte. Pero para tener una verdadera educación financiera, debemos aumentar nuestra inteligencia financiera, para poder alcanzar la riqueza tenemos que tener ciertas actitudes. La primera y que es la base de todo, es la forma en la que afrontamos el miedo. Las personas ricas enfrentan sus miedos. Los pobres intentan huir de ellos, pero siempre terminan siendo alcanzados por el miedo. Por eso el pensamiento de la mayoría es buscar un trabajo seguro, porque tienen tanto miedo, que no evalúan situaciones, no buscan formas creativas de generar riqueza, ni siquiera lo intentan. El miedo los paralizo. Y es ahí donde vienen las excusas, que posteriormente llevan a victimizarnos. Porque esa es la excusa perfecta para no hacer nada. Soy una víctima del sistema.

Nos enseña sobre el control de nuestras emociones, y cómo son una parte importante, para determinar nuestro camino. Y así tomar decisiones basadas en un pensamiento racional y no en emociones. La mayoría toman decisiones basadas en emociones, por eso busca un empleo seguro y son movidos por la codicia. Están tan cerrados en sólo conseguir dinero, que dejan pasar grandes oportunidades de riqueza. Y este es un error muy común hoy en día. Vivimos tan enfrascados en nuestros problemas, en nuestro mundo que aunque la vida nos asentara una bolsa de dinero en nuestra cara, no seríamos capaces de verla.

El autor nos explica la importancia de la inteligencia financiera. Y es que lo difícil no es conseguir dinero, lo difícil es conservarlo. Nos muestra ejemplos de celebridades y empresas que han logrado tener mucho dinero, pero debido a la falta de inteligencia financiera terminaron perdiéndolo todo.

Y nos revela un secreto para ser rico, las personas cuando tienen problemas económicos rápidamente piensan en ser ricos para solucionar su problema, pero el problema no es el dinero. Es la forma en la que lo administras. Por eso las personas que ganan la lotería terminan quedando en la ruina. Enfocamos mal nuestros problemas, el dinero nunca es el problema. Y aunque te regalen un millón de dólares en vez de solucionar tus problemas solo los agrandaras. El problema real es la manera en la que lo administras. Como dice Robert no se puede construir un Empire State con cimientos para una casa, tarde o temprano todo colapsara y será una gran tragedia.

Lo básico que debemos aprender es que en la vida hay dos tipos de cuentas: activos y pasivos. Los activos generan dinero y los pasivos solo generan gasto. Los ricos se llenan de activos y los pobres de pasivos. Uno pensaría que si esa es la fórmula porque hay tantas personas pobres y unas cuantas ricas. La respuesta es simple, no saben manejar sus emociones y sus miedos. Ejemplo sencillo; la mayoría busca impresionar con un buen auto, tanto un auto lujoso como uno austero cumplen con la misma función. La diferencia radica en las emociones que nos generan; en el lujoso te sientes poderoso y rico (aunque la realidad sea que el pago del auto en sí, te deje en quiebra.)

Si manejas tus emociones compraras el auto austero, sin que te preocupe si tus colegas o socios piensan que tu situación económica no es la mejor. Por ello, Robert expone que los ricos se llenan de activos, los cuales a la larga les permitirán adquirir lujos sin que eso implique una deuda, y los pobres se llenan de pasivos con el único propósito de demostrar un estatus social.

Avanzamos en los capítulos y otra vez nos hace mención de cómo el miedo hace que las personas jueguen a la segura, y no se arriesguen para conseguir lo que desean.

Robert T. Kiyosaki nos abre los ojos al explicarnos que para crear riqueza no necesitamos dinero, sino la habilidad de identificar las oportunidades, por ello enfatiza que los ricos inventan el dinero.

Nos invita a expandir nuestros horizontes con ayuda de nuestra inteligencia financiera. Que nos quitemos muchos tabús respecto a la forma en la que vemos el dinero. Y la idea de que para conseguir dinero solo hay dos opciones ahorrarlo o pedir prestado, nos invita a ser creativos e imaginativos, y de esta forma podemos crear dinero.

Otro enfoque que analizamos, es la realidad de que la mayoría de las personas consiguen un trabajo o empleo solo por obtener un sueldo, y nunca por aprender. Nos explica que a través de los trabajos podemos desarrollar habilidades como las ventas, disciplina, a prender de marketing, etc. Un trabajo nunca debe ser visto considerando solo el factor económico. Sino debemos enfocarnos en las enseñanzas que nos dejará. Al momento de solicitar un trabajo, debemos hacerlo con el enfoque de que ahí puliremos nuestras habilidades menos desarrolladas. Ejemplo si le tenemos miedo a las ventas, buscar un trabajo de vendedor para así desarrollar esta habilidad.

En las últimas lecciones nos explica la importancia de superar el miedo, el cinismo, la pereza, los malos hábitos y la arrogancia. Y nos da consejos para poder superarlos. Ya que es muy explícito de que, si no logramos superarlo, jamás podremos ser ricos.

Para terminar, nos da una serie de consejos que van enfocados tanto en formas de pensar y actuar, que harán una diferencia revolucionaria en nuestra vida. Uno de estos consejos es la capacidad que tenemos para escoger lo que deseamos para nuestra vida o la forma en la que utilizamos el dinero. Nuestra vida no está en función de las circunstancias, es a la inversa nosotros creamos a las circunstancias.

Otro consejo que nos brinda es: enseña y recibirás; nos muestra la importancia de dar, nos narra la historia de un tipo que está sentado con un montón de leña en los brazos en una noche fría y le grita a la estufa de hierro: “Cuando me des algo de calor, pondré leña en tu interior”. Esto aplica para todo en la vida para el amor, la felicidad, el dinero, etc. Para todo. Da primero lo que deseas y lo recibirás en grandes cantidades. Muchas veces solo estamos esperando a que el universo nos envíe lo que pedimos, sin ofrecerle nada.

Un maravilloso libro que en cada página nos ofrece las enseñanzas necesarias para ser ricos, no solo en dinero, sino en todos los aspectos de nuestra vida. Porque esa es la verdadera riqueza, tener un equilibrio en la vida donde gocemos de salud, amor, de los beneficios del dinero, de espiritualidad. Una vida en total plenitud.

¿Ya has leído este libro? ¿Cuál otra lección podemos extraer de él? Déjame tus opiniones y aportes en la caja de comentarios 🙂

Datos del autor:

Escrito por Selene Sánchez fundadora del sitio Dinero a la Vista

Resumen del Libro: Resumen Padre Rico Padre Pobre

Facebook: /Dineroalavista


Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.