Saltar al contenido

Equilibrio entre vida y trabajo: ¡un plus para el éxito!

el 15 enero 2020

Vida y trabajo en equilibrio: ¡Un plus para el éxito!

Equilibrio entre la vida y el trabajo ¿Quién no quisiera tenerlo? Lo cierto es que organizar nuestros tiempos e intenciones en favor de mantener este equilibrio es una labor casi imposible, pero que puede resultar siendo el plus que necesitamos para alcanzar el éxito.

Éxito, vida y trabajo

Todos tenemos una visión diferente respecto a lo que el éxito refiere, para algunos ser exitoso es alcanzar cierta estabilidad económica, una casa, un auto de lujo y muchas comodidades, para otros puede consistir en estar en un lugar aislado rodeados de paz, leer muchos libros, casarse, tener o no tener hijos, entre miles de otras opciones.

Lo que hay que tener claro es que para cumplir cada objetivo que nos planteemos en nuestra vida, por distintos que estos sean, conllevan la inversión de nuestro tiempo, trabajo y mucho esfuerzo, muchas veces dejando de lado una cantidad sin fin de elementos importantes que constituyen lo que somos y que hemos ido adquiriendo con el paso del tiempo desde nuestra niñez.

Esos elementos variados como gustos musicales, comidas favoritas y relaciones personales son los que referimos como vida en este texto, una vida más allá del levantarse cada día en la madrugada a sumirnos en la monotonía de una oficina, olvidando por completo todos los demás aspectos que componen nuestra existencia.

Equilibrio a la hora de emprender

Equilibrio entre vida y trabajo

Generalmente en todos los ámbitos del emprendimiento y la libertad financiera, se nos incita al trabajar el doble por nuestros sueños, a dejarlo todo en la cancha sin importar cuanto tiempo y esfuerzo nos demande ello, a dedicar la mayor cantidad de nuestra energía en construir y reconstruir nuestros proyectos con el fin de llegar a la meta y considerarnos personas exitosas.

Hasta este punto las cosas no pintan tan mal, pues es absolutamente cierto que, para alcanzar nuestros sueños, dejar de depender de ese jefe malhumorado o ese puesto de trabajo mal pago, debemos esforzarnos muchísimo y dedicar bastante tiempo y energía a nuestros proyectos.

Sin embargo, poca atención se le ha prestado a las consecuencias emocionales, sociales y físicas que el sobreesfuerzo laboral puede generar el emprender en nuestras vidas.

El estar constantemente sumidos en el estrés del paso siguiente, de la obtención de resultados favorables, los pésimos hábitos de sueño y alimentación, el dejar de lado las relaciones sociales e incluso reducir los cuidados propios tanto mentales como físicos, no son un pasaporte directo al éxito sino una caída libre hacia un posible trastorno mental.

Volver a lo elemental en busca de equilibrio

Vida y trabajo en equilibrio

A veces, en nuestro afán de cumplir nuestros sueños, rompemos ese equilibrio que le da bienestar a nuestra vida y olvidamos completamente elementos primordiales como nuestra familia, nuestra pareja, practicar nuestros hobbies, salir a comer, respirar en medio de la naturaleza o disfrutar de una buena canción y una cerveza.

Aun cuando estemos obteniendo buenos resultados en nuestros proyectos, en nuestra mente se estará maquinando más estrés y más pensamientos a futuro que aumentan nuestra ansiedad y frustración, un coctel perfecto para desencadenar un trastorno depresivo ¡Imaginen como es cuando las cosas no están saliendo como lo esperábamos!

Para evitar esto debemos tener en cuenta que la vida tiene varios círculos que debemos atender, nuestro bienestar y la percepción de una vida plena y feliz se obtiene cuando tenemos bien cubiertos y equilibrados cada uno de estos círculos, cuando volvemos a lo elemental, aquello que nos constituye y que hace que seamos nosotros mismos, así que es hora de cambiar esa mentalidad de auto esclavitud y darle un respiro a la existencia.

De nada serviría crear un proyecto empresarial que le dé un estilo de vida cómodo a tus hijos, si cuando alcanzas la estabilidad económica para hacerlo ya te has perdido miles de momentos junto a ellos por estar sumido en el trabajo.

Conclusión

Trabajar para alcanzar nuestros sueños siempre será un esfuerzo y una inversión gigante, pero esto no puede significar que debamos dejar de lado las demás cosas importantes de nuestra vida, pues en ella hay muchos sueños cumplidos, esas horas que dedicaste a aprender a tocar aquel instrumento ¿Hace cuánto no lo haces? El amor que sentías por tu pareja y tus hijos ¿hace cuánto no se los demuestras? ¿hace cuánto no les dedicas tiempo de calidad?

El trabajo no es tu vida, es parte de tu vida y de ninguna manera es la parte más importante, la finalidad de emprender es que en un punto tu trabajo haga dinero por ti, mientras tu disfrutas la vida real, la vida de tus pasiones, pero el tiempo es un recurso limitado y la vida un juego de azar, así que ¿porque esperar? Comienza a darle un lugar a cada factor de tu vida y verás cómo tus percepciones y sentimientos mejorarán notablemente, creando ideas nuevas para tus proyectos y motivándote cada día más por ser esa persona que sueñas ser.

¡Te invito a leer otro de mis artículos!

Escrito por

Psicólogo empresarial de la Universidad de Antioquia - Colombia con énfasis en desarrollo personal, RRHH, emprendimiento y marketing, columnista aficionado, amante de la música, la fotografía y la tecnología.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.