Saltar al contenido

El estrés en los universitarios

el 27 noviembre 2020

Resumen

El presente trabajo de investigación cualitativa está enfocado al estrés académico que presentan los estudiantes de universidad, debido a diversos factores que la misma en su mayoría provoca en los individuos. Como objetivo principal, se pretenden determinar ciertas estrategias que permitan al individuo a mantenerse un tanto en armonía y controlar las situaciones de estrés, así como específicamente se busca definir cuáles son los factores que causan este cambio de ánimo en los estudiantes y saber cómo es que pueden mejorar esa situación, debido a que el estrés es un estado en la mayoría de las ocasiones inevitable de suceder, por ende, se pretende dar ciertas alternativas de solución para que los jóvenes puedan administrar los ámbitos que sean necesarios para cubrir sus obligaciones, sea en la universidad, sea en el trabajo, sin más ni menos que una buena administración de tiempo. De igual manera, el presente trabajo menciona la teoría de Selye, la cual abarca tres etapas del estrés, definiendo que es lo que sucede en cada una y como es que afecta al individuo. Es importante recalcar que dicha teoría habla sobre las causas, reacciones, desarrollo y consecuencias del estrés entendiéndolo físicamente. En base a los resultados que se pueden mostrar, se llegan a varias deducciones y por ende, una recomendación adecuada. Es crucial saber que el estrés se presenta por diferentes factores y que repercute en cada persona de diferente manera, esta investigación tomará los resultados con mayor parentesco, dando así, una herramienta como alternativa que aplique a la mayoría de los estudiantes de la universidad tecnológica de Querétaro.

Palabras clave: Estrés académico, alternativas de solución, Teoría de Selye.

Estrés

1. Introducción

El estrés es un factor por el cual la mayoría de las personas y, sobre todo, estudiantes han tenido secuelas, tanto físicas como psicológicas. Se tiene los rumores de que este estado puede evitarse, sin embargo eso es erróneo, ya que este estado es inevitable y la solución adecuada es saberla controlar, moderar y saber trabajar con él, no es opcional.  Existe una famosa teoría sobre este, creada por Selye, el cual menciona tres fases del estrés, que el individuo tiene que conocer. Es importante tener en cuenta que la falta de una buena administración de tiempo y dinero, es causante de dicho estado. Hoy en día el estrés es un terrible generador de problemas en los estudiantes universitarios, más porque la mayoría trabajan y estudian al mismo tiempo, y llevar esto a cabo no es tarea sencilla. Es por esto que en esta investigación se establecieron objetivos general y específico para resolver la problemática, así, ayudando a dar posibles alternativas y/o recomendaciones para establecer un equilibrio en la vida de los afectados, esto, por medio de herramientas como aplicaciones en el móvil, agendas (físicas o electrónicas), y varias técnicas que regularan dicho estado cuando el individuo lo requiera. Teniendo como actores a los estudiantes de la Universidad Tecnológica de Querétaro, enfocada en una división y carrea específica.

2. Planteamiento del problema

Contextualización

El término estrés se ha convertido en un vocablo habitual de nuestra sociedad actual. Se trata pues de un término complejo, extremadamente vigente e interesante, del cual actualmente no existe consenso en su definición. Dicho término se ha utilizado históricamente para denominar realidades muy distintas. Según Sarubbi et al (2013) definen que:

El estrés académico es un complejo fenómeno que implica la consideración de variables interrelacionadas: estresores académicos, experiencia subjetiva de estrés, moderadores del estrés académico y finalmente, efectos del estrés académico. Todos estos factores aparecen en un mismo entorno organizacional: la Universidad. En particular, este entorno, representa un conjunto de situaciones altamente estresantes debido a que el individuo puede experimentar, aunque sólo sea transitoriamente, una falta de control sobre el nuevo ambiente (p.291)

Cuando se habla del estrés académico los causantes puede ser muchos factores, si solo al entrar a la universidad ya es estresante, la permanencia y obligaciones diarias pueden provocar estrés. Los escasos trabajos sobre el tema han demostrado la existencia de índices notables de estrés en las poblaciones universitarias, alcanzando mayores valores en los primeros cursos de carrera y en los períodos inmediatamente anteriores a los exámenes (Muñoz, 1999) destacándose como estresores académicos más importantes las notas finales, el excesivo trabajo para casa, los exámenes y el estudiar para los mismos. Hoy en día, es una problemática a la que se está prestando una atención creciente. Sin embargo, el estrés académico o estrés del estudiante no recibe la suficiente atención en el ámbito de la investigación. Por su parte Macías (2006) refiere que: “es importante crear un modelo conceptual para el estudio del estrés académico, ya que hasta la fecha no se ha construido un solo modelo, a diferencia de campos como el del estrés laboral donde se pueden encontrar múltiples modelos” (p.111)

Actores

Esencialmente el estrés no está exento para nadie, pero los afectados de esta investigación son los estudiantes universitarios de la Universidad Tecnológica de Querétaro, específicamente de la División Económica – Administrativa. Ahora que sucedió la contingencia, tal vez para un cierto porcentaje de estudiantes resulta más benefactor estar estudiando desde casa, pues hay varia ventajas como:

  • No gastar en transporte o gasolina, dependiendo el medio
  • Estar con su familia más tiempo
  • Ayudar en casa para que los padres den un respiro
  • Mantenerse más seguras y seguros

Eso y entre otros aspectos más, pero también hay estudiantes que prefieren estar presencialmente, ya que:

  • Hay más distractores en clases en línea
  • Las dudas que se generen pueden ser resueltas pero no al instante
  • Trabajan y estudian (a la par).

El estrés se vive todos los días, unos más que otros y eso directamente proporcional a la tarea que se lleve al día, las labores que se tengan en casa y los compromisos que existan en la sociedad.

Escenario

La Universidad Tecnológica de Querétaro será el escenario ideal para el estudio de caso, contemplando solamente la División Económica Administrativa (DEA) y estudiantes de Administración Capital Humano, TSU como Licenciatura.

Objetivo General

Determinar estrategias que permitan controlar estados de estrés en los estudiantes, específicamente universitarios.

Objetivo Específico

Identificar las principales causas del estrés en la vida de un estudiante.

Preguntas

¿Cómo se puede controlar el estrés?, ¿Qué factores nos llevan a un nivel de estrés máximo?

Hipótesis

Todos nos sentimos estresados en algún momento. Es una reacción normal a un cambio o desafío. Pero el estrés que continúa por más de unas cuantas semanas puede afectar su salud, pero, contestando la primera pregunta, estas son algunas propuestas de acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos Americanos:

  • Reconocer las cosas que no puede cambiar: Aceptar que no puede cambiar ciertas cosas le permite dejarlas ir y no alterarse. Por ejemplo, no puede cambiar el hecho de que debe conducir durante la hora pico. Pero puede buscar maneras de relajarse en el trayecto, como escuchar un podcast o un audiolibro.
  • Evitar las situaciones estresantes: Siempre que le sea posible, aléjese de la fuente del estrés. Por ejemplo, si su familia discute en los días festivos, dese un descanso y salga a caminar o a dar una vuelta en el auto.
  • Hacer ejercicio: Realizar actividades físicas todos los días es la mejor y más fácil manera de lidiar con el estrés. Al hacer ejercicio, su cerebro libera químicos que lo hacen sentir bien. También puede ayudarle con su energía reprimida o su frustración. Busque algo que disfrute, ya sea caminar, montar en bicicleta, jugar softball, nadar o bailar, y hágalo por al menos 30 minutos la mayoría de los días.
  • Hacer algo que disfrute: Cuando el estrés lo tenga decaído, haga algo que disfrute para ayudar a ponerlo de pie de nuevo. Puede ser algo tan simple como leer un buen libro, escuchar música, ver su película favorita o salir a cenar con un amigo. O comience un nuevo pasatiempo o clase. Sin importar lo que elija, intente hacer al menos una cosa al día que sea solo para usted.
  • Aprender nuevas maneras para relajarse: La práctica de técnicas de relajaciónes una gran manera de lidiar con el estrés del día a día. Las técnicas de relajación le ayudan a disminuir el ritmo cardíaco y reducir la presión sanguínea. Existen muchos tipos, desde respiraciones profundas y meditación hasta yoga y taichí. Tome una clase o intente aprender de libros, videos o recursos en línea.
  • Dormir lo suficiente: Descansar suficientemente durante la noche puede ayudarle a pensar con más claridad y a tener más energía. Esto hará que sea más fácil manejar cualquier problema que pueda surgir. Intente dormir entre 7 y 9 horas todas las noches.
  • Mantener una dieta saludable: Comer alimentos saludables ayuda a darle energía a su cuerpo y su mente. Evite los refrigerios con altos contenidos de azúcar y consuma muchas verduras, frutas, granos integrales, lácteos reducidos o libres de grasas y proteínas magras.
  • Aprender a decir que no: Si su estrés viene de realizar demasiadas tareas en casa o en el trabajo, aprenda a establecer límites. Pida ayuda a los demás cuando la necesite.

Respecto a la segunda interrogante, los indicadores o respuestas de estrés son los que en definitiva nos permiten determinar que éste existe, podemos distinguir los Neuroendocrinos, los psicofisiológicos y los psicológicos.

Ante estímulos amenazantes, particularmente si estos son de naturaleza emocional, el organismo reacciona a través de diferentes sistemas neuroendocrinos, así se prepara para la lucha o la huida de la amenaza. Esta reacción que en principio es adaptativa y natural, tendrá unas consecuencias tremendamente negativas para la salud cuando se presente con demasiada frecuencia o simplemente dicha preparación y el exceso de energía que supone no son necesarios.

Las respuestas psicofisiológicas, en general son de tipo involuntario, como las anteriores, y algunas de ellas son el aumento de la tasa cardíaca, la presión sanguínea o la actividad respiratoria.

Además de la activación o inhibición de mecanismos fisiológicos y bioquímicos, es importante el número de reacciones psicológicas asociadas al estrés. Existen las emocionales, somáticas, cognitivas y comportamentales.

Las primeras son las más importantes, al punto que muchas veces se ha confundido el estrés con las emociones concretas que lo acompañan. Los indicadores emocionales están muy relacionados con los somáticos y con frecuencia son una causa de los otros o viceversa. Las emociones asociadas al estrés son las negativas, ansiedad, depresión, ira etc., y estados de ánimo como la impaciencia, la frustración, entre otras.

Los indicadores somáticos son percibidos por los sujetos y expresados como quejas, siendo los más habituales la fatiga, el insomnio, el temblor, y dolores de distinto tipo. Muchos de estos aspectos somáticos no son más que los componentes de la reacción emocional, por ejemplo en el caso de la ansiedad. Parece que la ansiedad se relaciona más con un estado de estrés temporal y la depresión con uno crónico.

Premisas

Después de leer las hipótesis en base a las preguntas, se llega a las siguientes premisas:

  • El estrés no es opcional, por ende, es importante saber cómo afrontarlo.
  • El estrés genera problemas de salud, unas más graves que otras y dependiendo los factores, por ello, se recomendarán simples estrategias como solución pronta.

Alcance

En este trabajo, principalmente se desean mostrar las causas del estrés, como sobrellevarlo y normalizarlo en la vida, no se puede eliminar algo que default estará ahí, pero si se puede saber cómo acoplarlo al individuo y esto no significa que se tenga que estresar a fuerza, sino que, en un momento dado llegará, es un estado natural. Posterior a saber las causas, se determinara una estrategia en base a los resultados que se obtendrán después de realizar y aplicar una encuesta a estudiantes de la UTEQ, de la División Económica – Administrativa, para dar una pronta solución. Se tomará como muestra sólo a estudiantes de esta comunidad y no de demás universidades del estado de Querétaro para realizar una muestra pequeña, alcanzable y verídica, que si se pueda realizar, ya que si se comienza a extender, se puede adquirir información que no sea de un actor universitario, que es lo que se pretende en esta investigación.

3. Justificación

El estrés es un estado en donde las personas caen fácilmente por no saber controlar o lidiar con él, y sin pensar que, de no ser así, puede afectar seriamente a largo plazo la salud. Es de suma importancia no dejar esto a la ligera ya que los daños que provoca son severos y esto incumbe a la mayoría de las personas, los que trabajan y evidentemente los estudiantes. La falta de organización y la administración del tiempo provocan caer en un estrés innecesario. La revista Mexicana de Psicología mostró en un artículo, llamado “Evaluación del riesgo suicida y estrés asociado en adolescentes estudiantes mexicanos” los resultados de un tamizaje, realizado por el Inventario de Riesgo Suicida (IRIS). Los resultados de este estudio indicaron que hay una correlación importante entre los sucesos de vida estresantes y el riesgo suicida, es decir, que al aumentar el número de sucesos estresantes reportados por los jóvenes el riesgo suicida aumenta y esto ya es alarmante para el país. Pero, esto también tiene que ver bastante con el modelo educativo ejecutado en México. Se han aplicado varias pruebas tipo PISA, en donde muestra que México ha quedado en los últimos lugares. No yendo tan lejos, En PISA 2018, los estudiantes mexicanos obtuvieron un puntaje bajo el promedio OCDE en lectura, matemáticas y ciencias. En México, solo el 1% de los estudiantes obtuvo un desempeño en los niveles de competencia más altos (nivel 5 o 6) en al menos un área (Promedio OCDE: 16%), y el 35% de los estudiantes no obtuvo un nivel mínimo de competencia (Nivel 2) en las 3 áreas (promedio OCDE: 13%). Aquí la pregunta es, ¿Qué se está haciendo al respecto para poder sacar el mejor desempeño de los estudiantes in levarlos a un nivel de estrés? Volviendo con la Revista Mexicana de Psicología, mencionan que sería importante evaluar la presencia de estresores acumulados a lo largo de la vida, como lo señala Overholser (2003). Los resultados obtenidos indican también la posibilidad de detectar a aquellos adolescentes que tienen un nivel más elevado de estrés al esperado y realizar acciones de prevención. Ya otros autores han mencionado que el estrés se asocia no sólo con el riesgo suicida sino también con otro tipo de problemas psicopatológicos (Fremouw et al., 1993).

4. Antecedentes

Se han realizado artículos y tesis sobre el estrés académico, así como su estudio y posibles soluciones ya que el principal afectado es del individuo perjudicando su salud.

Según Xuyá (2018) algunos antecedentes sobre el estrés más relevantes son los siguientes:

Cardona, L (2015) en su investigación “Relaciones entre procrastinación académica y estrés académico en estudiantes universitarios” para optar al título de licenciatura en psicología. Universidad de Antioquia. Colombia. Su objetivo fue identificar y analizar las relaciones entre el estrés académico y la procrastinación académica en los estudiantes de la Universidad de Antioquia. El estudio es de tipo transversal con un nivel descriptivo- correlacional. Utilizó el inventario de estrés académico SISCO y la escala de procrastinación académica PASS. El tamaño de la muestra fue de 198 estudiantes, 118 mujeres y 80 hombres, con edades entre los 17 y 34 años. Los resultados: se encontraron correlaciones significativas entre la conducta procrastinadora y algunas reacciones fisiológicas, psicológicas y comportamentales relacionadas con el estrés académico, como la fatiga, el dolor de cabeza, somnolencia, inquietud, sentimientos de depresión y tristeza, ansiedad, angustia o desesperación, problemas de concentración e irritabilidad.

Rosales, J (2016) en su tesis “Estrés académico y hábitos de estudio en universitarios de la carrera de psicología de un centro de formación superior privada de Lima-Sur”. Licenciatura en psicología. Universidad Autónoma del Perú. Lima, Perú. Planteando como problema de investigación ¿Cuál es la relación entre estrés académico y hábitos de estudio en estudiantes de la facultad de psicología de un centro de formación superior privado de Lima-Sur? Teniendo como objetivo establecer la relación que existe entre el estrés académico y los hábitos de estudio en universitarios de la carrera de psicología del I al IV ciclo de un centro de formación superior de Lima-Sur. El diseño de investigación es correlacional y el tipo no experimental transversal. El instrumento utilizado fue el inventario SISCO de Estrés Académico y el inventario de Hábitos de Estudio CASM-85. La población fue de 337 estudiantes universitarios del I al IV ciclo cuyas edades oscilan entre 16 y 31 años, el integro de los estudiantes paso a formar parte de la muestra. Se obtuvo que el 80.50% presentan un nivel promedio del estrés académico y el 78.99% un nivel promedio de hábitos de estudio, el sexo establece diferencias en las áreas estrés físico, psicológico y estrés académico (es mayor en las mujeres).

Muñoz (citado en Candiotti, 2017) señala que las estrategias de aprendizaje son el conjunto de procedimientos que se instrumentan y se llevan a cabo para lograr algún objetivo, plan, fin o meta. Es la secuencia de procedimientos que se aplican para lograr aprender. Dichos procedimientos o actividades mentales muchas veces se ven limitados a situaciones de lectura y repetición memorística que sirven para lograr objetivos a corto plazo, pero no para lograr un aprendizaje significativo. Diversos autores nos demuestran que dichas estrategias contienen técnicas o tácticas precisas para cada estrategia que forman parte del procesamiento de la información. Asimismo, varios autores como Monereo (2000), Díaz Barriga y Hernández (2002), indican que las estrategias de aprendizaje son procesos o procedimientos conscientes e intencionales. Al respecto se puede decir que el estudiante determina que estrategias y técnicas empleará para lograr el objetivo final de aprender.

En cada trabajo citado y mencionado se han cubierto varias investigaciones en las cuales mencionan los factores causantes de estrés, así como los resultados incluso comparaciones que se tiene de otras investigaciones. Sin duda, el estrés es bastante variable para cada individuo, todo está en el entorno y los factores que día a día lo rodean como lo es una temporada de exámenes, no saber trabajar en equipo, la manera de aprender, el modelo educativo que se ejecute en su país, la cantidad de actividades que se tienen que realizar entre otras. Puedo rescatar que la mayoría de los autores, se basan en gráficos y tablas para determinar el principal problema según el enfoque de cada investigación y concuerdo con ellos, considero que es una manera muy confiable y verídica de comprobar la información que se ha desempeñado durante el trabajo.

5. Marco Teórico

La palabra estrés viene de la palabra griega stringere, y significa ‘provocar tensión’. Existe una teoría propuesta por Hans Selye, quien fue profesor e investigador y que en su momento afirmó que “lo que importa no es lo que nos sucede sino la forma cómo se recibe”. A partir de aquí elabora su teoría, de la cual se hablara más adelante.

Selye (1935) afirma que “El estrés es la respuesta no específica del organismo a toda demanda que se le haga”. Por otro lado, en los años 40 también definió el Síndrome General de Adaptación (SGA), entendiendo el estrés como una respuesta inespecífica y global del organismo.

Selye establece su teoría del estrés, según la cual es respuesta biológica, igual en todos los organismos y estereotipada. Además, se puede medir e implica una serie de secreciones hormonales, responsables de las reacciones que mostramos ante una situación estresante. Dichas reacciones son somáticas, funcionales y orgánicas. Aunque cabe destacar que la mayoría de las veces el organismo responde en armonía ante los estímulos del ambiente y sin consecuencias negativas: es lo que se conoce como el buen estrés.

Otras veces, sin embargo, y siguiendo la Teoría del estrés de Selye, el organismo es incapaz de adaptarse al medio (cuando aparece el estrés), ya que las respuestas exigidas son demasiado intensas o prolongadas y las demandas superan su resistencia y/o adaptación. Se habla entonces del “distress” o “mal estrés” (estrés, en general).

Fisiológicamente, el estrés sería un proceso normal de estimulación, activación y respuesta del organismo. Pero cuando este es prolongado o demasiado intenso, es cuando resulta perjudicial y aparece el SGA de Selye. De esta forma, en la Teoría del estrés de Selye se concibe el estrés como algo indispensable para el funcionamiento del organismo y que permite el progreso, a no ser que este sea excesivo y se convierta en disfuncional o desadaptativo, como ya hemos visto.

Para Selye, la mayor parte de los esfuerzos físicos o mentales que realiza una persona para adaptarse a las exigencias de la vida, las infecciones y otros agentes causantes de estrés, provocan unas modificaciones en el organismo. Estas modificaciones se han de presentar en las dos primeras fases del Síndrome General de Adaptación (fase de alarma y fase de resistencia). Estas consisten en lo siguiente;

Primera fase: Fase de alarma. Ante la percepción de una posible situación de estrés, el organismo empieza a desarrollar una serie de alteraciones de orden fisiológico y psicológico (ansiedad, inquietud, etc.) que lo predisponen para enfrentarse a la situación estresante.

Segunda fase: Fase de resistencia. Supone la fase de adaptación a la situación estresante. En ella se desarrollan un conjunto de procesos fisiológicos, cognitivos, emocionales y comportamentales destinados a «negociar» la situación de estrés de la manera menos lesiva para la persona. Si finalmente se produce una adaptación, esta no está exenta de costos, disminución de la resistencia general del organismo, disminución del rendimiento de la persona, menor tolerancia a la frustración o presencia de trastornos fisiológicos más o menos permanentes y también de carácter psicosomático.

Tercera fase: Fase de agotamiento. Si la fase de resistencia fracasa, es decir, si los mecanismos de adaptación ambiental no resultan eficientes se entra en la fase de agotamiento donde los trastornos fisiológicos, psicológicos o psicosociales tienden a ser crónicos o irreversibles. Esta solo cuando el cuerpo se intenta adaptar a demasiados cambios o fuentes de estrés, o cuando estos perduran en el tiempo.

Para este trabajo, es importante aplicar la teoría para la metodología que se pretende manejar.

Complementando la idea, la fase dos se refiere que el cuerpo tiene que saber lidiar, negociar o tratar con este síntoma y evitar la fase tres, que,  más adelante se explicará el método con que cual se llevará a cabo la recopilación de algunos datos que serán de utilidad para poder generar propuestas y así seguir la metodología del trabajo con la teoría de Selye.

6. Método

El método que se desarrolló en esta investigación es  Estudio de caso, mismo que “se caracteriza porque presenta especial atención a cuestiones que específicamente pueden ser conocidas a través de casos. El caso puede ser simple o complejo y puede ser un niño, una clase, o un colegio” (Buendía, Colás, & Hernández, 1998, p. 257). Además, “la elección del caso se realiza para avanzar en la comprensión de aquello que nos interesa” (ídem). De la misma manera facilita la visualización de los resultados y por ende, permite hacer recomendaciones de herramientas para hacer que los estudiantes las utilicen y eviten estresarse de una manera intensa, logrando que su trabajo sea un tanto más ameno y productivo.

Por otra parte, se define que el estudio de caso como método de investigación puede diferenciar entre la técnica didáctica y la investigación (Saldaña, Díaz & Gaona, 2015). De manera tal, como técnica didáctica, el estudio de casos proporciona al estudiante un problema para su análisis y discusión dentro del aula, teniendo así, una finalidad pedagógica.

La principal diferencia entre ambos radica en que como método de investigación, los casos están diseñados para comprobar hipótesis y desarrollar teorías. Mientras que los casos para enseñanza pretenden alcanzar objetivos pedagógicos (Naumes y Naumes, 2012).

De acuerdo con Martínez-Carazo (2006), este método es una herramienta valiosa de investigación. Pues una de sus principales fortalezas radica en medir y registrar las conductas de las personas involucradas en el fenómeno estudiado. Esto no es posible mediante la investigación cuantitativa.

Técnica

En el presente trabajo se utilizó la encuesta, por medio de un formulario de Google Forms, haciendo constar este mismo por tres rubros importantes

  • Físicos
  • Psicológicos
  • Alternativas

Posterior a eso, arrojo la información necesaria para interpretarla adecuadamente.

Resultados

Después de haber aplicado el cuestionario a un pequeño grupo de personas que representaron una muestra de la UTEQ, específicamente los estudiantes de la División Económica Administrativa se fue desglosando e interpretando para que las interpretaciones fueran más completas.

Respecto a las interrogantes iniciales, las cuales son: ¿Cómo se puede controlar el estrés? ¿Qué factores nos llevan a un nivel de estrés máximo? se obtuvo por respuesta lo siguiente:

¿Cómo se puede controlar el estrés?, es variable para cada individuo, algunos estudiantes ya cuentan con técnicas que los ayudan a salir de ese estado más fácilmente, se relajan dándose un tiempo para ellos en las actividades que realizan tomando un rango de tiempo, de 10 a 15 minutos para después volver a sus actividades, salen por las noches a correr, escuchan música y se olvidan un momento de lo que estaban haciendo o bien, cuando están en este estado usan la técnica llamada “Abrazo de Mariposa”, consiste en cruzar ambos brazos y dar un tipo abrazo dan palmaditas en los hombros, con eso, se controlan más fácilmente.

¿Qué factores nos llevan a un nivel de estrés máximo?, aquí los factores coincidieron bastante las respuestas, todos se engloban en los siguientes puntos:

  • El exceso de tarea, evaluaciones, exceso de trabajo
  • La escuela en general, las cargas excesivas de trabajo
  • Tener muchas cosas por hacer y más cuando es entregar proyectos
  • Muchas tareas por los profesores
  • Los proyectos, presentación, problemas familiares y problemas personales
  • Fechas próximas de exámenes pero sobre todo el entregar trabajos o proyectos en fechas establecidas ya que con el trabajo me es difícil acoplarme
  • Demasiada tarea, trabajo.

Con ello se llega a una conclusión: La mayoría de los jóvenes y estudiantes universitarios trabajan, por ende, el estrés comienza cuando se les “junta” (por escribirlo coloquialmente), las actividades de sus respectivos trabajos y las actividades que tienen que entregar en la universidad.

Tratamiento de la información

La mayoría de los estudiantes han sufrido o pasado por el estrés, sólo una persona que respondió la encuesta menciono a través de sus respuestas que no ha entrado en dicho estado, esto me hace reflexionar y pensar que probablemente esa persona sabe administrar sus tiempos, porque, investigado este tema, el estrés es inevitable en nuestras visas, no necesariamente son factores internos, sino también los externos que siempre pueden llegar a suceder, como lo son las incidencias. A la mayoría de los universitarios nos hace falta una herramienta con la cual podamos contar y comenzar a administrar el tiempo de una manera adecuada.

Respecto al rubro físico, la mayoría de los estudiantes tienen problemas como dolores de cabeza, dolor muscular, dolo estomacal, caída de cabello, después de eso, muy pocos indicaron tener sangrado nasal cuando están estresados.

Psicológicamente hablando, la mayoría y representada con un 77.3% se le dificulta concentrarse en las actividades que realiza, y esto debido al exceso que tienen de trabajo y tareas. Si bien es cierto, es que las redes sociales resultan también ser una gran distracción.

Ahora, en base a las alternativas, los alumnos dijeron no tener o utilizar alguna herramienta que los ayude a administrar sus tiempos, sin embargo, están dispuestos a implementarlas para mejorar su rendimiento diariamente, por ende, el nivel de estrés que presenten será (deseando que así sea) casi nulo.

Debido a esto, se recomiendan las siguientes estrategias:

Utilizar aplicaciones para administrar el tiempo, tales como:

  • Forest: es una aplicación que ayuda a dejar el móvil para centrarte en el presente. Si se desea dejar el móvil temporalmente y centrarse en lo más importante de la vida, se puede plantar una semilla en Forest, es decir, ayuda a concentrarse y alejar las distracciones para ser productivo en un periodo de tiempo.
  • Evernote: Es la aplicación móvil por excelencia para la gestión de tu agenda de trabajo. Evernote es la app de agenda online más completa del mercado a día de hoy. Se presenta como un espacio para “capturar todas tus experiencias” y acceder a ellas desde cualquier lugar, ya que todas tus anotaciones se actualizarán al instante en todos los dispositivos en los que tengas instalados la aplicación.

Esto con el fin de que los universitarios comiencen a tomar conciencia de que la falta de administración de tiempo, dinero y otros recursos, es la fuente inicial para dar paso al estrés.

Ahora, una vez estando en ese estado, por más sencillo que parezca, respirar profundamente durante 10 segundos ayuda a que le entre oxígeno al cerebro, de esta manera se despeje un poco y de paso a pensar en las soluciones dependiendo la situación de una manera más adecuada.

Es importante recalcar que es inevitable no caer en este estado, unos factores dependen del individuo, otros no, tales como el tráfico en la ciudad, las temperaturas tal alta que existen hoy en día y otros factores externos similares a estos.

7. Conclusiones

Concluyendo con esta investigación, he resuelto algunas dudas que tenía a cerca de los factores que inducen al individuo a estresarse. Me siento satisfecha con esta investigación, mis objetivos se cumplieron y mis interrogantes fueron resueltas, logro identificar el principal factor de estrés y su posible solución, eso sí, llevando al individuo a tomar conciencia y crear una disciplina sobre la planeación de sus actividades. Desde mi punto de vista, eso es lo que a la mayoría de las personas nos falta, comenzar a adquirir herramientas que nos ayuden a mejorar la gestión del tiempo en la vida.

Personalmente las clases en línea nos han venido afectando, unos más que a otros.

En ocasiones estoy tomando clase en mi trabajo (negocio familiar) y es algo molesto y un poco incómodo el hecho de estar atenta a las clases y que llegue un cliente, tienes que atenderlo y de buena manera, pero cuando regresas te pierdes, pierdes esa noción de la clase y se rompe la concentración, es como tratar de iniciar esos intervalos de atención que estabas poniendo. No le puedes explicar a tu profesor que estabas atendiendo y que te permita mientras lo haces, pero tampoco puedes quejarte con algún familiar de lo que sucede, explico porque familiar, ya que es negocio propio, eso me genera estrés. Al hacerlo yo, mi madre se preocupa por verme en ese estado, tampoco es lo que deseo, simplemente que no he encontrado una técnica, herramienta o estrategia que me permita hacerlo y de manera eficiente.  Es por ello, que decidí trabajar en esta investigación y en este tema, para ayudarme y ayudar a las personas que estén pasado por la misma situación. Encontrando como respuesta al problema, saber administrar el tiempo y planear de una manera más adecuada las actividades cotidianas, lo que sucede es que las personas carecen de estar virtud pero en realidad es disciplina que se va forjando, para esto nuestra voluntad y eso pasa, no tondos tienen ganas de tenerla, tan sencillo como eso.

Reiterando parte del tratamiento de la información, me gustaría que los chicos que estudian, trabajan e incluso ya son padres, sigan estas estrategias, que, por más sencillas que parezcan, teniendo visión resultan efectivas y generadoras de tiempos productivos y, lo más importantes, saber manejar el estrés es algo que todos deberíamos aprender a hacer, por nuestra salud.

Referencias

  • Barraza, A. (2006). UN MODELO CONCEPTUAL PARA EL ESTUDIO DEL ESTRÉS ACADÉMICO. Extraído de https://www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin/vol9num3/art6vol9no3.pdf
  • Ávila, J. (2014). El estrés un problema de salud del mundo actual. Recuperado 19 de septiembre de 2020, de http://www.scielo.org.bo/pdf/rcfb/v2n1/v2n1_a13.pdf
  • Casari, L. M. (2014). Estrategias de afrontamiento y ansiedad ante exámenes en estudiantes universitarios. Extraído el 19 de septiembre de 2020, de http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S0254-92472014000200003&script=sci_arttext
  • Cerna, R. P. (2018). ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE Y ESTRÉS ACADÉMICO EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS DE PRIMER CICLO DE LA FACULTAD DE PSICOLOGIA DE UNA UNIVERSIDAD PRIVADA DE LIMA. Extraído el 17 de septiembre de 2020, de http://repositorio.upch.edu.pe/bitstream/handle/upch/4383/Estrategias_CernaAnaya_Rocio.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  • De Rearte, S., Castaldo, E., & R.I. (2013). Factores causales del estrés en los estudiantes universitarios. V Congreso Internacional de Investigación y Práctica Profesional en Psicología XX Jornadas de Investigación Noveno Encuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR. Facultad de Psicología – Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires. Extraído el 2 de octubre de 2020, de https://www.aacademica.org/000-054/466.pdf
  • Monzón, I. M. (2007). Estrés académico en estudiantes universitarios. Recuperado 17 de septiembre de 2020, de https://idus.us.es/bitstream/handle/11441/12812/file_1.pdf?sequence=1
  • Nathaly, B. G., & Rodrigo, M. Z. (2012). Vista de Estrés Académico. Extraído el 16 de septiembre de 2020, de https://revistas.udea.edu.co/index.php/psicologia/article/view/11369/10646
  • Rearte, S. E. (2013). Acta Académica – Factores causales del estrés en los estudiantes universitarios. Extraído el 18 de septiembre de 2020, de https://www.aacademica.org/000-054/466
  • Reconocer, prevenir y afrontar el estrés académico. (2015, 20 abril). Extraído el 19 de septiembre de 2020, de https://www.uchile.cl/portal/presentacion/centro-de-aprendizaje-campus-sur/114600/reconocer-prevenir-y-afrontar-el-estres-academico
  • Rull, M. A. P. (2011). Estrés académico en estudiantes universitarios | Pulido Rull | Psicología y Salud. Extraído el 18 de septiembre de 2020, de https://psicologiaysalud.uv.mx/index.php/psicysalud/article/view/584/1008
  • Universidad de Barcelona. (s. f.). 8.2.1. El modelo de Selye | Psicología ambiental. Extraído el 22 de septiembre de 2020, de http://www.ub.edu/psicologia_ambiental/unidad-4-tema-8-2-1

Anexos

El estrés en los universitarios

El estrés en los universitarios

El estrés en los universitarios

El estrés en los universitarios

El estrés en los universitarios

El estrés en los universitarios

El estrés en los universitarios

El estrés en los universitarios

El estrés en los universitarios

El estrés en los universitarios

Autores: Esta investigación fue realizada por Josue Huerta Maldonado y Ramos Ruiz Janelly, estudiantes de la licenciatura en Gestión del Capital Humano de la Universidad Tecnología Querétaro.

Artículos Recomendados:

Escrito por

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.