5 Resúmenes de Libros relacionados con Liderazgo y Superación Personal



RESUMEN DEL LIBRO “EL ADMINISTRADOR DE EMPRESAS” – AGUSTÍN REYES PONCE

Resumen del Libro El administrador de empresas de Agustín Reyes Ponce

Este libro en los siete capítulos que lo forman habla en general de la administración (técnicas) y el administrador (quien las aplica) y de sus relaciones con otras áreas del saber y de la organización.

Nos cuenta la historia de ambos, de cuándo y cómo surgen y de la importancia que tienen en nuestra sociedad, así como de las funciones específicas que tienen a su cargo.

Las funciones del administrador son muy variadas y aquí se nos presentan paso a paso y con sus respectivas características, también se nos dan las habilidades básicas que él debe de tener para desempeñar de la mejor manera sus funciones aunque además de ellas debe tener otras específicas que se adaptan dependiendo de la organización en la que se esté laborando.

El administrador para ser conocido como tal debe de poseer ciertos conocimientos y aptitudes que le permitan manejar adecuadamente la organización o departamento que tenga a su cargo. Los campos de trabajo del administrador son inmensos, pues éste puede trabajar en cualquier organización, sin importar la función y el objetivo que tengan. En general el administrador tiene un compromiso con la sociedad y consigo mismo que es el de dar lo mejor de sí para lograr los fines de la empresa en la que labore y así lograr un beneficio universal.

CAPITULO I. ¿QUE ES UN ADMINISTRADOR?

El administrador existe desde el momento en que hay organizaciones, aunque profesionalmente se ha destacado como una figura importante a partir de mediados del siglo XIX. El administrador es toda persona que presta un servicio específico que surge de la mayor complejidad que se ha presentado en las organizaciones y de los problemas que derivan de ella: El servicio de coordinar. Cuando las organizaciones son sencillas, puede decirse que basta con el sentido común para poder coordinarlas, es a partir de la Revolución Industrial que los grupos sociales se van haciendo mayores y complejos y, por lo mismo, van necesitando de una técnica específica para lograr su eficaz coordinación, es entonces cuando van apareciendo las técnicas de la administración; por lo tanto, podemos decir que en la actualidad el administrador es el encargado de coordinar mediante técnicas cada vez más perfectas, la acción de quienes laboran en una organización cualquiera, para el logro de los fines que ella se propone.

FUNCIONES DEL ADMINISTRADOR

Las funciones del administrador son variadas y complejas, y en todas ellas existen técnicas e instrumentos que le permiten lograr, mediante el uso adecuado, la máxima eficacia que es el fin que busca el administrador.  En algunas ocasiones tiene que llevar a cabo todas las funciones y en otras se especializa en una de ellas, pero necesariamente siempre tendrá relación con todas ellas.

Fijación de los objetivos: Serán establecidos de acuerdo con la naturaleza y puntos de vista de la organización. Existen técnicas que los clasifican según su trascendencia y amplitud y el nivel en que se toman, así como reglas sobre cada uno de ellos y la forma de fijarlos, cuya aplicación hace que sean mejor encontrados, mejor fijados y mejor alcanzados.

Fijación de estrategias y políticas: Determinación de los criterios que deben orientar o guiar las acciones desarrolladas para alcanzarlos. Reglas: Suponen el análisis de si se dan o no, los supuestos establecidos para que sean aplicadas.

Planes: Para lograr los objetivos dentro de las estrategias y políticas se necesita realizar la formulación de planes, para lo que se cuenta con una serie de clasificaciones y técnicas a fin de que éstos sean lo más realistas y alcanzables posibles.

Sistemas de información e investigación: Para establecer los planes se necesita el uso de técnicas que proporcionen los datos que se deben de tomar en cuenta para la toma de decisiones, para ello se tiene que recurrir a observaciones e investigaciones (contables, estadísticas, etc.).

Organización: Se tendrán que conocer los diversos sistemas de ésta (organización lineal, lineal y staff, matricial y multidivisional) con el fin de encontrar la que mejor se adapte a sus necesidades. Selección e integración: Es la parte dinámica, tienen que aplicarse las técnicas para seleccionar los elementos materiales más adecuados, el personal que habrá de utilizarlos y los jefes que habrán de llevar a cabo las actividades necesarias para que se realicen los fines y objetivos, así como establecer las normas para integrar todos estos elementos en la forma más adecuada para que funcionen con plena eficacia.

Dirección: Se dirige a lograr los resultados propuestos; para ello necesita conocer el concepto de liderazgo, sus tipos, sus fuentes y sus formas, así como los elementos y las técnicas de comunicación.

Control: Requiere de las normas y técnicas para vigilar que las cosas que ha decidido se lleven a cabo en la forma que señaló, para evaluar los resultados obtenidos y con base a ellos, señalar lo que ha de corregirse o mejorarse para los siguientes periodos.

CAPITULO II. EL ADMINISTRADOR Y LA PLANEACIÓN

La planeación es parte del proceso administrativo y por consiguiente una función tanto de quien administra como de la organización, así mismo es una actitud de las personas hacia la realidad y el futuro. Para su ejercicio se requiere una comprensión de la organización y del medio ambiente. Ésta implica definir un conjunto de acciones alternativas a la luz de un objetivo fijado, trata con el futuro; es un razonamiento en torno a cómo se va a llegar a donde se quiere llegar. Naturaleza: Universalidad, carácter general (tiene los valores de quien la desarrolla) y razón común de ser (su finalidad es optimizar los recursos en relación con las necesidades). Proceso: Consiste en decidir con anterioridad qué se va a hacer, cuándo se va a hacer, cómo se va a hacer, quién lo va a hacer y qué se hará con los resultados.

Las finalidades de la planeación son: Asignar recursos: Decidir dónde van a ser aplicados los recursos, dónde van a ser colocadas las gentes más capaces y que tipo de tecnología se va a utilizar. Adaptar: Tomar decisiones que mantengan en equilibrio la organización con el medio ambiente. Integrar: La complejidad de actividades y funciones en las organizaciones hace necesario buscar la mejor forma de relacionarlas de tal manera que no exista desperdicio de energía. El papel del administrador en la planeación está en coordinar esfuerzos de planeación, así como en participar en éstos. La formación del administrador le permite fijar objetivos, hacer análisis del medio ambiente, entender lo que sucede dentro de la organización y así hacerse una gente idónea para coordinar y participar en los esfuerzos de planeación.

CAPITULO III. EL ADMINISTRADOR Y LA MERCADOTECNIA

El origen del mercado se remonta al del comercio. La evolución en el sistema de libre comercio fue la siguiente: Escasez de bienes, abundancia de consumidores. División del trabajo. Se nivela la relación bienes-consumidores. Adecuación de bienes producido a bienes requeridos con una gran variedad de productos. Exceso de bienes producidos y falta de mercado con poder adquisitivo. Época actual. El administrador dentro de la mercadotecnia debe de integrar las diferentes funciones de la empresa, para proporcionar al consumidor los productos y servicios que desee, al precio y en el lugar deseado. Para ello, debe coordinar el precio, el servicio, la distribución, la promoción y publicidad y el producto, debido que estos elementos son la base de la mercadotecnia.

CAPITULO IV.EL ADMINISTRADOR Y LAS FINANZAS

Las funciones del administrador financiero en una empresa son: La distribución de fondos a activos específicos que determina cuatro aspectos: Tamaño de la empresa (total de activos a emplear), utilidades operativas (lucratividad asociada con la operación de los activos), riesgo comercial (probabilidades de recibir diferentes cantidades de utilidades o pérdidas), liquidez (composición de los activos en relación a la facilidad que tengan de convertirse en dinero). Obtención de fondos mediante la mejor mezcla de fuentes de financiamiento que determina cuatro aspectos: Carga financiera de la empresa (monto de los compromisos financieros adquiridos por utilizar capital ajeno como fuente de financiamiento), riesgo financiero (posibilidad de insolvencia), estructura financiera (composición de los financiamientos en relación a su vencimiento), política de dividendos (cantidad y estabilidad a través del tiempo de los pagos).

El administrador financiero coordina recursos distribuyendo y obteniendo fondos, a través de seleccionar aquella combinación de decisiones de inversión, financiamiento y dividendos, manteniendo el equilibrio particular entre lucrativita y riesgo que maximice el valor de la empresa, dentro de un marco social y ético. Este tipo de administrador debe tener conocimientos de tres áreas: Decisiones financieras (funciones de distribución y obtención de fondos), sistema de información financiera (contabilidad y estados financieros) y sector financiero de la economía (instrumentos, instituciones y mercados financieros).

CAPÍTULO V. EL ADMINISTRADOR Y LAS RELACIONES HUMANAS

Las relaciones humanas en la organización son muy complejas, por lo que deberá de tener un concepto humano del hombre, ya que éste no es una máquina ya demás deberá tener una profunda sensibilidad para entender las necesidades de los miembros de su grupo.

Lo más importante es que el administrador comprenda las variables que entran en el conflicto y las tácticas posibles para su solución y diseñe estrategias de cambios que comprendan la expresión de sentimientos causantes de conflicto (ira, perjuicio, rechazo, ataque) y estrategias competitivas que tienen como finalidad ganar el conflicto, paralizar, interrumpir o desaprobar a otros, formar alianzas, superar al adversario en las maniobras o sacarle ventajas; y el establecimiento de estrategias cooperativas a través de las cuales el administrador logre poner fin al conflicto, como concesiones unilaterales o recíprocas y busque soluciones por eliminación de las diferencias.

CAPITULO VI. EL ADMINISTRADOR Y LA INVESTIGACIÓN

El acelerado desarrollo de las ciencias de apoyo a la administración (economía, de la conducta, etc.) demanda que el administrador actual y futuro posea una sólida base en la disciplina de su adiestramiento científico. El método científico, como recurso general del conocimiento, será el camino que le permita, a través de la investigación, el planteamiento, análisis y resolución de la amplia variedad de problemas que se presentan en los sistemas sociotécnicos en que opera profesionalmente el administrador.

CAPITULO VII. EL ADMINISTRADOR Y LA EDUCACIÓN

Las instituciones educativas representan un lugar de trabajo y de desarrollo para el administrador, en las cuales puede desempeñar el puesto de director o rector, puede planificar el crecimiento y los cambios organizacionales, así como sistemas educativos y administrativos que apoyen el cumplimiento de los objetivos de las instituciones, también puede dirigir un área o departamento, o bien, puede ser profesor de administración. Director: Su función y objetivo es solucionar problemas a través de la toma de decisiones y vigilar el cumplimiento de políticas, procedimientos y funciones para que se logren los objetivos individuales y organizacionales.

RESUMEN DEL LIBRO “FUNDAMENTOS ADMINISTRACIÓN” – LOURDES MÜNCH Y JOSÉ GARCÍA

Resumen del libro Fundamentos de Administración de Lourdes Münch y José García

El presente resumen del libro Fundamentos de Administración de Lourdes Münch Galindo y José García  Martínez, es hecho para ser brindado como una herramienta de orientación y apoyo a los futuros licenciados en administración, así como a otras carreras que se vean en la necesidad de realizar trabajos, proyectos o actividades administrativas, ya que abarca desde el concepto de administración, sus fases y etapas así como el ámbito de la administración a nivel internacional y su estrecha relación con las empresas ayudando a comprender de una manera clara y sencilla a los lectores de este documento.

La plantación es el proceso de definir metas y objetivos con sus respectivas estrategias de acción para desarrollar las actividades que permitan alcanzarlos. Si no se planea no hay un rumbo fijo para la organización. De hecho algunos autores dicen que si no existe la plantación, no existe la administración. Simplemente, si no hay objetivos claramente definidos todo el trabajo administrativo carece de sentido, ya que las personas difícilmente se esforzarían si no existiera una meta por alcanzar. La organización implica el diseño de la estructura más adecuada para llevar a cabo los planes.

Los administradores tienen que dirigir y coordinar eficazmente a los colaboradores de la empresa, de otra manera cada quien trabajaría por su lado, perdería el entusiasmo y los conflictos llevarían a la empresa al fracaso. El control es el seguimiento de las actividades para asegurarse de que se están realizando de acuerdo con lo planeado y, en su caso, corregir las desviaciones encontradas. Si el control es inadecuado, las fallas no se detectan.

Los puestos que ocupan los administradores en la organización reciben muy diversas denominaciones de acuerdo con las actividades que desarrollan y al nivel que ocupan en la jerarquía. Tres de los niveles organizacionales corresponden a los administradores y uno a los trabajadores operativos. Según la pirámide, la mayoría de los colaboradores de una organización no son administradores, por lo que la eficiencia y eficacia de su trabajo debe ser mayor por la responsabilidad que tienen a su cargo. Los niveles y puestos administrativos se ubican dentro de la alta gerencia (estratégico), la gerencia intermedia (táctica o funcional) y la supervisión (operativo). Los administradores de nivel superior o alta gerencia dirigen la organización tomando decisiones estratégicas.

Los administradores de mandos medios o gerencia intermedia. Su labor consiste en coordinar el trabajo de otros administradores y son los encargados de traducir las metas estratégicas, establecidas por la dirección de la empresa, en actividades concretas que deben realizar los supervisores con sus grupos de trabajo y que aquellos coordinan. Los administradores de primera línea vigilan y coordinan las actividades de los empleados operativos. Habilidades para el desempeño de la administración. Robert L. Katz identifico tres tipos de habilidades para los administradores. A ellos se les puede agregar un cuarto: La capacidad para diseñar soluciones.

La administración internacional no es fundamentalmente diferente, en naturaleza, de cualquier otra organización. Siempre es necesario, desde luego, cuando se transfiere la experiencia administrativa de una organización pequeña a una grande, o de un medio a otro, interpretar tal experiencia a la luz de las nuevas condiciones. Los administradores internacionales necesitan más flexibilidad y más habilidad para ajustarse, que otros tipos de administradores. La empresa de comercio internacional de hoy se espera que contribuya al crecimiento económico de las naciones y produzca una utilidad para el propietario del negocio.

A través del proceso administrativo adaptado y bien aplicado se puede beneficiar al país, proporcionándole las herramientas necesarias para una mejor competitividad internacional. La empresa como ente social. Con el paso del tiempo el hombre comenzó a darse cuenta de que la división del trabajo multiplica el resultado de su esfuerzo, es decir, se producía más con el mismo esfuerzo, es por eso que el hombre creo organizaciones con la finalidad de tener los alcances que como individuo aislado no podía lograr. La empresa nació para atender las necesidades de la sociedad creando satisfactores a cambio de una retribución que compensará el riesgo, los esfuerzos y las inversiones de los empresarios.

Empresa es un término nada fácil de definir, ya que a este concepto se le dan diferentes enfoques (económico, jurídico, filosófico, social, etc.) en su más simple acepción significa la acción de emprender una cosa con un riesgo implícito.  Empresa se deriva de “emprender”, que significa iniciar cosas grandes y difíciles. Un empresario es un emprendedor continuo con una actitud de reto frente a la vida. El serlo es una virtud y una actitud frente a la existencia, todos emprenden acciones y siguen metas. La vida es una empresa. Son sinónimos de empresa los conceptos de negocio, firma, compañía, organización, institución, corporación, sociedad y entidad moral. La administración se encarga de organizar y coordinar todos los recursos con los que cuenta la empresa para alcanzar las metas y objetivos establecidos por la organización.

El administrador de un negocio debe saber que sus responsabilidades administrativas incluyen la realización de cuatro funciones primarias planeación, organización, dirección y control; y de una función integrativa, la coordinación. Como estudiante de la carrera de licenciatura en administración en esta institución educativa y durante mis 3 año de trayectoria en la misma, creo que es necesario e indispensable brindar una herramienta de información a los futuros licenciados en administración y alumnos de nuevo ingreso, donde se abarque un contexto general de la administración, incluyendo un concepto, sus fases, habilidades y los ámbitos en que esta ciencia socio-económica se encuentra involucrada, para que de esta manera los alumnos tomen conciencia de la magnitud de los conocimientos que deben adquirir y aplicar en el mundo laboral al ejecutar su profesión.

RESUMEN DEL LIBRO “FUNDAMENTOS DE MERCADOTECNIA” – LIPSON Y DARLING

Resumen del libro Fundamentos de Mercadotecnia de Lipson y Darling

Este libro está relacionado con las bases del marketing (mercadotecnia) se da en los Estados Unidos de américa en la que se estableció en la época colonial, cuando los primeros colonos europeos comerciaban entre sí con los americanos nativos. Algunos colonos se convirtieron en minoristas, mayoristas y comerciantes ambulantes. Sin embargo, el marketing en gran escala no empezó a tomar forma en ese país hasta el inicio de la Revolución Industrial, en la segunda mitad del siglo XIX.

A partir de entonces, el marketing ha evolucionado en tres etapas sucesivas de desarrollo: Orientación al producto, orientación a las ventas y orientación al mercado. Aún hay muchas empresas que han progresado a la etapa de orientación al mercado, y otras algunas están todavía con una orientación al producto o a las ventas. Etapa de orientación al producto. Las empresas que tienen una orientación al producto se concentran por lo común en la calidad y cantidad de las ofertas, suponiendo a la vez que los clientes buscan y compran productos bien hechos y a precio razonable.

Concepto de la mercadotecnia. La mercadotecnia es una forma de poder implementar la creación de una campaña publicitaria también y poder realizar un producto de manera que le parezca atractivo al cliente y se convenza que es un buen producto. Las grandes empresas utilizan la mercadotecnia no solo para promocionar su producto también para empezar a obtener clientes de la competencia. Esta pueden lograr obedecer a las exigencias de los consumidores no solo se requiere de una buena calidad o diseño de un producto si no de una buena forma de trasmitirlo hacia la sociedad en general. Un claro ejemplo es el de Thomas Edison que se dice que no fue el primero en inventar la bombilla pero él pudo utilizar a la mercadotecnia para que llegará a cualquier lugar que necesitara luz eléctrica, y así a ver logrado ganarse el crédito del inventor de la bombilla.

Las funciones básicas de la mercadotecnia es planear, fijar el precio, de promover y distribuir los productos, estas son algunas de las funciones del marketing más importantes pero la mercadotecnia su función más importante es la de poder satisfacer las necesidades de los seres humanos y de esa manera vender y promover el producto.

Las 4 P’S de la mercadotecnia. La Mezcla de la Mercadotecnia es un conjunto de variables de Mercadotecnia a través de los cuales se realiza una estrategia para producir una respuesta positiva por parte de los consumidores. La Mezcla de la Mercadotecnia consiste de cuatro elementos que son las 4P’s: Producto, Plaza, Precio y Promoción. Producto. Es todo aquello que debe ser comprado, cambiado, vendido, etc. Incluye la forma en que se diseña, se clasifica, se posiciona, se empaca y se reconoce a través de una marca. Precio es lo que pagas para cualquier producto o servicio que consumes. Éste influye profundamente en las percepciones de la marca por parte del consumidor. Indica qué y cuánto el cliente paga por un producto. Las compañías aplican varias estrategias al fijarlo.

Mercado Meta y Segmentación de Mercados. El último punto a desarrollar, y no por eso es el menos importante, está relacionado con el mercado meta, en el cual como vendedores, productores o prestadores de un servicio nos queremos dirigir y permanecer en el mercado es necesario implementar su segmentación y su posicionamiento de los productos en la mente del consumidor.

La segmentación es también un esfuerzo por mejorar la precisión del marketing de una empresa. Es un proceso en el cual: Agrupan un segmento de mercado a personas con necesidades semejantes. Una buena segmentación debe tener como resultado segmentos de mercado con las siguientes características: Ser homogéneos o similares entre sí: Los consumidores del segmento deben de ser lo más parecidos posible respecto de sus probables respuestas ante las variables de la mezcla de mercadotecnia y sus dimensiones de segmentación. Heterogéneos entre sí. Los consumidores de varios segmentos deben ser lo más distintos posible respecto a su respuesta probable ante las variables de la mezcla de mercadotecnia. Operacionales. Para identificar a los clientes y escoger las variables de la mezcla de mercadotecnia.

La empresa enfrenta menos competidores en un segmento específico. Se generan nuevas oportunidades de crecimiento y la empresa obtiene una ventaja competitiva considerable. Ahora, se explica de manera muy breve como es que se realiza una segmentación de mercado, es decir, los pasos que deben seguirse en su determinación: Lo primero es el estudio, donde se examina el mercado para determinar las necesidades específicas en lo que se llevan a cabo entrevistas y organiza sesiones de grupos para entender mejor las motivaciones, actitudes y conductas de los consumidores. Recaba datos sobre los datos y la importancia que se les da, conciencia de marca y calificaciones de marcas, patrones de uso y actitudes hacia la categoría de los productos; así como, datos demográficos, psicológicos.

El posicionamiento se utiliza para diferenciar el producto y asociarlo con los atributos deseados por el consumidor. Para ello se requiere tener una idea realista sobre lo que opinan los clientes de lo que ofrece la compañía y también saber lo que se quiere que los clientes meta piensen de la mezcla de marketing. La metodología del posicionamiento se resume en 4 puntos: Identificar el mejor atributo del producto conocer la posición de los competidores en función a ese atributo Decidir la estrategia en función de las ventajas competitivas Comunicar el posicionamiento al mercado a través de la publicidad. Hay que tomar en cuenta que el posicionamiento exige que todos los aspectos perceptibles de producto, plaza, precio y promoción apoyen la estrategia de posicionamiento que se escoja.

Con el tiempo surgió el concepto de mercadotecnia, el cual es una actividad humana encaminada a la satisfacción de ciertas necesidades y deseos. A partir del nacimiento del concepto de mercadotecnia, la evolución del mismo no ha parado, pues siempre se está adaptando a las necesidades humanas y empresariales. La mercadotecnia, como materia dentro de un plan de estudios universitarios, es de mucha importancia para futuros profesionista, para así poder crear una propia empresa o simplemente poder tener un empleo donde se requiera de conocimientos básicos de mercadotecnia, pues brindar las herramientas teóricas y prácticas para desenvolvernos como verdaderos profesionales dentro y fuera de área de trabajo.

RESUMEN DE “LOS 7 HÁBITOS DE LA GENTE ALTAMENTE EFECTIVA” – STEPHEN R. COVEY

Resumen del libro Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva de Stephen Covey

El hábito de la proactividad nos da la libertad para poder escoger nuestra respuesta a los estímulos del medioambiente. Nos faculta para responder de acuerdo con nuestros principios y valores. En esencia, es lo que nos hace humanos y nos permite afirmar que somos los arquitectos de nuestro propio destino.

Comenzar con un fin en mente hace posible que nuestra vida tenga razón de ser, pues la creación de una visión de lo que queremos lograr permite que nuestras acciones estén dirigidas a lo que verdaderamente es significativo en nuestras vidas.

Poner primero lo primero nos permite liberarnos de la tiranía de lo urgente para dedicar tiempo a las actividades que en verdad dan sentido a nuestras vidas. Es la disciplina de llevar a cabo lo importante, lo cual nos permite convertir en realidad la visión que forjamos en el hábito 2.

Pensar en Ganar-Ganar nos permite desarrollar una mentalidad de abundancia material y espiritual, pues nos cuestiona la premisa de que la vida es un “juego de suma cero” donde para que yo gane alguien tiene que perder.

Buscar entender primero y ser entendido después es la esencia del respeto a los demás. La necesidad que tenemos de ser entendidos es uno de los sentimientos más intensos de todos los seres humanos. Este hábito es la clave de las relaciones humanas efectivas y posibilita llegar a acuerdos de tipo Ganar-Ganar.

Sinergizar es el resultado de cultivar la habilidad y la actitud de valorar la diversidad. La síntesis de ideas divergentes produce ideas mejores y superiores a las ideas individuales. El logro del trabajo en equipo y la innovación son el resultado de este hábito. Afilar la sierra es usar la capacidad que tenemos para renovarnos física, mental y espiritualmente. Es lo que nos permite establecer un equilibrio entre todas las dimensiones de nuestro ser, a fin de ser efectivos en los diferentes papeles (roles) que desempeñamos en nuestras vidas.Los 7 hábitos no son un conjunto de partes independientes o fórmulas fragmentadas. En armonía con las leyes naturales del crecimiento, proporcionan un enfoque gradual, secuencial y altamente integrado del desarrollo de la efectividad personal e interpersonal. Nos mueven paulatinamente sobre un continuo de madurez, desde la dependencia hacia la independencia y hasta la interdependencia.

Todos empezamos la vida como seres totalmente dependientes de otros. Sin sus cuidados solo viviríamos unas horas, o a lo sumo unos pocos días.

Después, gradualmente, nos volvemos cada vez más independientes —física, mental, emocional y económicamente— hasta que por fin podemos hacernos cargo de nuestra persona.

Cuando seguimos creciendo y madurando, tomamos cada vez más conciencia de que toda la naturaleza es interdependiente, de que existe un sistema ecológico que la gobierna a ella y también a la sociedad. Además, descubrimos que los más altos logros de nuestra naturaleza tienen que ver con las relaciones con los otros, que la vida humana también es interdependiente.

Las personas dependientes necesitan de los otros para conseguir lo que quieren. Las personas independientes consiguen lo que quieren gracias a su propio esfuerzo. Las personas interdependientes combinan sus esfuerzos con los esfuerzos de otros para lograr un éxito mayor.

Los hábitos 1, 2 y 3 tienen que ver con el autodominio. Llevan a una persona de la dependencia a la independencia. Son las “victorias privadas”, la esencia del desarrollo del carácter. Las “victorias privadas” preceden a las “victorias públicas”. No se puede invertir ese proceso, así como no se puede recoger una cosecha antes de la siembra. Es de dentro hacia fuera.

Cuando uno se vuelve verdaderamente independiente, posee ya una base para la interdependencia efectiva. Posee un carácter de base a partir del cual se puede obrar con más efectividad sobre las “victorias públicas”, más orientadas hacia la personalidad, el trabajo de equipo, la cooperación y la comunicación, de los hábitos 4, 5 y 6.

El hábito 7 es el hábito de la renovación: Una renovación regular y equilibrada de las cuatro dimensiones básicas de la vida. Abarca y encarna todos los otros hábitos. El hábito 7 es el que crea la espiral de desarrollo ascendente que nos conduce a nuevos niveles de comprensión y a vivir cada uno de los hábitos en un plano cada vez más elevado. El diagrama que aparece a continuación es una representación visual de la secuencia e interdependencia de los 7 hábitos:

Hábito 1: Ser proactivo

Hábito 2: Comenzar con un fin en mente

Hábito 3: Poner primero lo primero

Hábito 4: Pensar en Ganar-Ganar

Hábito 5: Buscar primero entender, luego ser entendido

Hábito 6: La sinergia

Hábito 7: Afilar la sierra

RESUMEN DEL LIBRO “LOS CUATRO ACUERDOS” – MIGUEL RUIZ

Resumen del libro Los cuatro acuerdos de Miguel Ruíz

El libro trata sobre el conocimiento esotérico tolteca conservado y transmitido de una generación a otra por distintos linajes de naguales (maestros).

“No hay razón para sufrir. La única razón por la que sufres es porque así tú lo exiges. Si observas tu vida encontrarás muchas excusas para sufrir, pero ninguna razón válida. Lo mismo es aplicable a la felicidad. La única razón por la que eres feliz es porque tú decides ser feliz. La felicidad es una elección, como también lo es el sufrimiento”.

PRIMER ACUERDO: “SE IMPECABLE CON TUS PALABRAS”

“Si eres impecable con tus palabras solo podrás engendrar belleza, amor y el Cielo en la Tierra”. Las palabras nos dan poder para crear.  Evangelio según San Juan: “En el principio existía el Verbo y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios”. Las palabras son Intención en acción y pueden crear o destruir todo lo que te rodea.

La mente humana es un campo fértil en el que constantemente se están sembrando palabras, ideas, creencias, conceptos, opiniones. En ese terreno esas semillas crecen y producen consecuencias propias a su naturaleza. El miedo es también una semilla que abunda en ese terreno. Prepara el terreno de tu mente para que solo puedan crecer aquellas semillas que te hagan bien. Con las palabras podemos hechizarnos a nosotros mismos y a otros y producir con ello consecuencias muy graves.

Impecabilidad significa sin pecado y pecado es hacer algo en contra de uno mismo. Al ser impecables asumimos la responsabilidad de nuestros actos sin culparnos ni juzgarnos.

Ser impecable con las palabras implica no utilizarlas en contra de uno mismo, es utilizar nuestra energía en la dirección de la verdad y del amor por uno mismo, sabiendo que el otro también soy yo.

Al ser impecables con nuestras palabras podremos ser libres, felices y trascender el nivel de existencia del Infierno. Podremos vivir en el Cielo en medio de miles de personas que viven en el Infierno porque seremos inmunes a ese Infierno.

SEGUNDO ACUERDO: “NO TE TOMES NADA PERSONALMENTE”

La importancia personal, esto es, tomarse todo personalmente, es la expresión máxima del egoísmo pues implica la creencia de que todo gira a nuestro alrededor.

Todos vivimos en nuestro propio sueño, en nuestra propia mente. Lo que cada persona hace y dice responde a los acuerdos que ha establecido en su propia mente, los que ha establecido conforme a su domesticación. Si le decimos a otro: Eres un tonto, nos estamos refiriendo a nosotros mismos, pues lo estamos diciendo basándonos en nuestras creencias, conceptos y opiniones.

Tomarnos personalmente algo que otros dicen implica tomarnos su veneno, su magia negra y de esa manera nos convertimos en presa de esa opinión. Si evitamos tomarnos personalmente las opiniones ajenas nos hacemos inmunes a ese veneno.

Al tomarnos personalmente las cosas, sentimos que nos agreden y reaccionamos para defendernos generando conflictos. Sentimos la necesidad de tener razón. Digámonos: “Lo que pienses de mí no es importante para mí y no me lo tomo personalmente”. Si nos enfadamos con otros en realidad nos estamos enfadando con nosotros mismos ya que el enojo obedece a una reacción que proviene de nuestro propio sistema de creencias. Nos enfadamos porque tenemos miedo, porque nos enfrentamos a nuestro miedo.

Si no tenemos miedo, si amamos, no hay lugar para el enfado. Amamos todo lo que nos rodea cuando nos amamos a nosotros mismos, cuando logramos superar el miedo y en consecuencia el enfado. Para elegir correctamente, más que confiar en los demás, es necesario confiar en uno mismo. Al no tomar nada personalmente podemos empezar a romper muchos pequeños acuerdos internos que nos hacen sufrir. Si elegimos seguir nuestro corazón sin tomarnos nada personalmente, aunque estemos en medio del Infierno, experimentaremos felicidad y paz interior, permaneceremos en un estado de dicha.

TERCER ACUERDO: “NO HAGAS SUPOSICIONES”

Tendemos a hacer suposiciones sobre todo, nos lo tomamos personalmente y creemos que esas suposiciones son ciertas. Todo nuestro sueño del Infierno se basa en suposiciones. A partir de suposiciones se empieza hacer comentarios a otros, a chismorrear. De esa manera nos mandamos veneno de unos a otros. Hacemos suposiciones que no son ciertas y luego las defendemos y queremos tener razón.

Vemos y oímos lo que queremos y no percibimos las cosas tal como son. Si no entendemos algo hacemos suposiciones sobre suposiciones. Si alguien nos sonríe suponemos: “Realmente le gusto”, sin clarificar lo que la otra persona siente. Suponemos que los demás saben lo que pensamos y por lo cual no es necesario que expresemos lo que queremos. Necesitamos justificarlo todo para sentirnos seguro y al no saber algo lo suponemos porque no tenemos el valor de preguntar. Hacemos esto porque realizamos acuerdos internos para actuar de esa manera. Acordamos que hacer preguntas es peligroso y que aquellos que queremos tienen que saber lo que queremos y como nos sentimos. Creemos que al amar a alguien lo vamos a poder cambiar a nuestro gusto y nos mentimos a nosotros mismos.

Para evitar las suposiciones debemos preguntar, estar seguros de que las cosas nos quedan claras. Con una comunicación clara las relaciones mejoran. Si somos claros, nuestras palabras se tornan impecables. Es necesario actuar para que las cosas cambien, la acción fortalece la voluntad, nutre la nueva semilla y establece una base sólida para que el nuevo hábito se desarrolle. Cuando transformamos nuestro sueño, la magia aparece en la vida, lo que se necesita llega con facilidad porque sabemos lo que queremos y somos.

CUARTO ACUERDO: “HAZ SIEMPRE TU MÁXIMO ESFUERZO”

Este acuerdo permite que los otros tres se conviertan en hábito.  Lo máximo que podamos hacer cambia de un momento a otro según nuestro estado. Independientemente de ello se trata de hacer siempre el máximo esfuerzo. Si nos sobreexigimos, nos agotaremos y si hacemos menos de lo que podemos nos sometemos a nuestros juicios, culpas y reproches por no haber hecho más.  Al hacer siempre el máximo esfuerzo desaparecerán los reproches que nos hacemos a nosotros mismos, romperemos ese hechizo. Es la acción lo que nos hará sentir felices. Hacer el máximo esfuerzo implica actuar por amor, no por recompensa.

La mayoría de la gente actúa por la recompensa que espera recibir, por eso no hacen el máximo esfuerzo. Si nos gusta lo que hacemos, si siempre hacemos el máximo esfuerzo, disfrutamos de lo que hacemos y nos sentimos felices por ello. Al hacer el máximo esfuerzo disfrutamos lo que hacemos. Hacemos el máximo esfuerzo porque nos gusta hacerlo, no lo hacemos por complacer a nuestro Juez interno ni a los demás. Si emprendemos una acción por obligación, no haremos el máximo esfuerzo.

La acción es vivir con plenitud, la inacción es una forma de negar la vida. Expresar lo que somos es emprender la acción. Una idea si no se lleva a cabo no producirá ninguna manifestación, ni resultados, ni recompensas. Emprender la acción es estar vivo, es arriesgarse a salir y expresar nuestro Sueño. Sea lo que sea lo que la vida te arrebate, deja que se vaya, cuanto te entregas y dejas ir el pasado te permites estar vivo en el presente, podrás disfrutar del sueño que sucede ahora mismo.

Si vives en un sueño del pasado, jamás podrás disfrutar el sueño del presente y vivirás a medias con autocompasión, sufrimiento y lágrimas. Tienes derecho a ser tú mismo y solo puedes serlo cuando haces tú máximo esfuerzo, cuando no lo haces te niegas ese derecho. Los tres primeros acuerdos funcionan si hacemos el máximo esfuerzo. No esperes ser siempre impecable con tus palabras, solo haz tu máximo esfuerzo por cumplirlo, No esperes no volver nunca más a tomarte las cosas personalmente, solo haz tu máximo esfuerzo. No esperes no hacer nunca más ninguna suposición, solo haz tu máximo esfuerzo. Si haces el máximo esfuerzo siempre, serán menos frecuentes los desaciertos.

BIBLIOGRAFÍA

  1. REYES PONCE, AGUSTIN (1978). ADMINISTRADOR DE EMPRESAS, ALHAMBRA MEXICANA, MEXICO, 200 PP.
  2. MÜNCH, LOURDES  Y GARCÍA, JOSÉ (2012). FUNDAMENTOS ADMINISTRACIÓN, CUARTA EDICIÓN, MEXICO.
  3. LIPSON Y DARLING (1974). FUNDAMENTOS DE MERCADOTECNIA, PRIMERA EDICIÓN, MEXICO. 543 PP
  4. COVEY, STEPHEN R. (1989). LOS 7 HÁBITOS DE LA GENTE ALTAMENTE EFECTIVA, PRIMERA EDICIÓN, PAIDOS, 315 PP
  5. RUIZ, MIGUEL (1997). LOS CUATRO ACUERDOS, EDICIONES URBANO, MEXICO, 58 PP

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.